Críticas en EE.UU. por absolución de policía que mató a un niño negro

El fiscal del condado de Cuyahoga, Cleveland, anunció el veredicto este lunes, y dijo que su recomendación fue descartar los cargos en el asesinato del infante de 12 años Tamir Rice, quien en el momento de su muerte jugaba con una escopeta de pellets en las afueras de un centro recreativo

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, diciembre 30. —Como una mancha terrible calificó este miércoles el diario The New York Times la decisión de un gran jurado en Cleveland, Ohio, de absolver a un policía blanco acusado de matar a un niño negro en noviembre de 2014.

Según refiere Prensa Latina, el fiscal del condado de Cuyahoga, Timothy McGinty, anunció el veredicto este lunes, y dijo que su recomendación fue descartar los cargos en el asesinato del infante de 12 años Tamir Rice, quien en el momento de su muerte jugaba con una escopeta de pellets en las afueras de un centro recreativo.

McGinty explicó que existen evidencias indisputables de que Tamir llevaba el artefacto en sus manos, por lo que el oficial que le disparó, Timothy Loehmann, tenía razón para hacerlo en defensa propia, pues no podía determinar que no era un arma de fuego real y temió por su vida.

Pero según el Times, el hecho de que esas advertencias nunca llegaron a Loehmann —que ultimó al niño segundos después de llegar a la escena— fue algo más que un paso en falso desde el punto de vista administrativo y refleja un total desprecio por la vida de los residentes negros de la ciudad.

De acuerdo con el periódico, el oficial se unió a un departamento de policía con una reputación bien documentada de violencia indiscriminada que dispara a personas que no representan ninguna amenaza para la policía o el resto de los ciudadanos.

El texto pone como ejemplo un caso especialmente llamativo, en el que miembros de las fuerzas del orden de Cleveland confundieron el sonido de un automóvil con el de un arma de fuego, persiguieron al vehículo, le dispararon 137 veces y mataron a dos ocupantes que estaban desarmados.

Lea además: Las vidas de los negros cuentan

Rice tuvo la desgracia de ser un negro que vive en un área pobre donde la policía habitualmente se comporta como una fuerza de ocupación que tira primero y pregunta después, añade el Times.

El hecho de ser afroamericano y del sexo masculino en un lugar como ese significa vivir con grandes limitaciones, rodeado de oficiales que niegan el humanismo y conspiran para matar, agrega el rotativo neoyorquino.

Por otra parte, los abogados de la familia de Tamir Rice señalaron la víspera que durante los 13 meses que duró la investigación quedó claro que McGinty abusó y manipuló el proceso del gran jurado para orquestar un voto contra la presentación de cargos a Loehmann.

El caso de Rice añadió refuerza a las manifestaciones que tuvieron lugar en el país desde hace dos años ante el incremento de la violencia policial que provocó el deceso de varios afroestadounidenses.

Ese incidente fatal en Cleveland fue el 22 de noviembre de 2014, apenas dos días después de que un gran jurado en Missouri declinó presentar cargos contra un oficial de policía en Ferguson que mató a tiros a Michael Brown, un adolescente de 18 años, lo que desató fuertes protestas en todo el país.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.