A las puertas de la gran cosecha - Internacionales

A las puertas de la gran cosecha

Llama Chávez a no subestimar las maniobras de la ultraderecha con vista a las presidenciales. Insiste en el propósito de que el país debe ser una potencia agrícola

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.—«¡Cuidado con eso de decir: “Ya ganamos”! Nos estamos enfrentando al imperio, a la burguesía y a sus aliados internacionales. Tienen mucho poder. No debemos subestimar al adversario», advirtió el líder bolivariano, Hugo Chávez, durante una conversación con agricultores del estado Anzoátegui, y al referirse a los comicios presidenciales del 7 de octubre.

En diálogo con el vicepresidente ejecutivo, Elías Jaua, transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), el estadista aseguró que las fuerzas ultraderechistas y su candidato serán vencidos por «nocaut», pero hay que «trabajar mucho, como lo estamos haciendo y cada día más», alertó.

«Nos estamos jugando el futuro de la patria», agregó en un claro mensaje a las mayoritarias fuerzas populares —que lo apoyan— para no dejar nada a la improvisación y mantenerse activas y alertas durante la campaña electoral, que oficialmente despunta en la decena 1/11 de junio, cuando los candidatos deben inscribirse en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Tiempo de siembra

Chávez contactó la víspera con su vicepresidente ejecutivo y también ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, durante el otorgamiento de financiamiento para el cultivo de soya y otros sembradíos a agricultores de Anzoátegui.

«Una de las metas de la Revolución y una de las líneas estratégicas del Gobierno es convertir a Venezuela en una potencia agrícola en este continente», señaló el líder socialista a los productores del complejo Abreu de Lima, de la región.

Anunció que fortalecer el sector agrícola es uno de los ejes de su Plan de Gobierno para el período 2013-2019. Venezuela —significó— dispone de 30 millones de hectáreas cultivables.

Mas no se trata —agrega este redactor— de cualquier tierra. Buena parte de esa superficie apta para la agricultura posee suelos en las categorías técnicas I y II; es decir, de las mejores que puede disponer cualquier país de este mundo.

También le sobra agua —es uno de los territorios con mayores reservas acuíferas del planeta. Y, más aún, vastos ingresos—provenientes del negocio de los combustibles— para crear una de las mejores infraestructuras productivas del sector.

El petróleo también puede ser verde

Venezuela posee la mayor reserva de hidrocarburos del mundo. Y la agricultura —además del estratégico tic «seguridad alimentaria» —es sin dudas otro inmenso campo de petróleo.

El agro puede ser clave en la creación de cientos de miles de puestos de trabajo, en la sustitución de miles de millones de dólares en importaciones de alimentos en los que aquí se incurren, y también en la posibilidad de ingresar otros tantos miles de millones por concepto de exportaciones del sector.

Los números son esquivos. Si bien la producción mercantil en el primer trimestre del año mostró la mejor cara de los últimos 15 trimestres, la agricultura bolivariana, al parecer, todavía es asignatura pendiente; sigue en cifras rojas.

Según el más reciente reporte del Banco Central de Venezuela (BCV) sobre la Balanza de Pagos y Otros Indicadores, y la nota de prensa al respecto (disponible en www.bcv.org.ve), en el primer trimestre de 2012 las exportaciones de bienes del país aumentaron en 23,6 por ciento, pero las importaciones crecieron 48,5 por ciento, buena parte de las cuales fueron acosta de la compra en el exterior de mercaderías alimenticias o rubros secundarios para su producción.

Tierra bendecida

En términos exportación/importación —gracias a los actuales precios del petróleo— el acápite fue positivo para el país sudamericano; sin embargo, aunque entró más dinero del que salió, en el incremento del gasto público pesó mucho la importación por los conceptos —explica el BCV— Alimentos y Productos para la actividad agroindustrial.

En estas cifras, por ejemplo, pesó mucho la compra en el mercado internacional de leche en polvo, azúcar, carnes de aves y bovino, arroz, maíz y café sin tostar. También se elevaron las erogaciones por compras de sustancias y productos químicos, particularmente abonos y compuestos de nitrógeno.

Son análisis de los expertos del BCV. Mas la mayoría de los rubros que aquí se mencionan, pudieran generarse en el país.

Porque tiene casi todos los climas del mundo, debido a sus llanos y grandes montañas, Venezuela es capaz de producir la mayor parte de los productos agropecuarios que siembra el hombre en este planeta. Y lo puede hacer. Quizá no entran en la lista el trigo y algunos otros frutos solo dables a las economías más norteñas –de climas templados a fríos.

Creo que por ahí andan las proyecciones del Gobierno bolivariano y los más entrañables anhelos del presidente Chávez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.