SMS... ¿peligro para el idioma?

La emergencia de los mensajes de texto cortos utilizados en la telefonía celular preocupa a lingüistas y amantes del idioma. Pero otros piensan que la adaptación a los nuevos tiempos es inevitable

Autor:

Amaury E. del Valle

Dde tas? (¿Dónde estás?)
Qtl tod? (¿Qué tal está todo?)
Calme x noch (Llámame por la noche)
Tqm (Te quiero mucho)
1b (Un beso)

Las anteriores son apenas algunas de las abreviaturas que se utilizan actualmente en los SMS (Short Message Service), uno de los servicios más populares de la telefonía celular, que ha ganado millones de adeptos desde su aparición a principios de la década de los 90.

Utilizados para expresar las más disímiles emociones, y más baratos que las llamadas convencionales en todo el mundo, incluida Cuba, los SMS se han convertido en poco tiempo en una forma de comunicación sui géneris.

Eso ha despertado la curiosidad y a su vez la preocupación de los lingüistas, los cuales se separan entre los que temen que este tipo de comunicación pueda empobrecer el lenguaje y quienes opinan que es mejor adaptarse a los nuevos tiempos.

De uno u otro lado, lo cierto es que el fenómeno no pasa inadvertido, mucho menos entre jóvenes de todas las culturas y naciones, quienes lo han convertido en una jerga propia y, en no pocos casos, lo han trasladado más allá del límite del celular, intentando utilizar sus códigos en la comunicación escrita y hasta verbal.

La alarma se desató en el año 2006, cuando una niña británica fue suspendida en un examen porque la maestra no podía entender la cantidad de abreviaturas escritas. La razón era muy sencilla: había escrito en SMS.

Más allá de la pintoresca anécdota, la afirmación a principios de 2008 del director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, de que esa institución está enfrascada en elaborar una tabla de abreviaturas para los SMS dentro de su meta de adaptar los conocimientos de la Academia a las nuevas tecnologías, desató una inmensa polémica sobre la pertinencia o no de darles cabida en el español a estos nuevos intrusos, cortos pero populares.

El académico, a tono con los nuevos aires, se ha defendido alegando que se debe «dar respuesta a todas las personas que escriben en Internet o que utilizan los mensajes de móviles».

«La RAE tiene conciencia de que la lengua es del pueblo y es callejera», declaró el responsable de esta institución durante el encuentro Aprendiendo a exportar: Contenidos culturales para el mundo, efectuado en el año 2008, cuando señaló que «desde la Real Academia no agotaremos nunca las posibilidades del español».

Pero esta intención de la Academia encargada de resguardar los valores del idioma español no ha hecho más que agregarle leña al fuego. Incluso en su seno hay divergencias. La realidad, en cambio, supera todo debate, y los SMS siguen extendiéndose cada día con más fuerza. Lo quieran los lingüistas o no… llgron p qdrse (Llegaron para quedarse).

Historia en abreviaturas

Según la Enciclopedia Virtual Wikipedia, el servicio de mensajes cortos o SMS está disponible en la telefonía móvil y permite el envío de mensajes cortos, entre teléfonos móviles y fijos y otros dispositivos de mano.

Esta conceptualización resumida, muy útil, permite definir una tecnología que al decir de muchos ha revolucionado la comunicación humana, como mismo lo han hecho los correos electrónicos, Internet y hasta la misma telefonía celular, en cuya concepción siempre estuvo la idea del SMS.

En un principio el SMS se pensó como una manera de avisar al usuario, por ejemplo, de llamadas perdidas o mensajes en el buzón de voz; sin embargo, pronto se dieron cuenta de que serían mucho más atractivos ofreciendo la posibilidad de enviar mensajes de texto de un usuario móvil a otro.

El primer mensaje comercial SMS fue enviado por la red GSM de Vodafone el 3 de diciembre de 1992 en el Reino Unido a través de un ordenador, con un texto que solo decía: «La navidad alegre».

Aunque inicialmente el invento tuvo poca acogida, ya para finales de los 90 del siglo pasado se había vuelto muy famoso, al insertarse masivamente como prestación de todos los proveedores de telefonía celular. De hecho, según estadísticas publicadas en Wikipedia, ya en el año 2006 el SMS era una industria que produjo más de 80 000 millones de dólares a escala mundial, con un margen de beneficio del 90 por ciento.

