Bolivarianos a la reconquista de Caracas - Internacionales

Bolivarianos a la reconquista de Caracas

De cara a las elecciones municipales, se avizora una tenaz lucha

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS.— La batalla por alcanzar la Alcaldía Mayor de Caracas, uno de los puestos gubernamentales más importantes en Venezuela, tuvo un intenso episodio cuando el ex ministro para el Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas Poljak, presentó, en multitudinario acto, su Plan de Gobierno para el período 2013-2017.

La enorme sala Ríos Reyna del teatro Teresa Carreño no fue suficiente para recibir a los millares de caraqueños que asistieron a apoyar a Villegas, quien, asombrado por la muchedumbre y por las personas que no pudieron entrar a la instalación, dijo que aun con precios justos «aquí hay más personas que en las tiendas de Daka». Su expresión se refería a la ofensiva del Gobierno contra la especulación y los altos costos de los productos, la cual ha provocado la disminución de algunos de estos y consiguientes colas en centros comerciales, especialmente en aquellos que expenden equipos electrodomésticos.

El candidato del Gran Polo Patriótico tendrá como principal escollo para las elecciones municipales del 8 de diciembre (8-D) al actual alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, viejo buitre político adversario de la Revolución Bolivariana, que en los círculos chavistas suelen llamar El Vampiro.

En la presentación de su proyecto, nombrado Mi compromiso con la Gran Caracas, Villegas se refirió a algunos de los problemas de la ciudad, como el agua, el transporte público, la congestión vehicular, la basura, la desatención a barrios periféricos, entre otros.

El reconocido periodista expuso que la nueva urbe que se pretende construir toma en consideración el histórico inconveniente de la exclusión de los más pobres, quienes durante casi 500 años nunca pudieron acceder a los mejores terrenos del valle en el que se asienta Caracas, hasta que en 1999 llegó la Revolución Bolivariana.

En su discurso, no solo habló de la prioridad de atender a los más desposeídos o a los barrios periféricos, sino también a la clase media que vive en el este de la ciudad, una mención que apunta a no cometer errores del pasado, cuando se obvió esa parte importante del electorado.

También se refirió a su posible puesto a partir de diciembre como el de un «coordinador» de los cinco municipios de la Gran Caracas: Baruta, Chacao, El Hatillo, Sucre y Libertador, en manos actualmente de alcaldes opositores excepto el último de la lista, gobernado por Jorge Rodríguez.

No en balde los candidatos chavistas para estos cuatro primeros municipios Titina Azuaje (Chacao), Winston Vallenilla (Baruta), Antonio «El Potro» Álvarez (Sucre) y Miguel Ángel Mariño (El Hatillo) además del propio Rodríguez, estuvieron presentes en el acto para apuntalar a Villegas, que tiene opciones de ganar, según algunas encuestas, aunque no de modo fácil.

Otro que estuvo presente fue el canciller de la República, Elías Jaua, una asistencia que es interpretada como prueba del interés del Gobierno por ganar la Alcaldía Mayor, que en otros tiempos estuvo en poder de alcaldes de izquierda; hasta que en 2008 Ledezma derrotó al candidato chavista Aristóbulo Istúriz. Justamente una de las estrategias cantadas de la derecha para el 8-D es intentar ganar las ciudades más populosas, y aunque triunfe en menos alcaldías, lograr mayor cantidad de votos a nivel nacional.

Villegas tiene claro que el triunfo no será fácil en Caracas; por eso en su presentación, en la que estuvieron personalidades como el arquitecto Fruto Vivas, el periodista Earle Herrera y el actor Daniel Alvarado, insistió en la necesidad de hacer un incansable trabajo de persuasión.

«Todos a la calle a convencer y a vencer, a construir la victoria redondita (…) Nos proponemos construir una Caracas democrática, reconocer y hacer valer los derechos de nuestro pueblo», dijo emocionado. Y este mensaje no fue por gusto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.