Una escuela que llena corazones (+ Fotos)

Regocija a Primer Ministro de Santa Lucía conocer la humanidad y amor a los niños que se profesa en Cuba

Autor:

Jorge L. Rodríguez González

El primer ministro de Santa Lucía, Kenny Davis Anthony, visitó en la tarde de este martes la escuela especial para niños con limitaciones físico-motoras Solidaridad con Panamá, una experiencia que, según afirmó, constituye «un recordatorio de que necesitamos hacer muchas cosas más en nuestro país».

Kenny Davis Anthony fue recibido por la directora de la institución, Esther María La O Ochoa, y algunos estudiantes de la enseñanza Primaria y Secundaria, quienes para el visitante interpretaron canciones y ejecutaron danzas.

La pedagoga en educación especial explicó al Primer Ministro de Santa Lucía la misión humana de la escuela que dirige, inaugurada por el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, el 31 de diciembre de 1989.

También indicó que la escuela cuenta con una matrícula de 152 niños, que reciben la atención que les dispensan 102 trabajadores, muchos de ellos especialistas en este tipo de educación, psicología, rehabilitación, logopedia y estomatología, entre otras áreas.

Esther María aseguró que esta es una escuela «sin barreras psicológicas», al explicar que los profesores y especialistas de la misma no sienten lástima por los niños que se encuentran allí, porque su interés es que no se sientan inferiores por sus limitaciones, sino que sean capaces de desarrollar sus habilidades.

«No verá ningún niño triste. Todos, a pesar de la marca de la naturaleza, están felices por la atención que les damos», aseguró la directora, que acompañó a Kenny Davis Anthony y su delegación a hacer un recorrido por la institución.

El Primer Ministro corroboró la atención integral que reciben los pequeños en su periplo por la escuela, que incluyó aulas, la biblioteca, talleres, gimnasio y laboratorio de computación.

«Esta ha sido una experiencia extraordinaria, ha tocado mi corazón, mi alma y mi espíritu», dijo el jefe de Gobierno de Santa Lucía.

«Me gusta la confianza que tienen los niños en sí mismos, la de los profesores; esto significa que la escuela está haciendo un tremendo trabajo. Siempre voy a acordarme individualmente de cada uno de ellos de manera muy especial», expresó.

El Primer Ministro indicó que la experiencia de esta institución es una muestra de los logros que ha alcanzado Cuba en la educación. «En mi país no estamos para nada cerca de lo que ustedes han hecho», aseguró el visitante, quien se mostró muy sensibilizado en sus diálogos con profesores y estudiantes en cada aula o departamento que visitó.

Kenny Davis Anthony, quien fuera profesor antes de dedicarse a la carrera política, dijo sentir mucha admiración por los profesores de la escuela, por sus habilidades, por su humanidad, compasión y por el amor a los niños.

Sobre su visita oficial a la Isla apuntó que «siempre es una dicha y un placer estar en Cuba» (…). «Es como si viniera a mi propia casa pero en una habitación diferente».

Se refirió a un encuentro que tuvo con dos de las madres de nuestros luchadores antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos, a quienes, dijo, «les demostré que siempre van a tener el apoyo de Santa Lucía para luchar contra la injusticia que se comete contra sus hijos, que la amistad que hay entre Santa Lucía y Cuba no es negociable ni está en venta».

También expresó su agradecimiento a las autoridades cubanas por permitirle la oportunidad «de compartir otros aspectos de la vida cubana», y de «conocer y descubrir la humanidad de este país y esta sociedad».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.