Rueda de prensa internacional ofrecida por el Presidente Nicolás Maduro

Autor:

Juventud Rebelde

Rueda de prensa internacional ofrecida por Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, el 17 de mayo de 2016.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado)

 

Nicolás Maduro.- Buenos mediodías a toda Venezuela.

Voy a convocar una cadena nacional de radio y televisión para la introducción y el inicio de esta rueda de prensa internacional muy importante para el destino de nuestro país.

Buenos mediodías a toda nuestra patria, un saludo especial. Nos encontramos en el Salón Ayacucho de la Casa Presidencial de Miraflores.

Saludo a toda Venezuela en este mediodía de hoy martes 17 de mayo.

He convocado una rueda de prensa internacional con medios de comunicación, agencias de noticias y, además, vamos a establecer una modalidad especial a esta misma hora en las distintas embajadas y consulados de la República Bolivariana de Venezuela en el mundo.

Se encuentran presentes medios de comunicación, periodistas, intelectuales, líderes de opinión pública en distintos países. Los saludo desde aquí.

En algunos países, como en China y en India, ya es miércoles, están de madrugada. Los saludo desde aquí. Espero que la estén pasando bien, ya en la madrugada del miércoles.

También saludo a todo nuestro personal diplomático, embajadores, embajadoras a nivel del mundo entero.

He querido convocar esta rueda de prensa internacional, muy importante en el momento que estamos viviendo en Venezuela.

Venezuela en este momento está siendo el centro de una agresión sistemática, política, mediática, de carácter diplomático, que rompe los parámetros regulares de lo que hemos conocido en 17 años de Revolución Bolivariana.

Nosotros en 17 años nos hemos enfrentado y hemos derrotado, neutralizado diversas modalidades de esta agresión internacional, de este complot internacional de los poderes del capitalismo mundial, y hemos salido airosos porque hemos defendido a nuestra patria siempre con la verdad, y hemos salido airosos porque Venezuela tiene una profunda historia de lucha por nuestro derecho a la independencia, a la soberanía; nuestro derecho a ser, a hacer, a gobernarnos.

Han sido 17 años de combate permanente y ya nosotros conocemos las modalidades del intervencionismo, ya conocemos los límites del intervencionismo imperial extranjero, del capital mundial, de la derecha, de las oligarquías mundiales. Y con esa experiencia y ese patrimonio, con la experiencia que me llevó a acompañar al Comandante Hugo Chávez durante casi siete años como canciller, yo puedo decir hoy que estamos siendo víctimas de la agresión mediática, política, diplomática y de las amenazas más graves que ha vivido nuestro país en los últimos 10 años, si no es la más grave que en este momento nosotros estamos enfrentando.

En los últimos años, hace dos años atrás, año 2014, vivimos una campaña mediática brutal internacional, que acompañó el intento de llenar de violencia el país y el intento de derrocamiento del gobierno constitucional que presido, con las llamadas guarimbas. Las guarimbas violentas, que dejaron 43 muertos en Venezuela y más de 900 heridos y más de 300 compatriotas con graves discapacidades, fueron acompañadas de lo que pudiéramos llamar una guarimba internacional fuerte, intensa.

La Asociación de Diarios de América, llamada así, que es la asociación internacional de oligarquías mediáticas, tomó la decisión en febrero de 2014 de publicar todos los días una página entera contra Venezuela, contra el gobierno bolivariano, y en ese empeño estuvieron uno, dos, tres meses. Un día dejaron de publicarla porque fueron derrotados, pero estaban preparando todas las condiciones para el estallido de una confrontación civil interna que llenara de violencia a Venezuela, como en otros lugares del planeta lo lograron, como en Ucrania en el mismo año 2014, como en Libia en el año 2011, como en Siria a partir del año 2011-2012, solo para poner ejemplos cercanos y no irnos más atrás en la historia.

Ahora, aquella campaña, el gobierno de Estados Unidos en ese período de cinco o seis meses de guarimbas, pretendió emboscadas en varios escenarios internacionales, emboscadas fracasadas y sacó más de 400 declaraciones. Desde el presidente Barack Hussein Obama, el Secretario de Estado, el Jefe del Comando Sur, todos los funcionarios a quienes les ponían un micrófono en Estados Unidos en ese período lanzaron no sé cuántas advertencias, amenazas, profecías que trataron de autocumplir.

Pero si comparáramos los eventos, hoy no han logrado la violencia y la desestabilización de Venezuela, hoy no han logrado el impacto que sin lugar a dudas en otras etapas lograron ocasionar al país.

Pero la campaña mundial ha recrudecido las amenazas, los llamados al intervencionismo en nuestro país, que han llegado al colmo de la declaración del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, quien el viernes pasado desde Miami, acompañado del Secretario General de la OEA, llamó a una intervención militar en Venezuela. Eso nunca había sucedido, ¡nunca había sucedido el llamar a una intervención militar en Venezuela!

