Comisión de la Verdad necesaria para la paz en Colombia

Iniciaron las partes ciclo 38 de diálogo con nuevos métodos de trabajo en la mesa para agilizar proceso

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Iniciando un nuevo ciclo de diálogo para el que se acordaron previamente nuevas metodologías para hacer más viable el trabajo de la mesa de negociaciones, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) pidieron al Gobierno colombiano la instalación urgente de una Comisión de la Verdad.

Para poder avanzar en el asunto de la reparación de las víctimas es necesario «tomar la verdad como base para la construcción de cualquier sistema de justicia», dijeron en un comunicado leído por el comandante Joaquín Gómez en La Habana, donde tienen lugar las conversaciones con el Gobierno colombiano.

Lo más urgente, añadió la guerrilla, es instalar la configuración de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición antes de que culmine el mes de noviembre.

Las partes acordaron, el pasado 4 de junio, la creación de esa instancia, pero decidieron que se pondría en marcha luego de la firma de la paz y fue concebida como un mecanismo independiente e imparcial de carácter extrajudicial.

La comisión tendría como fundamento resarcir a las víctimas, que son las que están en el centro de las discusiones de la mesa desde hace varios meses.

El éxito de los objetivos de las negociaciones tendrá que pasar por la reparación de las víctimas, apuntó la insurgencia. «Si la verdad pura y limpia es la mejor manera de persuadir, comencemos a conocerla desde ya, por boca de los actores del conflicto y de las víctimas, como un gesto enorme de desescalamiento. Y, claro está, deberán abrirse los archivos», afirmaron.

En otra parte de su intervención de este inicio del ciclo 38 de diálogos de paz, la guerrilla afirmó que ambas partes negociarán, durante esta etapa, con nueva metodología que apunta a realizar un trabajo técnico, integral y simultáneo en el tratamiento de los temas y en la búsqueda de prontas conclusiones.

Luego de un nuevo tambaleo de los diálogos de paz por la intensificación del conflicto de un lado y de otro, las partes acordaron en este julio el desescalamiento de la guerra, cuya base fue la declaratoria unilateral de cese al fuego por parte de las FARC-EP y el compromiso del Gobierno de disminuir las hostilidades.

Dentro de cuatro meses, según anunció el Gobierno entonces, se harán las evaluaciones sobre los resultados de este nuevo proceso y sus perspectivas.

Para este nuevo ciclo también se anunciaron cambios en la composición de 17 miembros de la delegación de paz de la guerrilla, aunque todavía no se han anunciado los nombres de los nuevos integrantes. Pero el alto mando insurgente adelantó que esta rotación no afecta a ningún miembro del Secretariado de las FARC-EP.

Mientras, desde Bogotá, se conoció que un grupo de expertos de la ONU ya está listo para viajar a La Habana para formar parte, según pedido de la guerrilla y del Gobierno, de la Subcomisión técnica que negocia el punto tres de la agenda sobre el fin del conflicto.

Por medio de un comunicado, la Organización de Naciones Unidas aseguró que el acompañamiento se dará con el fin de contribuir a poner en marcha la discusión sobre el sistema de monitoreo y verificación de un alto al fuego bilateral, afirmó el comunicado.

La participación de representantes de la ONU, así como la de delegados del Gobierno uruguayo, fue pedida la semana pasada por las partes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.