Triste día para el pueblo brasileño

En las redes sociales se multiplicaron notas de agradecimiento, de tristeza, de confianza en los galenos cubanos y de incertidumbre ante lo que pierden

Autor:

Juana Carrasco Martín

Tiene mucho que contar Alexandre Rocha Santos Padilha, médico de enfermedades infecciosas y político brasileño. Fue el Ministro de Salud de Brasil entre 2011 y 2014 que puso en práctica el programa de salud Más Médicos.

Su reacción inmediata ante el anuncio de la salida de Cuba del programa, la hizo expresa en su cuenta en Twitter @padilhando y en Facebook, donde se pueden también escuchar razones y sentimientos sobre quién pierde y quién gana con eso.

«Triste día para la salud brasileña, para nuestras relaciones internacionales y para la historia de América Latina. Después de innúmeras declaraciones preconcebidas por parte del presidente electo (Jair Bolsonaro) y sus operadores políticos y de ataques constantes, el Ministerio de Salud de Cuba declaró su retirada del Programa Mais Médicos que llegó a más de 60 millones de brasileños», tuiteó.

Expuso la mezcla de gratitud y de tristeza y aseveró que «los ataques sistemáticos a los médicos cubanos surtieron efecto. El poder, las ganancias y el espíritu de guerra sofocaron el bienestar común. El pueblo pierde y cabe preguntar quién va a ganar ahora».

«Infelizmente, agrega el doctor Alexandre Padilha, esa irresponsabilidad cometida por el presidente electo y sus operadores políticos recaerá sobre la población más vulnerable y que más precisa de salud».

Por su parte, la Red de Médicos Populares lamentó en una nota la salida de Cuba que, dijo, significa que comunidades brasileñas se queden sin acompañamiento médico.

«Para los profesionales que componen la Red, Cuba demuestra con su ejemplo cotidiano que la medicina puede ser para todos. Ejemplo de que las favelas, el sertao y la Amazonia pueden tener médicos. Ejemplo de que un pobre puede ser médico. Ejemplo de que un negro puede ser médico. Ejemplo de que un Estado debe garantizar la Salud como un Derecho. Ejemplo de amor latinoamericano».

«Comprendemos que el momento político en que Brasil se encuentra, de avance del fascismo y de las amenazas de las políticas públicas, coloca en riesgo la presencia de los médicos cubanos y el respeto a los términos del contrato con la OPS (Organización Panamericana de la Salud)».

La Red agradeció el trabajo realizado por los médicos cubanos en estos cinco años, y apuntó que «Cuba, notoria por sus acciones de brigadas de solidaridad en regiones de desastre y epidemias desde los años 60, nos deja un legado de que la solidaridad con otras naciones es la importancia de la salud como derecho»

Pero sobre todo destacan las notas de agradecimiento, de tristeza, de confianza en los galenos cubanos y de incertidumbre ante lo que pierden, que se multiplicaron en las redes sociales, en respuesta a @padilhando y en las conversaciones y debates que generó lo acontecido.

Edineide Rodrigues dijo: Trabajé con médicos cubanos. Y ellos justo ayudaban a su país con su salario. Piensan en el prójimo. Ayudan a sus compañeros. Me emocioné con la forma en que ellos piensan en ayudar a su país.

Euzinha Angelica Rabelo Rodrigues Ribeiro: Aquí soy atendida por una médica cubana porque la escogí. Sabiendo su competencia, la escogí.

Gabriel Betancor Dantas: Muy triste por lo ocurrido, desde que vinieron para Brasil la clase dominante agredió a los médicos profesionales cubanos. Mi querido Padilha comparto su tristeza, sé lo que es ser pobre y no tener acceso a una vida digna…

Jose Carlos Sobrihno: Los médicos quieren trabajar donde les conviene, no donde hay necesidad... quiero ver a uno ir a una región del norte donde los médicos cubanos van, de nuevo será una región abandonada!!!

Conce Conce Rocha: Muy triste, Brasil sin salud para todos!!!

Felipe Nagy: Llega a doler el pecho.

