Los centímetros que más preocupan a los hombres

Científicos dicen haber determinado la medida considerada «normal» para el largo y la circunferencia del pene

Autor:

Patricia Cáceres

Paradójicamente, la ciencia parece tener más respuestas cuando se habla de exoplanetas, nuevos antibióticos o descubrimientos fósiles, que al intentar definir el tamaño considerado «normal» para el largo y la circunferencia del pene.

La imprecisa respuesta ha oscilado siempre en un rango de entre 12 y 15 centímetros, de 10 a 19… en dependencia de si existe o no erección en el momento de tomar la medida. Una cifra aún por definir que puede generar ansiedad en algunos hombres, al punto de padecer dismorfofobia (temor desproporcionado de tener un defecto corporal), o simplemente generar interrogantes acerca del uso del preservativo.

Con esta premisa, un equipo de urólogos británicos de los centros universitarios de King’s College, de Londres, y de la Maudsley NHS Foundation recopiló datos de los 17 ensayos más importantes realizados sobre la materia en los últimos años, en los que se analizaron las medidas de un total de 15 521 hombres de todo tipo de nacionalidades y razas. Ello incluyó procedencias tan dispares como Corea del Sur, Tanzania, Jordania, Italia, Estados Unidos y Nigeria.

Los resultados del estudio, publicado en la prestigiosa revista de urología BJU International, echaron por tierra muchos mitos existentes sobre el órgano sexual masculino.

No tan diferentes

Los investigadores, dirigidos por el médico David Veale, revelaron que la mayoría de los penes cuentan con unas dimensiones muy similares. Los que tienen más de 16 centímetros en erección son menos del cinco por ciento, y los menores de 11 centímetros apenas son el diez por ciento. El pene medio tendría entonces 13,24 centímetros en erección y 9,16 centímetros en reposo.

En cuanto a la circunferencia, los resultados obtenidos revelan que se sitúa en 9,31 centímetros, incrementándose durante la erección hasta los 11,6 centímetros.

A partir de esta información, el equipo diseñó un gráfico que permite realizar un cálculo numérico aproximado para medir el tamaño del pene en todas las edades y razas, y determinar las dimensiones del tamaño estándar.

Al decir de los expertos, se trata de un diagrama similar al utilizado para evaluar las curvas de crecimiento (peso y talla) de los niños y las variaciones consideradas normales.

Curiosamente, al repasar los datos, los investigadores no han encontrado correlación sólida entre el tamaño del pene y otros rasgos físicos como la altura, la masa corporal o el tamaño de los pies. Tampoco hay información para sostener que los negros cuentan con dimensiones distintas que los caucásicos, ni que los asiáticos tienen nada que envidiar al resto.

Las muestras válidas, los datos contrastables, no dan de sí lo suficiente como para establecer de forma concluyente este tipo de comparaciones establecidas como verdades en el imaginario colectivo, refiere el informe del estudio.

Un centímetro más, un centímetro menos…

Los autores de la investigación aclaran que quizá la causa de las imprecisiones en los estudios precedentes sea las limitaciones y sesgos para obtener datos fiables.

La técnica para medir el aparato reproductor masculino —recuerdan— es muy sencilla: colocar una cinta o regla, por encima del pene, apretando contra el cuerpo para que la medición se haga desde el hueso púbico hasta la punta del miembro, descartando lo que pudiera sumar el prepucio.

No obstante, ¿cuáles son las condiciones idóneas para hacer la medición? ¿Puede un pene erecto ser igual frente a un médico que con la pareja?, cuestionan.

Algunos trabajos científicos han dejado claro que el tamaño cambia en función de multitud de variables externas y propias, como la temperatura, la altitud, la excitación o si se ha eyaculado con anterioridad.

David Veale, líder del estudio, propone que estas mediciones se realicen al nivel del mar, en una consulta acondicionada a 21 grados, sin haber eyaculado en las anteriores 24 horas y tras haberse estimulado en privacidad. Pocos estudios cumplen estos requisitos, señala.

Otro factor que pudo haber influido en experimentos anteriores es la selección de la muestra, ya que muchos se realizan entre un grupo de hombres que se apuntan voluntariamente.

Tal es el caso de una investigación impulsada por la investigadora Debbie Herbenick, del Instituto Kinsey, que tras analizar a 1 661 hombres determinó que la media era de 14,15 centímetros en erección, un centímetro más que la obtenida por Veale.

«Se sabe que algunos de estos voluntarios pueden haber participado porque se sienten más seguros con el tamaño de su pene que la población masculina general. La confianza para tomar parte en estas mediciones puede sesgar las medidas al extremo más grande de la distribución», explica el reciente estudio.

Otro trabajo realizado entre hombres europeos en 2008, para un fabricante alemán de condones, también ofreció una media por encima de los 14 centímetros. Trascendieron las comparaciones entre países de la Unión Europea, con franceses y griegos en los extremos, con casi cuatro centímetros de diferencia difíciles de explicar.

Ninguno de los trabajos analizados por Veale explicaba con detalle cómo se eligió la muestra y si hubo hombres que rechazaron participar, un sesgo de autoselección que podría invalidar los resultados.

A todo esto se suma otro problema: la preparación del personal que hizo las mediciones, Según Veale, solo en un par de casos se entrenó a las personas que se dedicarían a medir los penes para asegurarse de que la técnica era la misma. Y solo algunos repitieron la medición para corroborar el dato.

Otros resultados del estudio indican que el 85 por ciento de las mujeres está satisfecha con el tamaño de su pareja frente al 55 por ciento de los hombres, 30 puntos menos complacidos que ellas.

«Creemos que los gráficos que entregamos ayudarán a los médicos a tranquilizar a la gran mayoría de los hombres respecto a que el tamaño de su pene está en el rango normal», concluye Veale.

No obstante, si usted está ansioso por compararse con el estudio, deberá seguir el mismo procedimiento.

Todas las medidas de longitud se hicieron desde el hueso púbico hasta la punta del glande en el lado superior del pene. Cualquier grasa que pueda cubrir el hueso púbico se comprimió antes de la medición, y cualquier longitud adicional proporcionada por el prepucio se descartó. La circunferencia se midió en la base del pene o alrededor del centro del eje.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.