Por eso creí necesario convocar esta rueda de prensa internacional, interconectada con todas nuestras embajadas, porque necesitamos levantar una contraofensiva política, diplomática y convocar a la movilización de la conciencia mundial en defensa del derecho a la paz, a la independencia y a la democracia en Venezuela.

Venezuela quiere ser llevada por agentes externos, con factores políticos aliados internos, a una situación de violencia generalizada que no han logrado, y esta campaña, sencillamente, precede la búsqueda de los justificativos para una intervención general en nuestro país.

Saben ustedes, queridos compatriotas que me escuchan, de nuestra firmeza; saben ustedes de nuestra claridad, saben ustedes de nuestros valores humanos, democráticos; saben ustedes de nuestro carácter revolucionario, y saben ustedes que cuando nosotros hacemos estas advertencias, estas denuncias no es para crear alarmas y jamás exagerando ni un ápice de lo que queremos advertir, denunciar.

Hay importantes sectores del poder mediático dueños de televisoras del país, dueños de medios de comunicación impresos involucrados en nuestros planes; hay importantes sectores de la oligarquía, de la minoritaria oligarquía parasitaria involucrados en estos planes, y hoy puedo decir que prácticamente es toda la oposición política venezolana, y esa Asamblea Nacional inoperante, ineficiente, incapaz, inútil, dominada por la vieja oligarquía adeca, burguesa, está involucrada en estos planes.

Ahora, como nuestro pueblo se ha movilizado, como yo he activado la Agenda Económica Bolivariana, como mantenemos activados y movilizados todos los planes en materia de educación, salud, vivienda, las misiones, grandes misiones; como mantenemos a nuestro pueblo informado, despierto; como activé los CLAP, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, como nosotros caminamos hacia adelante, caminamos y caminamos junto a nuestro pueblo, y como nuestro pueblo quiere paz, ninguno de estos planes, hasta ahora, ha logrado el punto de provocación que están buscando, no lo ha logrado y nosotros vamos a hacer todo, todo lo que esté en nuestras manos, en mis manos como Presidente, y que esté en la Constitución para seguir ganando la paz interna y para seguir ganando la batalla por la verdad internacional. Dos grandes tareas: ganar la paz interna y a la vez ganar la batalla de la verdad, la paz internacional, el respeto a Venezuela, el derecho que tenemos a darnos nuestro propio sistema político, económico y social, el derecho que tenemos a que nadie se meta en los asuntos internos de Venezuela; los asuntos de los venezolanos son nuestros, un pueblo orgulloso de ser hijo de los libertadores, y en 17 años hemos aprendido a cultivar ese orgullo, esa dignidad, ese carácter rebelde, y cuando nos tocan desde el imperio nos ponemos brutos, cuando el imperio nos quiere imponer algo nos ponemos brutos. Así se lo digo al imperio: ni por una ni por otra van a lograr esos objetivos que están buscando, sobre todo después del golpe de Estado en Brasil. Es una misma geopolítica, la geopolítica imperial, que nadie dude de eso; que nadie dude, es la geopolítica de reconquista de América Latina y el Caribe que ha desplegado el imperio estadounidense con sus aliados europeos, y por eso callan con el golpe de Estado en Brasil, y por eso se abalanzan y se lanzan contra Venezuela creyendo que les llegó el momento.

Imperios acomplejados, tienen los complejos de superioridad de creerse que como fueron los viejos países colonizadores, como fueron las viejas élites colonizadoras, bueno, se unen en su complejo de superioridad, el imperio estadounidense y los núcleos del capital que gobiernan la Unión Europea, y se suman a una agresión diaria, permanente, a una conspiración permanente contra Venezuela, que es mediática; sí, es mediática, deben saber los venezolanos. Yo tengo aquí muchos elementos, porque la agresión mediática crea las condiciones para justificar cualquier cosa, para justificar todas las otras agresiones.

Sobre eso América Latina tiene una larga historia de más de 100 años. Recientemente en la historia de la humanidad tenemos las mentiras que se fabricaron contra el pueblo de Irak y la decisión geopolítica del imperio de conquistar a los países productores de petróleo fundamentales de la OPEP, era una decisión geopolítica de poder.

Inventaron las armas de destrucción masiva. Bueno, ya venían de otra guerra en el año 1991, y justificaron y justificaron, intentaron dar el golpe de Estado, lo dieron en Venezuela dentro del plan o la ruta geopolítica de la OPEP, derrocar a Chávez antes de la invasión a Irak, y lo lograron, pero por 47 horas, y luego decidieron invadir a Irak. ¿El resultado cuál fue? Ahí está, un millón de muertos, Irak lleno de terrorismo, división y el surgimiento de grupos terroristas que ahora se abalanzan sobre el resto del mundo. ¿Quiénes son los responsables de la destrucción de Irak? Los mismos que atacan a Venezuela hoy, las mismas élites, los mismos medios de comunicación, los mismos, sin hablar de la avalancha de pueblos que van a tratar de buscar refugio a Europa y que han constituido la crisis humanitaria más grande de la Segunda Guerra Mundial de 1940 a 1945.

