Israel, el pirata sionista

Al asaltar, en aguas internacionales, una nueva flotilla humanitaria con destino a Gaza, Tel Aviv confirma su perenne vocación de abordaje

Autor:

Juventud Rebelde

GAZA, junio 29.— La nave insignia de la Flotilla de la Libertad III que se dirigía a Gaza fue abordada este lunes por tropas de Israel y obligada a desviarse hacia un puerto de ese país.

El convoy de cuatro barcos con alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad se acercaba a la Franja palestina cuando fue interceptado por una unidad artillada de la Marina de Guerra israelí, cuyos tripulantes tomaron el control del yate Marianne, de Gothenburg, reporta PL.

Las otras tres embarcaciones de la Flotilla de la Libertad cambiaron su rumbo para evitar que las autoridades israelíes se adueñaran de la ayuda humanitaria que llevan en sus bodegas, como ha ocurrido en otras ocasiones.

EFE reporta que, a partir de estos hechos, la organización Rumbo a Gaza —que coordina la participación española en la Flotilla— ha convocado a una manifestación para el martes ante el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Madrid, para protestar por el abordaje de la Marina israelí al Marianne.

Una nota de esa organización recuerda que en el barco iban personalidades como el diputado árabe-israelí Bassel Ghattas, el ex presidente tunecino Moncef Marzouki y la eurodiputada Ana Miranda, además de otros activistas y periodistas.

En el comunicado, Rumbo a Gaza no solo condena «los crímenes israelíes y la impunidad con la que actúa tanto en la Franja como en el resto del Mediterráneo, sino la complicidad de aquellos Gobiernos que con su colaboración sustentan y financian la ocupación de Palestina», refiere EFE.

Mientras los organizadores denuncian a Israel por ejercer la piratería, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu alabó la labor de las Fuerzas Armadas de su país para detener la Flotilla.

En cambio, Manuel Espinar, uno de los portavoces de Rumbo a Gaza, destacó que lo más grave es que «una vez más, Israel no ha cumplido con las normas de la ley internacional. Asaltar un barco pacífico y civil en aguas internacionales», a una distancia de 100 millas náuticas, constituye «una vulneración del Derecho Internacional».

PL explica que en 2010, un esfuerzo similar por disminuir las penurias de los gazatíes desembocó en la muerte de diez ciudadanos turcos a manos de tropas especiales israelíes y provocó un distanciamiento de varios años entre Ankara y TelAviv, el cual terminó ofreciendo excusas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.