Eugenia León

La mexicana Eugenia León actuará este 27 de mayo en la sala Avellaneda del Teatro Nacional, invitada a la sexta edición del Encuentro de Voces Populares

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Como en otros grandes escenarios del mundo, la mexicana Eugenia León, quien recibiera en 2016 un Grammy por la obra de toda la vida, actuará este 27 de mayo en la sala Avellaneda del Teatro Nacional, invitada a la sexta edición del Encuentro de Voces Populares.

Nacida el 7 de junio de 1956, Eugenia León, una de las cantantes más respetadas en la escena musical contemporánea latinoamericana, a los 18 años decidió estudiar en la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Lo primero que hizo antes de presentarse en solitario en 1982, fue integrar los grupos Víctor Jara y Sanampay. En 1983 salió su ópera prima Así te quiero y dos años más tarde conquistó el primer lugar en el prestigioso Festival Internacional OTI, que tuvo lugar en Sevilla, España, con la canción El fandango aquí.

En lo adelante ha desarrollado una sólida carrera que la ha llevado a importantes escenarios de Francia, Japón, Nueva York, Sevilla, Cartagena, Alemania, Brasil, Marruecos, Beijing y Egipto. Ha grabado más de 25 álbumes, en los cuales interpreta a compositores como Fito Páez, David Haro, Joan Manuel Serrat, Marcial Alejandro, Armando Manzanero, José Alfredo Jiménez, Francisco Gabilondo Soler, Liliana Felipe y María Grever, a quien pertenece Alma mía, la propuesta de esta edición de ¡De Impacto!

En 2003, inició su labor como conductora del programa de televisión Acústico, donde entrevista a personalidades de la música iberoamericana. En 2011 tuvo a su cargo la inauguración de los Juegos Panamericanos de Guadalajara. En 2016 recibió un Disco de Oro junto a Tania Libertad y Guadalupe Pineda por las  ventas de su exitoso proyecto Las tres grandes.

Alma mía

Alma mía sola, siempre sola,/ sin que nadie comprenda tu sufrimiento,/ tu horrible padecer;/ fingiendo una existencia siempre llena/ de dicha y de placer,/ de dicha y de placer...

Si yo encontrara un alma como la mía,/ cuántas cosas secretas le contaría,/ un alma que al mirarme sin decir nada/ me lo dijese todo con su mirada.

Un alma que embriagase con suave aliento,/ que al besarme sintiera lo que yo siento,/ y a veces me pregunto qué pasaría/ si yo encontrara un alma como la mía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.