Europa: caos migratorio y remoloneo

Pese a que el creciente flujo de inmigrantes ha puesto en tensión a los gobiernos, la Comisión Europea tuvo que recordar las contribuciones prometidas

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, agosto 7.— (EFE) La Comisión Europea (CE) pidió este viernes a los países de la Unión Europea (UE) que envíen los equipos que prometieron para ayudar a la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex) a gestionar la crisis migratoria del Mediterráneo, en especial tras el recrudecimiento de la situación en Grecia.

Según EFE, el Ejecutivo comunitario explicó que ha recibido una carta de Frontex en la que informa de que no ha habido suficientes contribuciones de los Estados miembros para las operaciones de la agencia en Grecia y Hungría.

«Nos unimos a Frontex en su llamamiento a los Estados miembros a que presenten los recursos necesarios tan pronto como sea posible», señaló la portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud, en rueda de prensa.

Bertaud explicó que la UE ya ha triplicado los fondos que sustentan la labor de las operaciones Tritón y Poseidón de Frontex, pero recalcó que lo que se necesita ahora es que «los Estados miembros den los activos para que este dinero pueda ser utilizado».

La portavoz insistió en que el envío de medios se ha hecho especialmente urgente por la «cifra récord» de inmigrantes llegados a Grecia que, según datos de Frontex, alcanzó solo en julio las 50 000 personas, cantidad superior a la registrada en todo 2014.

Fuentes comunitarias explicaron que los países de la UE tenían hasta el 31 de julio para concretar sus contribuciones, pero que, en vista de que no ha sido suficiente, la CE hace otro llamado. Frontex necesita personal y medios como patrulleras y equipos de toma de huellas dactilares, afirmaron estas fuentes.

EFE apunta en otro despacho que durante este año más de 225 000 inmigrantes y refugiados han llegado a Europa por el Mediterráneo, de los que más de la mitad, unos 124 000, desembarcaron en Grecia, principalmente en las islas de Lesvos, Kos, Quios, Samos y Leros.

En tanto, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseguró que la inmigración es un tema extremadamente crítico para toda Europa, y no solo para Grecia.

Tsipras afirmó que «Grecia es la frontera de Europa» y que para tratar este problema se debe dialogar con Turquía y otros países, como Siria y Libia. El Primer Ministro añadió que Grecia dispone de pocos medios para enfrentar el problema, por lo que habló de una «gran dificultad» para afrontarlo sin ayuda europea.

En Ginebra, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) denunció el empeoramiento de las condiciones de recepción en Calais (Francia), donde se estima que hay 3 000 inmigrantes y refugiados.

El Acnur calificó de «muy preocupante» el incremento en el número de muertos entre los inmigrantes que intentan cruzar de forma irregular el Canal de la Mancha por el Eurotúnel para llegar a Reino Unido, con al menos diez víctimas desde junio.

Frente a esta situación, que empeora por día, el organismo humanitario dijo también que es primordial que el Gobierno francés reubique a los inmigrantes y refugiados que viven en campamentos precarios, levantados por ellos mismos, y en condiciones degradantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.