Fiscalía de Brasil debe decidir denuncia a Temer

El Tribunal Supremo le dio de plazo hasta el martes

Autor:

Juventud Rebelde

BRASILIA, junio 23.— La investigación en contra del presidente no electo de Brasil, Michel Temer, entró en una fase decisiva luego de que el Tribunal Supremo emplazara a la Fiscalía a decidir si denuncia o no al mandatario por corrupción, al tiempo que la Policía concluyó la pericia del audio que lo incrimina.

Según observadores citados por EFE, ahora la Policía deberá entregar el resultado de la pericia al Supremo Tribunal Federal para su análisis.

El máximo ente de la justicia brasileña, en tanto, emplazó a la Fiscalía para que se pronuncie antes del martes sobre una eventual denuncia, según determinó el juez Edson Fachin, a cargo del caso que explotó con la divulgación por O Globo de la cinta en la que el empresario del gigante cárnico JBS, Joesley Batista, grabó a Temer, y este acepta la compra del silencio del extitular de la Cámara de Diputados y ahora preso por corrupción, Eduardo Cunha.

La defensa de Temer ha alegado que el audio pudo ser editado y que la prueba no era sólida; pero un informe parcial de la Policía señala que existen fuertes evidencias de que Temer incurrió en el delito de corrupción pasiva, según indicó EFE.

El documento afirma que la empresa JBS dio «ventajas indebidas» a Temer «de manera remota», y también al exdiputado Rodrigo da Rocha Loures (exasesor del Presidente), de forma «inmediata».

La Policía, sin embargo, ha solicitado más tiempo para indagar si Temer incurrió también en delitos de obstrucción de la justicia y de asociación ilícita, que son las otras dos causas que se le imputan.

Observadores afirman que si finalmente el fiscal general, Rodrigo Janot, presenta una denuncia contra Temer, su aceptación o rechazo dependerá de una votación en la Cámara de los Diputados, que necesitará el voto de al menos dos tercios de sus miembros para que el Tribunal Supremo Federal tenga la última palabra sobre el caso.

La denuncia solo procederá si es avalada primero por una comisión de diputados, que tendrá hasta 15 sesiones para analizar el caso, y luego por al menos dos tercios de los 513 legisladores que conforman el pleno.

Si así fuera, Temer sería suspendido de sus funciones durante 180 días, plazo que tendría el Supremo para concluir un proceso en el que solo podría considerar hechos ocurridos desde que el Presidente asumió el poder, en mayo de 2016, luego del golpe bajo la forma de impeachment contra Dilma Rousseff.

Mientras esto sucede, Michel Temer, quien trata de hacer avanzar, contra viento y marea, la Reforma laboral que ya tiene medio voto en la Cámara, está de gira por Europa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.