¿Quieren buscar crisis humanitarias? Búsquenlas en sus propias tierras. ¿Y quién creó la crisis humanitaria para que fueran miles de iraquíes huyendo del terrorismo?

¿Y quién destruyó a Libia, digamos? ¿Quién invadió, bombardeó?; 20 000 incursiones aéreas, dicen que más de 100 000 muertos solamente en esa primera etapa de las incursiones aéreas, hombres y mujeres inocentes. Nosotros conocimos muy bien a Trípoli, la destrozaron. ¿Y ahora quién gobierna en Libia? ¿Quién destrozó a Libia? La OTAN, los mismos de la Unión Europea que declaran todos los días contra Venezuela. ¿Y quién apoyó y aplaudió el bombardeo contra Libia? El gobierno de Estados Unidos, 20 000 incursiones aéreas. ¿Y quién gobierna en Libia hoy? El caos, el terrorismo, la división, la muerte. ¿Y dónde están los que auparon desde Libia los bombardeos? Muertos. ¿Y dónde están los que auparon la invasión de Estados Unidos a Irak? Muertos. Porque los imperios cuando vienen, vienen por todos; a veces vienen primero por los traidores que les entregaron sus tierras.

Y Siria, nuestra hermana Siria, amada Siria, histórica Siria, resistiendo con el presidente Bashar al-Assad, reconquistando Palmira y todos los territorios para hacer la paz otra vez. ¿Y precisamente la crisis humanitaria de Europa, por ahora, con más de un millón de refugiados, viene de dónde? Del norte de África con la destrucción de Libia, de Irak, de Afganistán y de Siria. Miles de miles de miles de refugiados, muchos mueren a la intemperie en el frío, muchos han muerto, como los niños que hemos visto en las televisoras internacionales ahogados en el Mediterráneo, que se ha convertido en un inmenso cementerio.

Esa es la geopolítica del imperio en el mundo, conquistar, reconquistar, y donde no puede dominar, propiciar la división y el caos, que es lo que han hecho ahorita con nuestro hermano Brasil, nuestra potencia Brasil. Lo decimos con orgullo, porque nos sentimos hermanos del pueblo de Brasil, lo conocemos muy bien. ¿Y qué han hecho con Brasil? Detenerlo, detener el Brasil, el Brasil que empezó a emerger como una gran potencia de paz, de unión, de integración, de desarrollo compartido desde aquí desde Suramérica y que, junto a nuestra Venezuela y nuestro Comandante Chávez fundamos UNASUR, la CELAC, y ellos se fueron a volar por el mundo, a fundar los BRICHS y a soñar con un nuevo sistema monetario, un nuevo sistema financiero; ese Brasil lo han detenido con un golpe de Estado. «Donde no puedas gobernar, divide, crea el caos», y es lo que han creado con la destitución, la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, de manera injusta, ilegal, apresurada, como una medida totalmente desproporcionada a los elementos que se le acusan, que no tienen ningún sustento.

Y ahora han dicho, bueno, que van por Venezuela. Desde Venezuela estamos observando y denunciando toda esta campaña.

Hay varios epicentros de esta campaña, uno de ellos es Madrid. Madrid. Parece que caló hondo en las élites, en las oligarquías de España que hace 200 años nuestros abuelos, con Bolívar al frente, los echaran a punta de bayoneta los pobres de la tierra, que del Apure, de Portuguesa, de Cumaná, de Caracas fueran hasta Ayacucho a expulsarlos. Eso cala hondo en la historia de esas oligarquías y no olvidan, les causa terror nombrar solamente a Simón Bolívar, oírlo les causa terror, es como mostrar un crucifijo de madera ante un vampiro. Ese es nuestro crucifijo de la suerte, el ideal bolivariano, la imagen de Bolívar.

Nosotros hemos estado observando, denunciando todas estas campañas. Por ejemplo, fíjense ustedes, el día de ayer, la portada de un periódico de España —saludo a todos los periodistas de los medios internacionales, las periodistas de los medios nacionales presentes, bienvenidos, bienvenidas; saludo también a los invitados especiales, a la primera combatiente, al doctor Jorge Rodríguez, a la Canciller, al jefe del Bloque de la Patria, Héctor Rodríguez Castro, al general en jefe Vladimir Padrino López, querido hermano, a los diputados presentes, Víctor Claro, Elvis Amoroso, compañero Ministro de Cultura, al Vicepresidente de Planificación, al Jefe de Gobierno de Caracas, a todos los camarógrafos, a los técnicos—, fíjense ustedes esta campaña, alguien podría preguntarse qué razón tiene de ser. Aquí está, miren la portada del diario ABC de España del día de ayer, creo que no hay un periódico de Venezuela que saque una foto tan buena como esta, en portada; no hay un periódico en Venezuela que saque una foto mía en portada, está prohibido; en ABC es permanente, yo creo que me lanzo a las elecciones del 26 de junio y barro, gano, porque me sacan en la televisión, en la prensa, es una obsesión, ¡es una obsesión! ¿Ustedes vieron Obsesión fatal? Es una obsesión fatal que tienen las oligarquías y el fascismo español. Miren, dice: «Estados Unidos vaticina que Maduro no acabará su mandato. El Presidente venezolano cada vez con menos apoyo dentro del régimen toma medidas a la desesperada para retener el poder.» ABC, lunes 16.

