Sesiona Cumbre de los Pueblos como alternativa a Río+20

«Ya se constató que la economía verde que propone la ONU es un fracaso e incluso una causa de la crisis alimentaria de estos días», declaró Larissa Packer, una de las coordinadoras de la Cumbre de los Pueblos

Autor:

Juventud Rebelde

RÍO DE JANEIRO, junio 15.— La Cumbre de los Pueblos, que reúne desde este viernes a decenas de movimientos sociales en Río de Janeiro, denunció que la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, pretende «mercantilizar» los recursos naturales del planeta.

«Ya se constató que la economía verde que propone la ONU es un fracaso e incluso una causa de la crisis alimentaria de estos días», declaró a EFE Larissa Packer, una de las coordinadoras de la Cumbre de los Pueblos, el principal evento alternativo a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable Río+20, que reunirá a un centenar de mandatarios del 20 al 22 de junio.

Packer afirmó que la «economía verde», tiene «fuerte influencia» del sector corporativo que «quiere poner precio a los bienes comunes inalienables e inapropiables como el agua y los bosques», reportó EFE.

El carioca parque Flamenco es el centro de la cita, a la cual se espera la asistencia de unas 30 000 personas de todo el mundo.

La Cumbre Río +20 conmemora los 20 años de la primera de estas citas mundiales que en 1992 estableció una agenda global para el «desarrollo sostenible», recuerda PL, y en la que se adoptaron tres acuerdos internacionales: el Convenio sobre la Diversidad Biológica, el Convenio de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Convenio de Lucha contra la Desertificación.

Pero, dos décadas después esos temas siguen pendientes y podrían profundizarse las políticas neoliberales y los procesos de expansión capitalista, concentración y exclusión generadores de la crisis ambiental, económica y social de gravísimas proporciones.

La Cumbre de los Pueblos quiere transformar Río+20 en una  oportunidad para enfrentar los graves problemas que retan a la humanidad y demostrar el poder político del pueblo organizado.

Pero en Río+20, las diferencias de criterios continúan entre los expertos de más de 190 países que trabajan en la Comisión Preparatoria de la Conferencia, que buscan un consenso para el documento final, entre países desarrollados y países en desarrollo lo que hace difíciles las negociaciones.

Este viernes las naciones del G-77 (países en vías desarrollo) anunciaron su decisión de abandonar las discusiones sobre el significado y la representación de la economía verde, con la intención de frenar a los Gobiernos industrializados que pretenden eliminar todos los compromisos asumidos en la financiación de los programas de desarrollo para las naciones más pobres.

Además, falta anuencia sobre las propuestas relativas a la transferencia de tecnologías limpias, la formación profesional para la ejecución de programas del desarrollo sostenible, patrones de producción y los insumos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.