Revolución Bolivariana profundizará y acelerará rumbo socialista

Presidente Hugo Chávez reafirma irreversibilidad de la tendencia del electorado a su favor. Crece división en las filas de la derecha; varios partidos le retiran apoyo al candidato de la oligarquía

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— La exitosa política económica y social —popular, inclusiva y protagónica— desarrollada por la Revolución Bolivariana ha echado las bases para consolidar la construcción del socialismo en Venezuela en el próximo período presidencial (2013-2019), señaló este martes el mandatario Hugo Chávez.

Durante una rueda de prensa como candidato a los comicios del 7 de octubre, el estadista señaló que en la nueva etapa se profundizará la democracia política y económica en el país.

Y será —apuntó— bajo el signo del socialismo, concepto que es asumido o aceptado por alrededor del 70 por ciento de los venezolanos, según encuestas.

Al seguir desmontando el programa neoliberal de la derecha, señaló que los altos niveles de realización nacional y personal se basan en las políticas de justicia social aplicadas, las cuales tienen en las misiones sociales su máxima expresión.

También se refirió a la política económica de su Gobierno, la que —apuntó— está más allá de los precios del petróleo.

Se basa —explicó— en una acertada estrategia que ha permitido en los últimos años elevar el Producto Interno Bruto (PIB) en casi 400 por ciento: unos 390 000 millones de dólares, el 0,51 por ciento de la economía global, y con apenas el 0,4 por ciento de la población mundial.

Según datos del Word Bank Group (WBG) dados a conocer por Chávez, la política económica de la Revolución Bolivariana ha permitido elevar el PIB-PPP en un 151 por ciento. El PIB-Paridad de Poder Adquisitivo es un concepto más exacto que la tradicional medición, según el WBG, a lo cual se suma que Venezuela es el país más equitativo de la región.

La economía bolivariana se ha convertido en un claro paradigma antineoliberal. Más exactamente: su némesis. De ahí el cerco mediático y la agresión verbal y práctica que están aplicando contra la Revolución Bolivariana los centros hegemónicos del poder mundial.

«El barco» derechista hace aguas

Durante esta rueda de prensa, Chávez comentó el desmoronamiento de la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), conglomerado de partidos y movimientos que le adversan y apoya a uno de sus seis contendientes: el ultraderechista Henrique Capriles.

Chávez comentó así que en la mañana de este martes, los partidos Piedra, Unidad Democrática, Manos por Venezuela y Cambio Pana retiraron ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) su tarjeta de apoyo al aspirante conservador.

«Estamos convocando al país a no votar por Capriles», señaló el vocero del grupo, David de Lima, un político adscrito a la MUD, y que en los últimos días ha denunciado con gran fuerza el paquetazo neoliberal que maneja como programa oculto la oligarquía local y extranjera.

Aunque son grupos minoritarios, este es un nuevo y fuerte golpe a la siempre debilitada MUD. Además de las deserciones individuales dentro del consorcio proselitista, lo ocurrido es un resultado, a todas luces, del «golpe de Estado» a su interior que están ejecutando los grupos de poder más ricos y fascistoides.

Saben que no ganarán las elecciones, pero quieren monopolizar la oposición y sacar del juego político al resto de los partidos y movimientos que giran en esa órbita, tanto los tradicionales como los alternativos minoritarios.

«En la MUD no hay unidad, solo intereses», denunció Chávez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.