Drones sobre Somalia ponen en peligro tráfico aéreo

Funcionarios de Naciones Unidas hicieron la advertencia en reporte reciente

Autor:

Juana Carrasco Martín

NACIONES UNIDAS, julio 25.— El espacio aéreo de Somalia se ha visto congestionado por los drones y esos aviones no tripulados ponen en peligro el tráfico aéreo y violan potencialmente el embargo de armas a ese país en guerra, dijeron funcionarios de las Naciones Unidas en un reciente reporte.

El informe del Grupo de Monitoreo de Naciones Unidas para Somalia, citado por The Washington Post, describe algunos desastres en donde drones han caído en campamentos de refugiados, cerca de lugares de almacenamiento de combustibles y también han colisionado por un avión de pasajeros sobre Mogadiscio, la capital somalí.

La información de los investigadores de ONU no acusa directamente a Estados Unidos, pero anota que al menos dos de las naves no pilotadas eran de manufactura estadounidense y sugiere las operaciones de drones que Washington realiza en Somalia.

La ONU ha documentado 64 vuelos no autorizados de drones, aviones de combate y helicópteros de ataque sobre Somalia desde junio de 2011.

Según publica el diario washingtoniano, los militares estadounidenses han conducido vuelos clandestinos de drones sobre Somalia durante años, como parte de su campaña contra el terrorismo, y en este caso específicamente contra el grupo de combatientes islámicos al-Shabab, afiliados a al-Qaeda, según el diario, y que controla buena parte del territorio somalí.

Las misiones de drones eran un secreto a voces hasta que la administración de Obama reconoció por primera vez el mes pasado, que «está involucrada en una robusta serie de operaciones que tienen como blanco a al-Qaeda y las fuerzas asociadas, incluidas en Somalia».

Agrega The Washington Post que el número de vuelos de los drones militares se incrementó sustancialmente desde que la Fuerza Aérea abrió una nueva base el pasado año en la vecina Etiopía. Una base similar fue puesta en operación a finales de 2009 en Seychelles, archipiélago en el Océano Índico, en la costa oriental de Somalia, y ambas complementan una base mayor de drones estadounidenses en Djibouti en la frontera noroeste del Cuerno de África.

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso un embargo de armas para Somalia en 1992, y el Grupo de Monitoreo considera que la utilización de los drones en ese país africano «es una violación potencial del embargo de armas» porque esas naves son por naturaleza «exclusivamente militares».

Dice el Washington Post que los voceros del Pentágono y del Departamento de Estado declinaron comentar las operaciones de sus drones en Somalia, a donde piensa enviar más naves no tripuladas de vigilancia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.