Más de 1 100 personas todavía desaparecidas luego del huracán Michael

Sagaz definición del ambientalista Trump: el clima «va hacia adelante y hacia atrás, hacia adelante y hacia atrás»

Autor:

Juventud Rebelde

Florida, octubre 17.— A una semana de que el huracán Michael tocara tierra por la zona de Panhandle, en el estado de Florida, 1 135 personas están desaparecidas, porque no han hecho contacto ni con familiares ni amigos, dijo a Reuters Matthew Marchetti, cofundador de Crowd Source Rescue, una organización que mantiene a cientos de voluntarios ocupados en la búsqueda.

Según la agencia noticiosa, Marchetti dijo que la mayoría de los desaparecidos son de Panama City y muchas son personas ancianas, con discapacidades o pobres que viven solas, y que la búsqueda se enlentece porque es pobre la recepción telefónica en las áreas afectadas. Michael también dejó sin fluido eléctrico a más de 155 000 clientes, y no se espera la recuperación de la energía hasta dentro de varias semanas.

Las autoridades de la Florida no han dado cifra de cuántas personas están desaparecidas luego del huracán, porque consideran que pudieran estar con amigos o familiares y no se presumen como fallecidas.

Michael es una de las tormentas más devastadoras que ha golpeado el sudeste de Estados Unidos, y además de la Florida afectó durante su trayectoria a Georgia, las Carolinas y Virginia y el número oficial de muertes es de al menos 27.

Unas semanas antes casi la misma zona fue arrasada por el huracán Florence que dejó más de 40 víctimas mortales en Carolina del Norte  y del Sur y Virginia.

La oficina del gobernador de la Florida, Rick Scott, ha dicho que ha distribuido hielo, agua y tres millones de raciones listas para comer, pero muchos de los damnificados expresan frustración por el paso lento de la recuperación.

Entretanto, el presidente Donald Trump, quien voló el lunes desde la Casa Blanca hasta la Florida para conocer de los daños causados por Michael, dijo a la Associated Press que tiene un «instinto natural para la ciencia» que informa su comprensión del cambio climático y le permite ver a través del sesgo político del que acusó a algunos científicos que advierten del peligro.

En entrevista publicada el miércoles, el Presidente reiteró su creencia de que el clima está cambiando, pero sostuvo que el clima «va hacia adelante y hacia atrás, hacia adelante y hacia atrás». Afirmó que los científicos están divididos en cuanto a si el cambio climático es el resultado de la actividad humana, desconociendo la opinión de la gran mayoría de los científicos y sus investigaciones.

A principios de este mes, el Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre cambio climático publicó un informe diciendo que si el planeta llega a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales en 2030 podría aumentar el riesgo de sequías extremas, incendios forestales, las inundaciones y la escasez de alimentos para cientos de millones de personas.

El galimatías del comentario de Trump a la AP vino en respuesta a las observaciones que hizo en una entrevista con el programa 60 minutos, de la cadena televisiva CBS, donde el Presidente admitió que el cambio climático no es un engaño, pero también dijo que no cree que sea «hecho por el hombre».

«Yo soy un ambientalista», dijo Trump. «Todo lo que quiero y todo lo que tengo es limpio. Limpio es muy importante, agua, aire. Quiero agua absolutamente cristalina y quiero el aire más limpio para el planeta y el aire ahora es más limpio que nunca. (Eso es) muy importante para mí».

Pero ahí mismo dio el puntillazo con lo que  realmente piensa: «Lo que no estoy dispuesto a hacer es sacrificar el bienestar económico de nuestro país por algo que nadie sabe realmente».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.