Gobierno y guerrilla comprometidos a agilizar diálogo

El Ejecutivo colombiano y las FARC-EP acordaron conformar una Comisión Ejecutiva y un cronograma hacia el cierre de las negociaciones

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Las delegaciones del Gobierno de Colombia y las FARC-EP acordaron conformar una Comisión Ejecutiva y adoptar un plan de trabajo con un cronograma, decisiones que —dicen— facilitarían «la creación de un escenario de cierre» para las negociaciones.

En un comunicado conjunto emitido por las delegaciones de paz, reunidas en La Habana desde hace tres años, reiteran su «voluntad y compromiso de concluir estas conversaciones, para lo cual hemos tomado unas decisiones que facilitan la creación de un escenario de cierre».

La Comisión Ejecutiva, apuntan, estará constituida por miembros de ambas delegaciones, a la cual podrán sumarse los asesores que cada parte decida con el fin de facilitar las aproximaciones, tomar las decisiones, agilizar la redacción de acuerdos y supervisar el trabajo de las delegaciones.

El plan de trabajo acordado incluirá tanto los temas restantes como los pendientes de los acuerdos ya logrados, para que la Comisión pueda organizar de una manera más eficaz todo el trabajo, supervisar su desarrollo, e incluir la creación de nuevas comisiones de trabajo.

La declaración conjunta agregó que se solicitó a los responsables de las subcomisiones que tratan temas del punto tres, sobre el fin del conflicto, que entreguen a la Comisión Ejecutiva las conclusiones de su informe, «a más tardar el sábado 23 de enero».

Las anteriores determinaciones suponen que las delegaciones trabajarán en adelante de manera continua, extendiendo los tiempos de permanencia de la delegación del Gobierno en La Habana, subrayó el comunicado.

Esperamos, afirman, que estas primeras decisiones del año permitan concluir sobre la base de los avances alcanzados, gracias al acuerdo «Agilizar en La Habana y desescalar en Colombia» acordado el 12 de julio del 2015.

Este es el segundo acuerdo en apenas tres días que adoptan el Gobierno y la organización guerrillera para agilizar sus negociaciones destinadas a conseguir el tratado de paz en marzo próximo. El día 19 pasado anunciaron la futura creación de un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, así como y la dejación de las armas, que estará integrado por la ONU y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Ambos pasos muestran el deseo de las FARC-EP y el Gobierno colombiano de ponerle punto final a la mesa de negociaciones luego de que en una reunión en La Habana en septiembre pasado, en las que participaron el máximo jefe guerrillero, Timoleón Jiménez, y el presidente Juan Manuel Santos, se decidiera como fecha tope para firmar la paz el próximo 23 de marzo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.