Usted abre ABC y allí encuentra cualquier cantidad de cosas, no sé cuántas cosas podría encontrar, aquí los tengo. Usted abre ABC y encuentra: «El New York Times dedica su editorial al maniático e incapaz Maduro y sus delirios de conspiraciones», y lo acompañan de una foto donde aparezco yo como un maniático y un loco. Es parte de las manipulaciones, incluso la gráfica, ¿no?

ABC de España: «Maduro ordena asaltar empresas que hayan parado su producción.» «Asaltar.» Claro, el pueblo venezolano puede sacar sus conclusiones de todas estas campañas, son brutales. Ahora, es difícil para nosotros defendernos en España, porque también es brutal la avalancha de ataques por radio, prensa, televisión todos los días. Algún interés tienen, ¿verdad?, algunos dicen que es un interés de política doméstica porque van a perder las elecciones con la izquierda de allá; no tenemos nada que ver con eso, los actores políticos de cada país tienen su propia raíz, su propia razón de ser.

Aquí está El País: «Emergencia en Venezuela», un editorial escrito por los dueños del periódico. Estoy seguro de que esto lo escribe algún venezolano chulo, multimillonario que esté viviendo por allá; yo sé quién lo escribe, una familia de chulos. En Venezuela saben qué es chulo, ¿verdad?, creo que en España se dice igual. ¿Qué son chulos? Bueno, que se instalaron en unas especies de castilletes, viven en Madrid, en especie de castilletes y obtienen mucha plata, mucha plata. Hacer contrarrevolución contra Venezuela, hacer oposicionismo desde España da mucha plata, porque hay muchos de estos estúpidos oligarcas que les dan y les dan y les dan, ¡cuántas cuentas habrá! Algún organismo tributario español, que son bien estrictos, podría revisar las cuentas de estos chulos, nosotros le podríamos dar algunos datos. Viven de la chulería y tienen contratadas las mejores firmas de abogados de la elite española y los mejores grupos de lobbistas; no descansan ni un segundo ni en Madrid ni en España en hacer campaña contra su propia patria. Los nombres los daremos, ustedes se imaginarán quiénes son.

Entonces El País saca: «Emergencia en Venezuela. Maduro debe poner fin a la charada populista.» Esta revolución democrática, que se levantó con un hermoso proceso constituyente, que ha transformado la realidad económica, social, política de Venezuela y que ha sido fundadora de los nuevos organismos de integración que han transformado nuestra América, es una charada populista para el desprecio racista de allá de El País y de España: «Maduro debe poner fin a la charada populista y dejar que gobiernen quienes han sido elegidos por el pueblo.» ¿Y quiénes han sido elegidos por el pueblo? De 23 gobernadores, 20 gobernadores tiene la revolución elegidos por quién, ¿por la charada de El País? ¿Y los alcaldes? Ah, ¿porque ellos tuvieron un triunfo circunstancial de 20 elecciones que han ganado dos? Así se escupe contra la verdad de un país.

Aquí está el diario El Mundo, ayer también lunes, un diario de un país. ¿Ustedes se imaginan en algún país, otro...? Me imagino a alguien que se levantó, llegó al quiosco de la esquina donde vive para tomar el autobús o el metro y compró el diario El Mundo y dirá: «Maduro exhibe poderío militar», ¡¿qué es esto?! Llama la atención, ¿verdad? ¿Es que España no tiene problemas? ¿Es que España no tiene asuntos internos? ¿Es que España no tiene una campaña presidencial? ¿Es que el mundo no descubrió que había otros temas para publicar y nos regala este tremendo titular: «Maduro exhibe poderío militar entre denuncias de autogolpe?» O sea, ¿que yo voy a dar un golpe? Son capaces de decir cualquier cosa: «Ordena maniobras con armamento nuevo para afianzar el estado de excepción. El ejército está preparado para cualquier escenario, advierte.»

¿Es que España no tiene problemas sociales? ¿Es que en España no hay problemas de empleo, de estabilidad laboral, de ingresos? ¿Es que en España no hay problemas de viviendas, de seguridad, de salud, de educación, o es que España es un paraíso? Y el mismo día de ayer lunes 16 —aquí tengo, aquí me trajeron los originales, aquí está el diario El Mundo, para que ustedes vean, originales, vamos a ver—: «Daniel Lozano, Caracas...» ¿Está aquí Daniel? Debe estar ganándose unos realitos Daniel. Sigue en la página 20, en la página 3 dice: «Editorial: Maduro lleva a Venezuela al borde del estallido social.» Lo mismo que dicen los voceros de la ultraderecha en Venezuela, amenazando a nuestro país.

