Estados Unidos evalúa destruir armas químicas sirias en mar Mediterráneo

La destrucción de las armas químicas, prevista para la primera mitad de 2014, supone grandes desafíos de seguridad y ambientales

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 28.— El gobierno de Estados Unidos explora hoy la posibilidad de destruir el arsenal de armas químicas de Siria en el mar Mediterráneo a bordo de uno de sus buques, si bien no existe aún una decisión definitiva, informa PL.

De concretarse la iniciativa, se emplearía un sistema de hidrólisis de despliegue de campo, usando un reactor de titanio, agua caliente y otros productos químicos que inutilizarían el letal armamento, reportó la cadena televisiva ABC News.

La Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa, entidad adscrita al Pentágono, desarrolló el sistema, pero nunca lo ha empleado en una operación real, indicó.

El proceso pudiera efectuarse a bordo del buque de carga Cape Rey, en el Mediterráneo, con el respaldo de otras naves de guerra estadounidenses, detallaron funcionarios gubernamentales que solicitaron el anonimato.

El Cape Rey, de unos 700 metros de eslora, es propiedad del departamento de Transporte y mantiene su sede en el puerto de Portsmouth, Virginia.

En septiembre, tras mediaciones diplomáticas con Rusia, Damasco accedió a la destrucción de su arsenal químico ante la probabilidad de un casi inminente bombardeo anunciado por el presidente Barack Obama.

Un polémico ataque químico en las afueras de la capital siria el 21 de agosto, cuando un equipo de expertos de la ONU investigaba anteriores hechos de este tipo, hizo que Washington amenazara con destruir cerca de medio centenar de instalaciones militares y gubernamentales de la nación levantina.

Inspectores de la ONU y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) destacan la cooperación constructiva de las autoridades de Damasco en el proceso de verificación y destrucción del referido armamento.

La destrucción de las armas químicas, prevista para la primera mitad de 2014, supone grandes desafíos de seguridad y ambientales en una nación que padece desde hace más de 33 meses un cruento conflicto armado donde grupos mercenarios y radicales islámicos apoyados por gobiernos occidentales y de la región pretenden derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad e imponer un califato.

Bélgica y Albania rechazaron recientemente la posibilidad de destruir el armamento químico en sus territorios, por lo cual la oferta de Estados Unidos es vista como una de las opciones más probables, comentó la fuente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.