Trump dice adiós a Paris

El mandatario estadounidense confirmó este jueves la salida de EE.UU. del acuerdo climático

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, junio 1.— «Nos vamos», dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, este jueves en los jardines de la Casa Blanca al referirse al Acuerdo de Paris contra el cambio climático, confirmando así la salida de su país del pacto vinculante aprobado en 2015 y ratificado por Barack Obama en 2016, apuntó Reuters.

«En el día de hoy, Estados Unidos cesará toda implementación del acuerdo de París y las pesadas cargas financieras y económicas impuestas a nuestro país», expresó Trump, y aseguró que la retirada «representa una reafirmación de la soberanía estadounidense».

Como resultado de esta decisión, todos los compromisos no vinculantes adoptados por la adhesión al acuerdo cesarán, con efecto inmediato.

Sin embargo, señala AFP, el mandatario buscó dejar abierta una puerta, al afirmar que su gobierno está dispuesto a negociar un nuevo acuerdo. «De forma que estamos saliendo pero vamos a comenzar a negociar y veremos si podemos alcanzar un acuerdo justo. Si podemos, será excelente. Si no podemos, también», consideró.

Trump, quien valoró como «desventajoso» al compromiso y criticó las «draconianas» cargas financieras y económicas que conlleva, aseguró que podría lograr «una nueva transacción sobre términos que sean justos para Estados Unidos, sus negocios, sus trabajadores, su gente y sus contribuyentes».

Tras su anuncio, Italia, Francia y Alemania lamentaron la decisión del presidente estadounidense, al tiempo que rechazaron su sugerencia de revisar el pacto, señaló otro despacho de Reuters.

«Consideramos irreversible el impulso generado en París en diciembre de 2015 y creemos firmemente que el Acuerdo de París no puede renegociarse, ya que es un instrumento vital para nuestro planeta, nuestras sociedades y nuestras economías», dijeron los líderes de los tres países en una poco usual declaración conjunta.

El primer ministro italiano Paolo Gentiloni, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron instaron a sus aliados a acelerar los esfuerzos para combatir el cambio climático y afirmaron que harían más para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse.

Merkel pidió que prosiga «la política climática que preserva nuestra Tierra» y varios de sus ministros socialdemócratas, entre ellos el de Relaciones Exteriores, advirtieron que la decisión de Trump «perjudicará» al mundo entero.

En un caris algo más optimista Gentiloni afirmó que no había que «retroceder» con lo logrado en París.

En tanto, el expresidente Barack Obama afirmó en una nota que la decisión de retirarse del entendimiento global es un «rechazo al futuro», reportó AFP.

«Incluso con la ausencia del liderazgo estadounidense, incluso cuando este gobierno se une a un puñado que rechazan el futuro, tengo confianza de que nuestros estados, ciudades y empresas saldrán adelante y harán ahora más en liderar el camino y proteger el futuro de generaciones del único planeta que tenemos», indicó Obama en un comunicado.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, estimó como «seriamente errónea» la decisión del presidente estadounidense, mientras, el comisario europeo para el Clima, Miguel Arias Cañete, comentó que el mundo «puede contar con Europa» para dirigir la lucha contra el calentamiento global.

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, estimó que el jueves era «un día triste para el mundo. Dinamarca está listo para continuar la batalla por el clima y salvar a las generaciones futuras».

Desde la Naciones Unidas, su portavoz evocó una «gran decepción» con la salida de EE. UU. del pacto vinculante, decisión que encontró en Washington opiniones divididas, pues —según explicó DPA— el tema dividió aguas en la Casa Blanca. Del lado de la permanencia estaban el secretario de Estado Rex Tillerson, con el apoyo de científicos, pares extranjeros y figuras importantes de la economía. De otro lado, los partidarios del estratega nacionalista Stephen Bannon.

Dentro del Acuerdo de Paris, el objetivo de Estados Unidos, fijado por la administración de Obama, es una reducción del 26 al 28 por ciento de las emisiones de gases con efecto invernadero para 2025, en relación a las emisiones registradas en 2005.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.