Rejane Marques: Es triste ver a personas apoyando o aplaudiendo el fin de Mais Médicos. Yo acredito que esas personas nunca precisaron ir a una posta y ser atendidos por los médicos cubanos. Los que lo necesitan, saben la importancia de esos médicos en Brasil. Son humanos, cuidadosos y muy competentes.

Jose Paulo Barbosa: Es un tiempo tenebroso el que viviremos! Mentiras y FakeNews (noticias falsas) vencieron en la elección. Las ciudades pequeñas y periferias quedarán sin atención médica. Los médicos brasileños no irán a trabajar a esos rincones, se quedarán en los grandes centros.

Leticia Bova: Interesante que para Oxford, Harvard, Cambridge, Stanford, la medicina cubana es considerada una de las mejores del mundo. Mas para el Brasil del Mesías, y los formados en Unifacebook, no tienen valor alguno.

Ana Veronica Miyasaka: Infelizmente mi madre vive en Natal y era cuidada por una médica de Cuba y nunca fue tan bien cuidada, ella venía a la casa, pues mi madre esta incapacitada, y lamentable y lastimosamente estamos perdiendo lo que se conquistó con mucho sacrificio, el pueblo brasileño pobre se está quedando cada vez más pobre.

Sandra Silvestre: Ese programa trajo a millares de médicos para Brasil porque nuestros médicos en su mayoría rehusaron, no quisieron principalmente trabajar en lugares distantes. Así los cubanos atendieron a personas que sufrían con la falta de atención. Ese programa llevaba a los médicos hasta las casas de las personas haciendo un programa familiar preventivo, una de las varias especialidades de las universidades cubanas. Y ahora??? Quién atenderá a esa población?????

Luzia Japira Alves Pereria: En las auditorías que realicé por Denasus, los rincones de este país, en los municipios de fronteras, en las ciudades perdidas del interior de la Amazonia, en las ciudades pobres del interior del Nordeste. En los barrios de la periferia de los grandes centros urbanos. En fin, en los lugares donde los médicos brasileños, los mismos que perciben buenos salarios, se rehusaron trabajar, encontramos a los médicos cubanos. Las personas los quieren, porque son atentos y amorosos. Acogedores.

Por su parte, el Consejo Nacional de Secretarías Municipales de Salud (Conasems) y el Frente Nacional de Alcaldes (FNP) hicieron una declaración conjunta en la que lamentan la interrupción de la cooperación técnica entre la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Gobierno de Cuba.

Rescindir los contratos apunta a un escenario desastroso, aseguran, y le piden la revisión al nuevo Gobierno de los «cambios drásticos en las reglas del programa, lo que fue determinante para la decisión del Gobierno de Cuba. En carácter emergente, sugieren el mantenimiento de las condiciones actuales de contratación, renovadas en 2016, por el Gobierno de Michel Temer, y confirmadas por el Supremo Tribunal Federal en 2017».

«La cancelación abrupta de los contratos en vigor supondrá una pérdida cruel para toda la población, especialmente para los más pobres. No podemos renunciar al principio constitucional de la universalización del derecho a la salud, ni estar de acuerdo con ese retroceso», concluyen.

El diálogo del Presidente cubano y el joven doctor

La decisión del Ministerio de Salud Pública de Cuba tuvo amplia repercusión en las redes sociales de Brasil y también en la Isla.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su cuenta @DiazCanelB, había tuiteado:

#MaisMedicos Con dignidad, profunda sensibilidad, profesionalidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba

Recibió muchas respuestas, entre ellas la de @YanoskiUrgelles, médico cubano que presta servicio en Santa Maria das Barreiras PA, quien en un tuit dijo:

«Con la cabeza en alto regresaremos a la Patria, donde nos necesite la Revolución ahí estaremos».

El diálogo en Twitter continuó:

«Con la frente bien en alto, ustedes son un ejemplo insuperable de humanismo y dignidad. Los que piensan vanidosamente solo en sí mismos no pueden entender la esencia de nuestras convicciones internacionalistas. #SomosCuba».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.