Puerto Rico sigue poniendo coto a la norteamericanización

A 146 años del Grito de Lares, se sigue forjando la unidad y la solidaridad con el pueblo de Emeterio Betances y Albizu Campos. Conferencia en la La Habana de Olga Iris Sanabria Dávila, del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano

Autor:

Juana Carrasco Martín

De victorias, reveses y retos actuales del pueblo puertorriqueño, a punto de cumplirse 146 años del Grito de Lares, conversó entre hermanos y hermanas de Cuba, el Caribe y Latinoamérica, Olga Iris Sanabria Dávila, miembro de la dirección nacional del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano en la sede de la OSPAAAL.

Una lucha de casi siglo y medio, forjada en unidad, solidaridad y coordinación con los pueblos antillanos, en especial con Cuba, fue descrita detalladamente en la enjundiosa charla propiciada por la Organización de Solidaridad de Asia, África y América Latina.

La conferencista boricua —que enmarcó el inicio de la causa boricua en la insurrección armada ocurrida el 23 de septiembre de 1868 en Lares que pretendió la independencia de Puerto Rico del gobierno colonial de España, puntualizó en el sentimiento central de su pueblo de mantener la identidad cultural frente a la imposición del idioma inglés y las costumbres que llevó Estados Unidos junto con el estatus colonial.

En el recuento del combate independentista y la resistencia nacionalista destacó a Don Pedro Albizu Campos y otros patriotas que sufrieron largas e injustas condenas en las cárceles de Estados Unidos, como Irving Flores, Andrés Figueroa, Lolita Lebrón y Rafael Cancel Miranda, y quienes ahora son presos políticos por cuya libertad reclama no solo el pueblo de Borinquen, también lo hace el mundo entero, como Oscar López Rivera —quien ya cumplió 33 años tras las rejas, 12 de ellos en solitaria— y Norberto González Claudio.

La persecución de los luchadores independentistas y nacionalistas, las detenciones, masacres como la de Ponce y la de Río Piedras o los alevosos asesinatos de Antonio Mari Pesquera y Filiberto Ojeda son hitos de la represión que tampoco han podido contener una determinación de poner coto al proceso de norteamericanización de la Isla; por el contrario, la lucha ha roto siempre los intentos de suprimir la puertorriqueñidad.

Puerto Rico vive hoy enormes problemas sociales y económicos, una crisis profunda y el colapso económico, cuyo origen está en la entrega de su economía a los intereses estadounidenses desde el pasado siglo, proceso que se ha intensificado con las más recientes medidas de corte neoliberal.

Sin embargo, hoy se reclama una Asamblea Constituyente sobre el Estatus de Puerto Rico, y lo hacen sectores muy diversos de la sociedad, que ya han mostrado el poder de la unidad en causas de interés común como la desmilitarización de Vieques, la libertad de los presos políticos, los atletas puertorriqueños compitiendo a nivel internacional bajo la bandera de la estrella única en el triángulo azul, y en la defensa del idioma y la cultura.

Se trata ahora, dijo Olga Iris Sanabria Dávila de cerrar filas contra el estatus colonial, de seguir educando políticamente contra la anexión, de mantener la resistencia y la lucha, un derrotero que lo asume una emigración dentro de Estados Unidos que resiste la asimilación y una juventud que asume el empeño por la independencia, cuando en el contexto internacional la causa puertorriqueña tiene el apoyo del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, del Movimiento de los No Alineados y se ha sumado la fuerza regional integracionista de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En una audiencia de solidaridad, en la que participaron representantes de misiones diplomáticas antillanas y latinoamericanas y de movimientos sociales e instituciones cubanas, no podía faltar en la intervención de Olga Iris Sanabria, quien participó en La Habana en el X Coloquio por la libertad de los Cinco y contra el terrorismo, la exigencia de que Estados Unidos haga justicia con los tres antiterroristas cubanos que llevan ya 16 años en las cárceles estadounidenses: Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.

Lourdes Cervantes, secretaria general de la OSPAAAL, agradeció la conferencia de la destacada dirigente hostosiana y destacó la permanente unión y solidaridad entre Puerto Rico y Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.