El FBI tenía bajo vigilancia a terrorista de Orlando

Expertos en criminología opinan que en este caso existió una posible ineficiencia policial, ya que Omar Sadiqqui Mateen quedó en libertad para cometer el atentado que dejó un saldo de medio centenar de muertos en la madrugada del domingo

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, junio 13.— El Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos entrevistó en varias ocasiones al principal sospechoso por la masacre en Orlando y lo dejó libre luego que los agentes policiales determinaron que no era una amenaza.

A Omar Sadiqqui Mateen, de 29 años, nacido de padre y madre afganos en Nueva York, el FBI lo tenía bajo supervisión y lo detuvieron momentáneamente tres veces por vínculos sospechosos, reportó la cadena Telesur.

Expertos norteamericanos en criminología opinan que en este caso existió una posible ineficiencia policial, ya que Mateen quedó en libertad para cometer el atentado en Orlando que dejó un saldo de 50 muertos la madrugada del domingo.

Mientras llevaba a cabo su sanguinaria matanza el atacante llamó al número telefónico de emergencia 911 y proclamó su lealtad al grupo radical Estado Islámico o Daesh.

Durante la llamada al servicio de emergencia, Mateen también hizo referencia a Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, responsables del ataque durante el internacionalmente famoso Maratón de Boston, en el año 2013.

Mateen estaba bajo vigilancia de agentes de seguridad nacional de Estados Unidos desde hace algún tiempo, aunque no era objeto de ninguna investigación, dijeron agentes policiales a la cadena noticiosa ABC.

Detectives explicaron que este individuo adquirió una pistola y un rifle, unos días antes del ataque. Las armas que utilizó en el atentado fueron una pistola Glock 17 alemana y un rifle semi-automático tipo AR.

El presidente Barack Obama condenó el hecho de sangre en el club gay de Orlando como un «acto de terrorismo y de odio. El día de hoy marca el tiroteo más mortal y terrorífico en la historia de Estados Unidos», dijo el mandatario aunque aclaró que autoridades aún están investigando el evento trágico.

El ataque dejó 50 muertos y 53 heridos. Mateen trabajaba para una compañía de seguridad desde 2007, por lo que tenía permiso para portar armas que se vencen en 2017.

Un patrullero intercambió disparos con el agresor fuera del Club Pulse cerca de las 2 de la madrugada. Pero el sujeto -posteriormente abatido por la policía- logró entrar al centro nocturno, donde se encontraban 320 personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.