Condiciona Washington «cooperación» con la RPDC

Defiende Pyongyang su derecho a lanzar satélites para el desarrollo económico y la protección de la soberanía

 

 

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING, mayo 4.— Estados Unidos está dispuesto a «cooperar» con la República Popular Democrática de Corea (RPDC) si la nación asiática cambia su curso político, declaró en esta capital la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en la cuarta ronda del Diálogo Estratégico y Económico de EE.UU. y la República Popular China, que finalizó este viernes aquí.

Clinton reiteró que el reciente disparo de un cohete por parte de Pyongyang significaba que el Gobierno del joven dirigente Kim Jong-Un no consideraba «una mejora» de las relaciones con el mundo «como un objetivo, sino como una amenaza», citó AFP.

En un claro e injerencista condicionamiento, la jefa de la diplomacia estadounidense dijo que la RPDC todavía «tiene posibilidad» de cambiar su curso político. Si la RPDC va a cumplir sus obligaciones y mantener «la cooperación» con la comunidad internacional, los Estados Unidos de América aplaudirán estas acciones y van a colaborar con Pyongyang. señaló.

Sin embargo, la RPDC ratificó que nadie podrá privarle del derecho a investigar el espacio circunsterrestre y lanzar satélites en interés del desarrollo económico y la protección de la soberanía del país, según un comunicado difundido por la agencia informativa norcoreana KCNA.

El texto, citado por ITAR-TASS, subraya que EE.UU. utiliza la política de dobles estándares, contribuyendo a los lanzamientos de los satélites con fines bélicos y los mísiles balísticos por los países aliados, y obstaculizando el desarrollo de las tecnologías espaciales en los Estados independientes antiimperialistas.

Las declaraciones de la Clinton luego del lanzamiento por Pyongyang del cohete portador Unha-3 con el satélite Kwangmyongsong-3 a bordo, realizado el 13 de abril, fueron la evidencia de esa política, consideró KCNA.

Con la ayuda de tal campaña propagandística calumniosa, EE.UU. y sus aliados tratan de no admitir, a cualquier precio, el fortalecimiento de la soberanía nacional y la conversión de la república en una potencia fuerte, añadió la agencia.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.