Negociaciones de paz para Siria en Ginebra con auspicio de la ONU

Según el secretario general de la ONU, António Guterres, la tregua en la frontera jordana es un paso significativo para reducir la violencia e incrementar el acceso humanitario

Autor:

Juventud Rebelde

GINEBRA, julio 10.— La vigencia del cese del fuego en el suroeste del territorio sirio, fronterizo con Jordania, acordado con la mediación de Rusia y Estados Unidos, indujo un moderado optimismo al inicio este lunes aquí de la séptima ronda de negociaciones indirectas entre el Gobierno de Siria y la oposición, para una solución política del conflicto.

Según el secretario general de la ONU, António Guterres, la tregua en la frontera jordana es «un paso significativo para reducir la violencia e incrementar el acceso humanitario a través de Siria», informó desde Nueva York el portavoz Stéphane Dujarric

La nueva ronda de conversaciones en Ginebra comenzó con una reunión del enviado especial de la ONU para Siria, Steffan de Mistura, con el jefe de la delegación del Gobierno sirio, Bashar al Jafari, seguida de un almuerzo de trabajo con los representantes de la oposición.

De Mistura informó que las negociaciones se centrarán en cuatro áreas: una nueva Constitución, cambios en el sistema de gobierno, elecciones y lucha contra el terrorismo.

El funcionario intenta impulsar una agenda basada en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que prevé la creación de un gobierno de transición «creíble, inclusivo y no sectario», un calendario para la redacción de una nueva Constitución y la celebración de elecciones.

Sin embargo, los sectores opositores pretenden colocar como condición previa a toda negociación sustancial la salida del poder del presidente Bashar

al-Assad, posición que contó hasta ahora con el respaldo de Estados Unidos y sus aliados.

No obstante, tras el encuentro en Hamburgo entre los presidentes Vladimir Putin, de Rusia, y Donald Trump, de Estados Unidos, al margen de la reunión del G-20, Washington parece inclinarse a aceptar la permanencia de al-Assad mientras prosigan las negociaciones, con el fragor de los combates en varias regiones como trasfondo de las pláticas.

Irán, principal potencia regional aliada de Damasco,  pidió este lunes a Rusia y Estados Unidos, por intermedio de su Cancillería, que el cese al fuego instaurado el domingo en las provincias de Al Quneitra, Deraa y Al Suieda, se extienda a toda Siria, ya que no funcionará si no abarca todo el territorio, reportó Notimex.

Irán y Rusia, otro puntal del Gobierno sirio en la guerra contra el terrorismo y por la integridad territorial, se unieron a Turquía, que apoya a ciertos grupos opositores armados, para impulsar desde Astaná, capital de Kazijistán, la instauración de cuatro zonas de distensión militar.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, dijo que los participantes en las conversaciones sobre Siria en Astaná se acercaron a un acuerdo para establecer otras dos zonas de distensión en la región occidental de Homs y en la región oriental de Ghouta.

Agregó que las conversaciones continúan sobre otra zona en el estado nororiental de Idlib, según reportó Xinjua.

Lavrov señaló que Rusia da la bienvenida a la «activa participación» de Estados Unidos en el proceso de Astaná y continuará alentándola, a pesar del estatus de Washington como observador en las conversaciones, reportó Tass.

Rusia, añadió, está dispuesta a seguir promoviendo el proceso de normalización de las relaciones entre el Gobierno y la oposición, y apoyarlos en sus esfuerzos conjuntos contra los grupos terroristas, en primer lugar mediante la presencia de la fuerza aérea rusa en Siria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.