Y en la página 20 de este diario (Señala), que extrañamente... Miren, ponen aquí una página entera, escrita también, viene de la primera, por Daniel Lozano: «Maduro exhibe músculo militar: Presidente de Venezuela moviliza las Fuerzas Armadas y compra helicópteros de combate y cazas» —que, bueno, ¿cuándo llegan? (Se ríe)— «en plena crisis para apuntalar el Estado de Excepción y hacer frente a la oposición.»

¿Se dan cuenta ustedes qué están preparando, el escenario que están preparando en el mundo, lo mismo que hicieron con Khadafi, y algún día van a decir: «Maduro lanzó los cazas, los helicópteros y los tanques para asesinar a la oposición, hay que intervenir militarmente en Venezuela.» Es el mismo escenario, es muy grave, y yo hago una denuncia ante el mundo bueno, ante el mundo que quiere paz. Venezuela está ganando la paz todos los días y estamos preparados para seguirla ganando, pero sobre Venezuela se está montando un escenario de violencia para justificar una intervención extranjera de carácter militar. Creen que ha llegado el momento, después del golpe de Estado en Brasil, y toda esta campaña internacional devela planes, intenciones, el perfil psicológico que se busca para sensibilizar a la gente del mundo, y si algún día logran que suceda algo en Venezuela, de cualquier tipo de acción violenta, bueno, tener justificado, como hicieron el 11 de abril del 2002, que montaron una emboscada contra el pueblo y luego salieron, desde la propia España de Aznar, a decir que el Comandante Chávez había masacrado al pueblo y a justificar que estuviera secuestrado y quién sabe si iban a justificar con eso que el Comandante Chávez hubiera sido asesinado en su lugar de reclusión. Esa es la forma de actuar de estas oligarquías, de este imperio.

Aquí está el otro periódico, El País, un periódico de la derecha, sacó una foto del V Aniversario del XV-M y en primera también la oposición denuncia un sabotaje por parte de Maduro: «El gobierno chavista advierte que no permitirá el Referéndum Revocatorio contra el Presidente que impulsa el Parlamento. Maolis Castro», con imprecisiones, mentiras.

«El régimen chavista descarta la consulta contra Maduro y saludos de los agentes del intervencionismo imperial en Venezuela», uno de los cobardes que sirve de agente a esa gente, que ha servido. Bastante Wikileaks y documentos desclasificados hay sobre este cobarde, el parásito del BMW, como es conocido en Venezuela. Bueno, y aquí está, trabajo permanente.

Y medios nacionales, o, mejor dicho, medios emitidos en el país, porque no son nacionales, son antinacionales, que acompañan toda esta campaña, como El Nacional. Miren lo que titula El Nacional, The Washington Post: «Venezuela requiere desesperadamente de intervención política exterior», dicen los abogados, a confesión de partes, relevo de pruebas, aquí está: «Venezuela requiere desesperadamente de intervención política exterior», publicada, aquí está, esta página la tenemos salvada, no pueden decir que no la publicaron, llamando la atención sobre un titular de las decenas de artículos The Washington Post, The New York Times y de toda la prensa del poder estadounidense. Dicen que The New York Times es la Gaceta Oficial de la Casa Blanca, y no están lejos de la verdad. Dicen que The Washington Post es la Gaceta Oficial del Pentágono, y dicen que The Wall Street Journal es la Gaceta Oficial del poder financiero, ese poder militar, industrial, financiero y mediático que aunque está en decadencia es capaz de todo. Está en decadencia, en decline histórico el poder imperial, pero es capaz de todo, y que apenas, hace unas semanas atrás, el presidente Barack Obama ratificó el decreto declarando a Venezuela una amenaza inusual, extraordinaria contra Estados Unidos. Bastantes voces se han se han levantado en contra de eso, de manera unánime, todos los gobiernos de la UNASUR, todos los gobiernos de la CELAC, 120 gobiernos del Movimiento de Países No Alineados, 143 gobiernos del G-77 más China, y, bueno, pronunciamientos de intelectuales, movimientos sociales, políticos, pero no les valió, no respetan la opinión pública mundial, no respetan la soberanía del pueblo. Y lo peor de todo, para nosotros, compatriotas que me escuchan aquí en Venezuela, yo tengo que llamar estas cadenas, porque ha recrudecido la campaña.

Yo estaba viendo los noticieros ahorita antes de bajar y la campaña es total. Yo creo que los medios televisivos se acercan a un punto parecido al 2002, se acercan, los veo evolucionando hacia allá, los veo en una campaña orquestada, montada; tienen la misma agenda. Yo tengo una pantalla parecida a la que tiene el doctor Jorge Rodríguez y allí yo veo todas las televisoras, y uno ve cumpliendo la misma agenda una cosa milimétrica: las primeras cuatro noticias de los noticieros privados fueron la misma noticia a la misma hora, una coordinación y una eficiencia que solo puede lograr un gran poder que está por detrás chantajeando, sometiendo, dominando. Menos mal que nosotros traemos la experiencia de la batalla y de toda esa fuerza que nos ha dado defender la verdad y un proyecto tan hermoso como la Revolución Bolivariana.

