Gobierno de Chile propone endurecer ley antiterrorista

Proponen una ley muy dura que sanciona drásticamente a quienes se sientan con la libertad de atentar contra ciudadanos inocentes

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, noviembre  4.— Luego de meses de críticas y cuestionamientos, el gobierno de Chile pudo adelantar un proyecto de ley antiterrorista que presentará hoy ante el Congreso con un consenso amplio.

Según PL, pese a que la oposición trató de sacar réditos de los bombazos que inquietaron a la población en esta capital en los últimos meses, finalmente las fuerzas políticas convinieron en cerrar filas ante las incipientes muestras de violencia.

La administración de Michelle Bachelet, y en particular su brazo derecho, el ministro del Interior y Seguridad, Rodrigo Peñailillo, trabajaron intensamente en el diseño de una legislación que responda a las necesidad de los tiempos.

Proponemos una ley muy dura que sanciona drásticamente a quienes se sientan con la libertad de atentar contra ciudadanos inocentes, remarcó Peñaillo a la prensa, luego de lanzar la iniciativa de conjunto con legisladores de diversas tendencias.

Se trata de un texto que modifica sustancialmente la ley vigente que data de la era del dictador Augusto Pinochet (1973-1990), ineficaz y que al mismo tiempo se ensañaba contra las comunidades mapuches.

Los integrantes de la comisión que trabajó más de seis meses en el diseño se mostraron satisfechos con el proyecto de ley que pretende dejar atrás entre otros aspectos el concepto estrecho de terrorismo por uno mucho más amplio.

Uno de los asuntos más complicados en la actual legislación apunta a probar la intención de causar temor, frente a la colocación de unas 200 bombas caseras en Chile en tiempos recientes.

Fuerzas especiales de carabineros y la inteligencia de Chile capturaron en el pasado 18 de septiembre a Nataly Casanova Muñoz (22 años), Juan Flores Riquelme (22) y Guillermo Durán Méndez (26).

Flores Riquelme es el principal acusado de colocar las bombas que estallaron en un centro de comida rápida cerca de una estación del Metro de Santiago (con saldo de 14 heridos) el 8 de septiembre, y otra en Los Dominicos (Metro) en julio pasado.

Este hecho en realidad fue la gota que colmó la copa y que puso en alerta máxima a las autoridades del país. Desde la captura de los tres sospechosos, Santiago volvió a la normalidad y los artefactos caseros apuntaron más bien a robos.

El ministro Peñailillo estuvo en España en septiembre y con la visita la semana anterior de la presidenta Bachelet, se consolidaron los acuerdos de cooperación con Madrid precisamente en la esfera del combate al terrorismo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.