Confusión, violencia y amenaza de guerra civil en Yemen

Se enfrentan fuerzas gubernamentales con los combatientes de Ansarullah, brazo armado de los chiítas Houthi

Autor:

Juventud Rebelde

SANAÁ, septiembre 20.— La confusión y la violencia reinan en esta capital —donde se ha implantado el toque de queda— tras el fracaso del acuerdo de tregua entre el Gobierno del presidente de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, y Ansarullah, el brazo armado del clan chiíta Houthi.

Los de Ansarullah tomaron e incendiaron la casa del general Alí Mohsen y capturaron una colina cercana desde la cual dominaban el Hospital de la Ciencia y la Tecnología, mientras combatían en la entrada oeste de la base de la primera División Blindada, comandada por ese militar, reportó PL.

Los milicianos Houthi concentran el fuego sobre la base de esa fuerza, cuyo mando rehúsa dejar el general Mohsen, quien aduce que los medios y el terreno del campamento son de su propiedad, confirmó a Prensa Latina una fuente diplomática en esta capital.

En ausencia de un entendimiento entre el Gobierno y los Ansarullah, la posibilidad de una guerra civil es cada más tangible, dijo el informante, que demandó el anonimato.

Los Houthi, que exigen presencia en un nuevo gabinete y la reconformación del acuerdo de federación del país en seis regiones, como fue adoptado a principios de año por el Diálogo Nacional, también tomaron la casa del ex ministro de Información Alí Al Amrani y parecen listos a dominar parte de esta capital.

De conseguir ese objetivo Sanaá estará controlada por dos bandos, los Houthi, a los que se han sumado oficiales del Ejército, y por las tropas leales al Gobierno de Mansour Hadi y milicias tribales sunitas rivales de los Houthi.

La crisis se agravó después que portavoces aseguraran que el subsecretario general de la ONU y enviado para Yemen, Jamal Bin Omar, había conseguido una tregua entre los contrincantes y que el jefe de los milicianos, Abdel Malik Houthi, nombró dos delegados para negociar un acuerdo.

En el ínterin, el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi declaró en una reunión con los embajadores de los diez países que patrocinan la transición en Yemen que había conjurado un intento de golpe de Estado planeado por los Houthi.

El anunciado cese de hostilidades siguió a la interrupción de los vuelos comerciales por las aerolíneas árabes e internacionales y de las transmisiones de los tres canales yemenitas, que recesaron sus actividades después que la emisora estatal fue impactada la noche del jueves por fuego de artillería.

Los choques más fieros se registraron en la zona de Jraf, en la periferia norte de esta capital, donde también está la terminal aérea.

Desde hace semanas miembros de Ansarullah, que cuenta con apoyo mayoritario en Sanaa, donde la mayoría de la población es chiíta, tienen montados campamentos de protesta que bloquean las principales arterias, en particular la que conduce al aeropuerto internacional, agregó PL.

Según ANSA, cinco personas murieron y varias resultaron heridas en los enfrentamientos que se registraron este sábado dentro y en los alrededores de Sanaá.

La violencia se produjo en los barrios del noroeste de la capital, en las cercanías del hospital Al Iman, mientras que hubo disparos de armas de fuego en la sede de la televisión estatal.

Por su parte, EFE habla de más de una decena de personas muertas en los bombardeos y combates que libran el ejército yemenita y los rebeldes Houthi en Sanaá. La agencia noticiosa dijo haber constatado siete cuerpos en el hospital y fuentes médicas le informaron de seis fallecidos en el bombardeo a un mercado en el barrio de Al Yaraf, donde se encuentran las oficinas de la televisión nacional, parcialmente incendiada.

Los enfrentamientos se extendieron además a las proximidades del Ministerio del Interior, situado en el distrito de Al Hasaba. Otro punto de combates es el cuartel de la Sexta Región Militar, el más importante de Sanaá.

Mientras, decenas de familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares y han huido a otras zonas más seguras en la capital o a otras poblaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.