Así que toda esta campaña tiene un centro, tiene un eje, el eje Madrid-Miami-Washington; pero tiene un centro de planificación, de ejecución, de órdenes, de lobbies, de fuerza, de financiamiento. Ese centro está en Washington, toda esta campaña mundial, todos los embajadores de los Estados Unidos de Norteamérica en el mundo tienen entre su prioridad el lobby para tratar de sumar en contra de Venezuela y hacernos daño, en donde esté el embajador. Las presiones que hay sobre los gobiernos de América Latina y el Caribe contra Venezuela no conocen parangón en 17 años.

Yo hablo permanentemente, recibo enviados especiales; bueno, intercambio comunicaciones secretas por escrito con presidentes, primeros ministros de toda América Latina y el Caribe, y todos, y amigos, pues, que uno dejó como Canciller en todas las cancillerías de América Latina y del Caribe y nos informan la actividad intensísima de las embajadas de Estados Unidos presionando a jefes de Estado, a jefes de Gobierno, persiguiendo cancilleres. Es una actitud frenética.

Algunos decían: «No, que los tiempos de los golpes de Estado se acabaron.» Para un imperio no se acaban nunca, no se acaban nunca, porque su objetivo es dominar, es dominarnos; su objetivo es retomar el poder de dominación que tuvieron todo el siglo XX y lo perdieron en el siglo XXI y será para siempre, porque este país no lo podrán gobernar ni dominar más nunca, ni el imperio estadounidense, ni ninguna fuerza imperial del mundo, ¡más nunca se lo permitiremos!

Nuestra América se está preparando para una nueva ola revolucionaria de pueblos y la veremos. Estos ojos verán esa nueva ola que se levantará con más conciencia, con más fuerza, con más claridad. Se ve en las calles de los barrios, de las ciudades, de los pueblos, de los campos de la América, se ve la fuerza que se va levantando para una nueva ola, y Venezuela estará allí en la vanguardia. Siempre, hermanos y hermanas, estaremos en la vanguardia, con nuestras ideas, con nuestra moral, con nuestros sueños, con nuestro Bolívar, con nuestro Chávez. No podrán ni en esta hora, ni en ninguna hora, con esta revolución que se ha levantado ahora así con toda su fuerza de historia, conspiraciones, campañas.

Por eso hemos hecho esta rueda de prensa y me alegra mucho que estemos conectados vía Sky, vía Periscope, para oír opiniones, propuestas.

Por ejemplo, ahora antes de entrar aquí nos llegaban estas notas —no voy a alargarme mucho—, llegaban de Bogotá, Madrid, Miami, lo que ha sido la campaña en los primeros cuatro meses de este año, los temas, aquí está: cambio de gobierno, crisis económica, inseguridad, violencia, presos políticos, confrontación de poderes, etcétera, etcétera.

Noticias negativas de Venezuela en estas tres ciudades: Bogotá, Madrid, Miami, 97%. Fíjense ustedes, en estos primeros cuatro meses en la prensa de estas ciudades, con la influencia que tiene, Bogotá en toda Colombia, Madrid en toda España, y Miami, en el miamerismo que es grande, va más allá de Miami, han salido 1 315 noticias, 1 315 notas, desde páginas enteras... No hay un país, no hay un tema de ese propio país o de esa ciudad que haya meritado más notas, más información, más atención que Venezuela. ¿Es eso normal? No, es una campaña para preparar condiciones para una agresión masiva contra nuestra patria.

De estas 1 315 notas, solo 25 hicieron referencia, por ejemplo, a la Agenda Económica Bolivariana, que ustedes saben que es el centro de nuestra atención. Si yo en una semana hago 10 eventos públicos — normalmente son 10, 12, 15 eventos—, si hago 10, 7 son de la Agenda Económica Bolivariana.

Bueno, de las 1 315 notas informativas de diversos temas, solo 25 fueron de la Agenda Económica Bolivariana, y de estas 25 solo dos fueron positivas; o sea, de las 1 315 notas solo dos fueron positivas y porque se refirieron a la inauguración del teleférico de Mérida. Bueno, es difícil hablar contra un teleférico, nada más si muestras la foto ya es bella, y si dices que fue construido, que es el más grande del mundo, ¿cómo te le vas encima? Seguramente dirán: No, esto es parte del circo que Maduro monta, que construyó un teleférico de 12,5 millones, obra faraónica, parte del circo para que el pueblo olvide los problemas. Seguramente en algunas de esas notas incluyeron ese tipo de comentario permanente, de esta campaña sin límites, propiciando el odio contra Venezuela, el odio, porque lo que se propicia es el odio contra nuestro país; no se propicia otra cosa.

