Relatora de la ONU celebra acción de Cuba frente a la trata

Más educación es menos vulnerabilidad, destacó Maria Grazia Giammarinaro al valorar la efectividad del plan de la Isla en la lucha contra ese fenómeno transnacional que tanto afecta al mundo

Autor:

Susana Gómes Bugallo

Que en Cuba el sistema de Salud, Educación y Seguridad Social sean gratuitos reduce la vulnerabilidad de la sociedad ante la trata de personas, reconoció Maria Grazia Giammarinaro, relatora especial de la ONU sobre los derechos humanos de las víctimas de este fenómeno, especialmente mujeres y niños.

En conferencia de prensa ofrecida en La Habana al término de su visita, Giammarinaro celebró el plan del país frente a la trata y la inclusión en este de estrategias multidisciplinarias y la unión desde las instituciones.

Las fortalezas se vinculan a que las personas en Cuba cuentan con gran nivel de educación, la población es culta y conocedora de sus derechos, y además el sistema de salud pública permite la atención con profesionales de alto nivel, destacó la relatora, quien insistió en que el elevado número de trabajadores sociales ayuda a conocer a la comunidad e intervenir ante cualquier riesgo.

Entre las buenas prácticas que identificó en Cuba, la funcionaria señaló la protección a menores en los procesos penales, y el hecho de que el país incluya la trata en sus acuerdos de cooperación internacional.

En su labor de analizar este fenómeno en el mundo y las habilidades de los gobiernos para enfrentarlo, la relatora —que inició su visita el pasado 10 de abril invitada por el Gobierno cubano—, se reunió con organizaciones de la sociedad civil y autoridades de la Isla para constatar sus estrategias, a las cuales calificó de novedosas.

Destacó también el hacer de la Federación de Mujeres Cubanas y del Centro Nacional de Educación Sexual.

No obstante, alertó, no se puede descartar la posibilidad de que se dé este fenómeno, porque ningún país en el mundo está inmune. Por eso identificó como factores principales de preocupación ante la trata en Cuba al abuso sexual de menores en la familia; la vulnerabilidad de los emigrantes en los países de tránsito para llegar al destino final, y la situación de los jóvenes que aceptan contratos de trabajo en el extranjero, pero tienen poca experiencia sobre viajes y oportunidades laborales y pueden ser engañados y obligados a prostituirse o vejarse de cualquier modo.

La relatora de la ONU sugirió a las autoridades del país perfeccionar el marco jurídico referente a la trata, pues opina que es preciso tipificarla como delito y separarla del proxenetismo, para prever la explotación laboral, entre otros modos de manifestarse este fenómeno.

También es esencial amparar legislativamente a los niños de hasta 18 años, y no limitar la protección hasta los 16, enfatizó.

Igualmente, calificó de avanzado el hecho de que en Cuba la prostitución esté despenalizada, pues ello propicia que las personas no teman sanciones y estén dispuestas a salir de su situación, sin tener que enfrentar ningún proceso.

Respecto a la protección a las víctimas, comentó que se le ha informado que todas las de trata y proxenetismo reciben asistencia y protección, al igual que los casos de jóvenes explotados en el extranjero, que regresan a Cuba y reciben ayuda para integrarse al empleo y la sociedad.

Explicó Maria Grazia Giammarinaro que no hace evaluaciones ni comparaciones respecto al mundo porque cada país tiene su situación. Pero sí podría afirmar que los factores de vulnerabilidad de Cuba son menos importantes que en otros países, en relación con la miseria y la desprotección social.

Toda esta labor reduce la vulnerabilidad, reconoció, pero siempre habrá motivos para engañar a alguien, pues los traficantes son muy inteligentes y hábiles para aprovecharse de cualquier situación. Por eso abogo por atender a cualquier nuevo contexto que pueda derivar en trata de personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.