Marchan en Washington contra el aumento en espiral de la desigualdad

Unos dos mil manifestantes exigieron un incremento en los salarios mínimos, la creación de nuevos puestos de trabajo y poner fin a la dominación de las corporaciones sobre la economía y la política nacionales

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 28.— Unos dos mil manifestantes marcharon hacia el Capitolio, sede de los cuerpos legislativos de Estados Unidos, para llamar la atención sobre el aumento en espiral de la desigualdad en ese país, solicitar un incremento en los salarios mínimos y la creación de nuevos puestos de trabajo para enfrentar los índices de desempleo.

Con una fuerte actividad en la red social Twitter, muchos más estadounidenses se pronunciaron a favor de quienes demostraron su descontento en la avenida Pennsylvania este lunes, que también exigieron poner fin a la dominación de las corporaciones sobre la economía y la política nacionales.

El portal Common Dreams reportó que bajo la bandera «La batalla por el Capitolio», que también es una de las etiquetas o hashtags en Twitter, los marchistas convocaron a la protesta y la divulgaron.

«Estamos aquí para luchar por una nueva economía que sea justa y sustentable, que nos sirva a todos nosotros, no solo a unos pocos», dijo uno de los participantes sobre la creciente desigualdad  en EE. UU. y la influencia del «big money», el dinero en grande, durante las elecciones y en los pasillos del Congreso.

Los manifestantes han desfilado cantando la consigna «¿De quiénes son las calles? ¡Las calles son nuestras!», y según los twits del grupo National People’s Action (NPA), uno de los organizadores de la protesta junto con Restaraunt Opportunities Center y National Domestic Workers Association, esta demostración muestra cómo luce el Nuevo Movimiento Popular.

Liz Ryan Murray, directora política de NPA, dijo a Common Dreams que en esta semana se espera que el Congreso extienda cortes de impuestos a las corporaciones por decenas de miles de millones de dólares, y son consorcios que  sin embargo no pagan salarios justos. Murray mencionó como ejemplo a la General Electric, y aseguró que legisladores republicanos intentan hacer que esa propuesta de menores impuestos sea permanente.

Al mismo tiempo se conoció el último informe de la central sindical estadounidense AFL-CIO sobre el pago a los ejecutivos de las empresas, donde se afirma que como promedio un director de corporación recibe anualmente 11.7 millones de dólares, lo que es 331 veces más que el salario promedio de los trabajadores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.