Así que toda esta campaña amerita que nosotros lancemos una contraofensiva de nuevo tipo, y yo les hago un llamado a todos los sectores honestos, a todos los líderes, a los que les llega este mensaje desde Venezuela: Venezuela quiere paz, Venezuela es un factor clave de cooperación y estabilidad del continente suramericano, del Caribe, de Centroamérica. Venezuela tiene una diplomacia que tiene como eje central la construcción de la paz, con igualdad, con justicia, con integración.

Venezuela tiene derecho a vivir, a crecer, a desarrollarse, a enfrentar sus problemas, a superarlos, y desde Venezuela hacemos un llamado a la solidaridad mundial de líderes, de lideresas, de movimientos sociales, de presidentes, presidentas, primeros ministros, de gobiernos del mundo entero.

En Venezuela se está jugando la paz de esta América y se está jugando el futuro de nuestra propia independencia en este siglo XXI.

Por eso desde Venezuela exigimos que cese la campaña mundial de acosos, de amenazas; la campaña mediática de odio y de manipulación contra la vida noble de un pueblo que lo que hace es trabajar y ama y quiere seguir amando su tierra, su patria y su historia. ¡Que cesen las campañas propiciadas desde el Norte y propiciadas de factores nacionales contra nuestro país!

Debemos jugárnoslas todas por defender el derecho de nuestro país a construir su propio sistema social, político y económico (Aplausos). Es un sistema que está recogido aquí, muy sencillo, de un proceso ejemplar constituyente (Muestra Constitución).

A veces escucho opiniones de voceros estadounidenses exigiendo lo que no tienen ellos en su casa. ¿Por qué no abren un proceso constituyente en Estados Unidos y le dan el poder de decisión al pueblo de Estados Unidos?

Nosotros pudiéramos proponer del Título 3, Capítulo IV, del Artículo 62 al 74, un reto a los gobernantes de Estados Unidos: ¿Por qué no le abren las compuertas de la democracia participativa y protagónica refrendaria al pueblo de Estados Unidos? Y así digo a todos aquellos que pretenden darnos lecciones de democracia, de derechos humanos y de derechos políticos. Este es nuestro modelo, tiene tanta fuerza que hemos podido soportar no sé cuántas arremetidas, campañas, mentiras, año tras año.

Ahora, la desesperación está llegando más allá de los límites que hemos conocido, es una desesperación de un monstruo, de un gigante que cree solamente que con sus rugidos todos tenemos que temblar, arrodillarnos y rendirnos.

Pues aquí no se rinde nadie, aquí vamos a luchar, aquí va a preservarse y aquí va a prevalecer esta Constitución soberana, democrática, humanista por encima de cualquier circunstancia que nos toque vivir. Así se lo digo a nuestros hermanos del mundo: por encima de cualquier circunstancia que nos toque vivir, que me toque vivir como Presidente de la República, el pueblo en unión cívico-militar hará preservar y prevalecer esta soberana Constitución por encima de cualquier pretensión de vender o entregar nuestra patria. Así debemos asumirlo todos los venezolanos, así debemos asumirlo: con entereza, con honor, con conciencia superior, con hidalguía, con amor por lo nuestro.

Ya son suficientes circunstancias históricas que hemos podido enfrentar. Así que por eso he querido hacer esta jornada de interacción con rueda de prensa de carácter internacional para abrir una ventana. Por un rincón que entra la luz, de esa ventana que queremos abrir, estoy seguro de que se generarán las fuerzas para que Venezuela, acompañada internacionalmente, pueda neutralizar todos estos ataques, todas estas amenazas y podamos revertir estas circunstancias donde quieren acorralar a nuestro país y quieren causar las circunstancias nacionales para una intervención directa que nuestro pueblo sabría responder.

Así que es una pequeña ventana que se abre de oportunidad y les pido todo el apoyo a los movimientos sociales, a los líderes de opinión para llevar toda esta verdad, y pido que elevemos, Canciller, Vicepresidenta política, compañeros del alto mando político, la calidad y la capacidad comunicacional en el campo internacional para que el mundo despierte ante estos ataques canallas y ante la preparación y ablandamiento del terreno para una intervención militar en Venezuela. Sé lo que estoy diciendo, no solo por lo que se ve que ya sería suficiente, sino por lo que ustedes no ven.

Recientemente, en estos días que pasaron, nuestra Fuerza Aérea y nuestra aviación militar bolivariana, detectó el ingreso ilegal para labores de espionaje inusuales, del avión Boeing 707 E-3 Sentry, que es un sistema de alerta, control aerotransportado AWACS que tiene todos los mecanismos para el espionaje electrónico y diversas modalidades de espionaje. Este tipo de aviones es utilizado por Estados Unidos para apoyar comunicaciones de grupos armados en zonas de guerra o para preparar condiciones para inutilizar equipos electrónicos del funcionamiento del gobierno, de la fuerza armada o de la economía. Es un avión con capacidades técnicas letales en el campo comunicacional y además de espionaje. Este avión hizo incursiones ilegales que van a ser protestadas severamente ante el gobierno de Estados Unidos. El 11 de mayo pasado a las 6:09 fue detectado por nuestras aeronaves y la aviación militar bolivariana, nuestros valientes soldados del aire, salieron a echarlo de nuestro espacio aéreo.

