Más de 86 millones de niños pierden sus vidas en guerras

El desgarrador informe de la Unicef solo contempla los casos de la primera infancia, pero la inclusión de los que rebasan esa etapa multiplicaría las cifras

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, marzo 24.— Unos 86.7 millones de niños menores de siete años de edad han pasado su vida en una zona asediada por un conflicto armado, lo que representa un factor de riesgo para el desarrollo de su cerebro, informó este jueves el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Desgarrador informe de la Unicef solo contempla los casos de la primera infancia. Foto: Telesur

En un comunicado, la Unicef destacó que los niños que viven en zonas de conflicto están a menudo expuestos a traumas extremos que causan estrés tóxico, un estado que inhibe la conexión de neuronas y que tiene importantes repercusiones que afectarán su desarrollo cognoscitivo, social y físico para el resto de su vida, reportó Notimex.

«Además de las amenazas físicas inmediatas a las que se tienen que enfrentar los niños durante estas crisis, corren igualmente el riesgo de sufrir secuelas emocionales enraizadas en lo más profundo de ellos mismos», indicó Pia Britto, responsable para el desarrollo de la primera infancia de Unicef.

Las cifras de este organismo de Naciones Unidas muestran que, en todo el mundo, uno de cada 11 niños de seis años o menos ha pasado en una situación de conflicto la época de su vida más importante para su desarrollo cerebral.

«Los conflictos privan a los niños de su seguridad, de su familia y de sus amigos, del juego y de la rutina», pese a que esos son, según Britto, «los elementos de la infancia que ofrecen a los niños las mejores oportunidades posibles de desarrollarse completamente y de aprender de manera eficaz».

Britto consideró que por ello es importante proporcionar a los niños y a los cuidadores suministros y servicios indispensables, como materiales pedagógicos, apoyo psicosocial y espacios protegidos, a fin de restablecer, aun en pleno conflicto, el sentimiento de ser un niño.

El despacho de Notimex refiere que un niño nace con 223 millones de neuronas activas, pero que para que el cerebro alcance su plena capacidad de funcionamiento en la edad adulta —con alrededor de mil millones de neuronas capaces de conectarse entre ellas mismas—, es muy importante el desarrollo en la primera infancia.

Según Unicef, ello comprende lactancia materna y nutrición temprana, estimulación precoz por parte de los cuidadores, posibilidad de aprender a una edad temprana y la oportunidad de crecer y jugar en un entorno seguro y sano.

Es durante los siete primeros años de su vida que el cerebro de un niño tiene la posibilidad de activar mil células cerebrales, o neuronas, por segundo, cada una de las cuales se conecta con otras a muy alta velocidad en conexiones básicas para el futuro del niño, pues definen cómo serán su salud, bienestar emocional y capacidad de aprendizaje.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.