Reconocen a misión médica cubana

Los trabajadores de la Salud de la misión cubana en la península de Paraguaná recibieron un reconocimiento por la atención prestada a las víctimas directas e indirectas del desastre tecnológico en la refinería Amuay

Autor:

René Tamayo León

PUNTO FIJO, Falcón, Venezuela.— Los trabajadores de la Salud de la misión cubana en la península de Paraguaná recibieron un reconocimiento por la atención prestada a las víctimas directas e indirectas del desastre tecnológico en la refinería Amuay, que dejó un saldo de más de 40 muertos y casi un centenar de lesionados.

Los integrantes de las cinco áreas de salud integral comunitaria (ASIC), donde laboran más de 250 antillanos, fueron homenajeados por la dirección de las Misiones sociales cubanas en el país sudamericano, la Embajada de la Isla y la coordinación nacional de la Misión médica.

El doctor Gerardo Hernández, jefe de esta Misión en Venezuela, destacó la disciplina y agilidad con que los especialistas isleños activaron el plan de contingencia ante estos fenómenos, para lo cual están entrenados por la experiencia acumulada ante situaciones de desastres, ya sean naturales o tecnológicos.

Destacó las acciones que desarrollan ahora para atender a las víctimas y al resto de la población, clínica y psicológicamente, además de continuar brindando el servicio cotidiano a los residentes de Paraguaná.

El acto de reconocimiento se realizó en el Centro de Diagnóstico Integral  (CDI) Raúl González Castro, del municipio de Carirubana, declarado Colectivo Moral y uno de los cinco de esta península de unos 3 400 km cuadrados, en cuyos tres municipios viven aproximadamente 275 000 personas.

El doctor Gerardo señaló cómo ante esta catástrofe han trabajado de manera mancomunada los especialistas cubanos y venezolanos, como muestra de la hermandad entre ambos países.

Indicó también la integración inmediata a los cubanos de los miembros del Batallón 51 (graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina —ELAM— de La Habana) y de los egresados de la carrera de Medicina Integral Comunitaria (MIC), formados en Venezuela en los centros asistenciales de la Misión médica isleña aquí.

Se conoció que los especialistas cubanos trabajan ahora en el plan casa a casa, para evaluar y atender tanto daños corporales como psicológicos entre la población, con el fin de cubrir la llamada etapa de «liquidación de las consecuencias».

El doctor Gerardo Hernández también informó a los colaboradores cubanos que tras la catástrofe en Amuay se recibieron indicaciones de Cuba de brindar todo el apoyo que hiciera falta y que en la Isla estaban listos para enviar la ayuda que se necesitara, incluidos especialistas quirúrgicos y en traumatología.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.