A diez años del peor tsunami de la historia

El 26 de diciembre de 2004 un terremoto de 9,1 grados sacudió el Océano Índico y provocó un tsunami tan devastador que 230 000 personas perdieron la vida. JR te muestra fotos de antes y después del suceso

Autor:

Juventud Rebelde

El terremoto del Océano Índico de 2004, conocido por la comunidad científica como el terremoto de Sumatra-Andamán, fue un fenómeno submarino que ocurrió a las 7:58 a.m. en el tiempo local de la región asiática del domingo 26 de diciembre de 2004.

Su epicentro se localizó en la costa del oeste de Sumatra, Indonesia. El terremoto ocasionó una serie de tsunamis devastadores a lo largo de las costas de la mayoría de los países que bordean el Océano Índico, y los muertos se estimaron en 230 000 personas.

Los tsunamis tocaron tierra en Indonesia, Malasia, Sri Lanka, India, Tailandia, Somalia, Maldivas, Birmania, Tanzania, Sudáfrica, Bangladesh, Seychelles, Kenya y Madagascar, siendo este último territorio el único donde no se reportaron muertos.

Indonesia se llevó la peor parte, con casi la mitad de las muertes estimadas.

El tsunami ocurrió exactamente un año después del terremoto de 2003 que devastó la ciudad iraní meridional de Bam y exactamente dos años antes del terremoto de Hengchun, China, en 2006.

Este 26 de diciembre, a diez años de la tragedia, en numerosos países serán recordadas las víctimas de formas diversas.

Juventud Rebelde te propone una serie de imágenes que recuerdan la magnitud de este fenómeno, considerado el tercer terremoto más devastador de la historia, luego de los sucedidos en Valdivia, Chile, en 1960, y Alska, EE.UU., en 1964.

El satélite DigitalGlobe´s Quickbird capturó una imagen de la devastación provocada por el tsunami en Kalutara, Sri Lanka (arriba), el 26 de diciembre de 2004, una hora luego de sufrir el embate. La imagen inferior de las dos muestra las condiciones normales del océano el 1 de enero de ese año.

La costa de Sumatra, en Indonesia, fue la más afectada por el tsunami del 26 de diciembre de 2004. En la provincia de Aceh, lugares a solo 100 kilómetros del epicentro se ahogaron bajo olas de 15 metros de altura. La imagen muestra a Gleebruk, un pequeño pueblo ubicado a 50 kilómetros de Banda Aceh, golpeado por el tsunami (arriba) y cómo fue antes de la tragedia (debajo).

La provincial de Phang-Nga en Tailandia sufrió también las consecuencias del tsunami. En la imagen la vegetación está representada por el rojo oscuro y las zonas grises muestran áreas despobladas producto de las olas gigantescas. Si se mira con detenimiento se observa agua tierra dentro donde antes no existía.

Daño provocado por el tsunami en la ciudad de Lho’ Kruet, provincia de Aceh, Indonesia. Largas áreas previamente cubiertas de vegetación (foto de arriba señalada por las flechas) desaparecieron luego del tsunami, como se muestra en la foto de abajo. Estas imágenes fueron tomadas desde la Estación Espacial Internacional. Las áreas llenas de agua de mar impiden que esta zona vuelva a ser reforestada.

Las playas de KhaoLak, en Tailandia, recibieron el impacto del tsunami unas tres horas después del terremoto del 26 de diciembre de 2004. A unos 500 kilómetros del epicentro, este lugar recibió olas de diez metros de altura. Un área turística popular entre europeos por su ambiente natural, como se muestra en la foto inferior, fue arrasada (arriba).

El 7 de enero de 2005 el satélite DigitalGlobe´s QuickBird capturó la imagen superior, donde se muestra la devastación del tsunami del 26 de diciembre de 2004 en la localidad de Meulaboh, Indonesia, una pequeña península.

Banda Aceh, en Indonesia, fue el territorio que se llevó la peor parte en el tsunami del 26 de diciembre de 2004. Esta imagen aérea a toda la provincia arrasada por el agua.

Estos mapas muestran la altura y velocidad de las olas luego del terremoto. La altura está señalada en centímetros en la imagen superior, mientras el tiempo que tomó a las olas llegar a tierra firme está representado en la escala inferior en horas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.