Igualmente el 13 de mayo pasado, precisamente a las 06:03 también incursionó en espacio aéreo de nuestro país.

Entre algunos elementos que voy a ir dando a conocer en el transcurso de estos días y de estas semanas. Nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una fuerza de paz, pero es una fuerza sólidamente asentada en los principios constitucionales, morales del bolivarianismo, del chavismo, es una Fuerza Armada Nacional Bolivariana clara de su papel histórico.

Así que todos estos ataques no son poca cosa, es un coro de amenazas, de mentiras, porque creen que ha llegado el momento. Quizás haya llegado el momento sí, de hacer otra revolución, una nueva revolución, y estamos preparados desde Venezuela para, haciendo una revolución superior a la que hemos conocido, preservar la independencia, la soberanía y los derechos de nuestro pueblo, con Constitución siempre. Estamos decididos a luchar. Estoy plantado y estoy plantado para la lucha, para la batalla por este país. No es tiempo de traiciones, ni de traidores, es tiempo de lealtad y de amor por lo nuestro, por nuestra historia y por el derecho que tenemos a hacer y a construirnos y autoconstruirnos y a cometer los errores que nos tocan cometer como país libre, y a rectificarlos también y a aprender en los procesos históricos a construir nuestro propio sistema, el nuestro, no el que se nos impone, o el que se quiere uniformar a toda una América, a todo un mundo.

Tengo preparado un video, ¿verdad? Vamos a pasarlo para concluir esta fase introductoria muy importante. Este es el video donde aparecen las amenazas diversas, para que ustedes vean algunos de los personajes que diariamente tirotean, disparan y atacan a nuestro país.

Hago un llamado a la conciencia y a la unión nacional, a la unión de toda nuestra patria, a la unión de todo nuestro pueblo, a la unión absoluta de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y a la unión cívico-militar para ganar la paz y para consolidar este momento de prueba dura para la Revolución Bolivariana y para nuestro país.

Vamos a ver este video e inmediatamente pasamos a las preguntas de los medios de comunicación internacionales presentes y al intercambio y preguntas que nos van a llegar de distintos países del mundo.

Adelante video.

(Ruedan video.)

Ustedes tienen un resumen sintético de dos momentos en que hemos enfrentado circunstancias parecidas y las amenazas en línea: Obama; Aznar, quien como presidente propició y apoyó el golpe de Estado del 2002 en Venezuela y la invasión a Iraq, fue el proponente de la invasión a Iraq y ustedes ven este criminal, reconocido como criminal, narcotraficante y paramilitar ex presidente de nuestra hermana Colombia, Álvaro Uribe Vélez, haciendo el llamado que aparece en varios documentos, a una intervención militar o como lo vimos en la cuenta de twitter del señor Ramos Allup, recientemente, en días recientes publicó, retwittió a una persona llamada Rafael Poleo que ustedes conocen, agente de la CIA durante 50 años, un hombre muy bien informado de todas las conspiraciones y tropelías de la CIA en el continente, que decía que Venezuela seguramente terminaría como la República Dominicana de 1965, eso lo dijo el mismo día que Uribe hizo la amenaza de intervención militar contra Venezuela y lo retwittea en su cuenta oficial del Presidente de la Asamblea Nacional, el señor Ramos Allup.

Todos andan en algo allí. Así que vamos a empezar. Voy a despedir la cadena nacional de radio y televisión.

Quería hacer un resumen de este conjunto de tropelías contra el país, de ataques absolutamente injustos y desproporcionados, de locura desesperada, mediática, política, de amenaza, de planes y de incursiones militares también. Por eso es que he tomado las decisiones, las medidas especiales que me vayan garantizando y nos vayan garantizando la gobernabilidad, la paz, la integridad de nuestro país, y sobre todo los derechos de nuestro pueblo.

Así que voy a despedir la cadena nacional de radio y televisión. Continuamos en esta jornada interactiva de rueda de prensa y me despido de nuestro pueblo llamándolo a la máxima moral combativa. ¡Defendamos la verdad de Venezuela y garanticemos y ganemos la paz todos los días como garantía del ejercicio de nuestra Constitución, de los derechos de nuestro pueblo y de la independencia perpetua de la patria de los libertadores!

Buenas tardes a toda Venezuela, y nos quedas en trasmisión normal por Venezolana de Televisión y aquellos canales que quieran trasmitirlo o verlo por Periscope.

¡Hasta la victoria siempre! (Exclamaciones de: «¡Venceremos!»)(Aplausos.)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.