Su precio, a escala mundial, es siempre mucho más bajo que el minuto de llamada, y se mantiene entre los 0,10-0,20 centavos de dólar, con un máximo de entre 140-160 caracteres por mensaje.

Es este atractivo del bajo costo lo que lo ha hecho muy popular. Y a su vez, esa limitación en la cantidad de caracteres que pueden escribirse en cada mensaje es la causante de un fenómeno de contracción del habla escrita muy peculiar.

¿Y ahora qué dijo este?

Para entender, leer y hasta escribir un mensaje SMS hay reglas no escritas en cada lengua, e incluso traspolaciones de términos y frases de un idioma a otro, fundamentalmente de la lengua inglesa, que cada usuario de telefonía celular asume como suya.

Aunque no existe un diccionario de términos o frases definitivo, los expertos que han estudiado el fenómeno han podido generalizar una serie de patrones que se siguen en los mensajes de texto.

Así, por ejemplo, las profesoras españolas Carmela Domínguez y Teresa Mejuto, en un artículo publicado en Internet con el título «Diccionarios y repertorios de SMS» enumeran entre las características afines para el habla española la simplificación de la correspondencia fonema/letra, que se hace unívoca, lo que provoca que se use indistintamente b/v, y/ll, g/j, c/q/k, c/s, o que casi siempre desaparezca la h, al no pronunciarse, y el uso de la w como equivalente de gua, bue, hue y otros.

También se aprecia la utilización de los nombres de letras como correlato de sílabas completas: como en dport, en que la d y t suprimen el uso de la e; así como la interpretación y por ende supresión del uso de determinadas letras de acuerdo con el contexto en que se usen, como sucede en tjta, que significa tarjeta, o en el uso de abreviaturas propias del registro coloquial: insti, biblio, mate y otras como porfa.

Las académicas también observaron que en los SMS las tildes desaparecen casi totalmente, se suprimen muchas veces los espacios entre palabras, se incluyen grafías fonéticas de palabras en inglés: plis, zanquiu, o la aparición de acrónimos según el modelo anglosajón, es decir, uso de consonantes seguidas que se convierten en palabras con el efecto de la lectura ante la imposibilidad de pronunciarlas sin el apoyo de las vocales (mñn por mañana).

Tampoco hay mucha preocupación por las funciones de mayúsculas y minúsculas; es común usar números con valor fonológico (salu2), la reinterpretación de los signos de puntuación en función de la brevedad, la comodidad y la imaginación, o el contagio a la escritura de determinados fenómenos orales, como el debilitamiento de la oclusiva sonora final de los participios: quedao por quedado.

Otras características en la «escritura SMS» son el uso de onomatopeyas y la repetición de signos de puntuación con carácter enfático, la inclusión de signos matemáticos como abreviaturas de palabras: t echo d- (Te echo de menos), la presencia de emoticonos (dibujos realizados con signos de puntuación y letras) o la simplificación de la sintaxis, con la consiguiente desaparición de determinadas categorías como preposiciones, artículos, adverbios, enlaces textuales y otras.

Ante todo ello, la alarma parece estar justificada. Sin embargo, hay quienes continúan pensando de manera diferente.

Lengua... pero fuerte

Las estadísticas mundiales indican que en nuestro planeta existen actualmente entre 6 000 y 7 000 lenguas, muchas de las cuales se hablan muy poco, ya que el 96 por ciento es utilizado apenas por el seis por ciento de la humanidad. De hecho, cada dos semanas se extingue una lengua, por lo cual los expertos afirman que a finales de este siglo quedarán apenas unos cientos.

En este contexto, según la Asociación Española de Usuarios de Internet, el español disfruta de una salud envidiable, ya que es la segunda lengua materna más hablada en el mundo, luego del mandarín, y supera incluso al inglés.

Más de 400 millones de personas, el seis por ciento de la población mundial, hablan el español como lengua materna en 22 países, que ocupan el diez por ciento del territorio del planeta.

«El español es entonces una fortaleza lingüística difícil de invadir», afirma el académico Roberto Hernández Montoya, presidente del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos.

El experto sugiere que la preocupación no está tanto en el mal uso del lenguaje, sino en las malas costumbres al escribir. Y en eso los SMS es verdad que influyen, pero no determinan.

El debate sobre el efecto de los msjes x cel (Mensajes por celular) continúa abierto. Usted también puede participar mediante la edición electrónica de nuestro diario, www.juventudrebelde.cu

Pero si lo hace, por favor hágalo en lenguaje normal. a vces txt sms x cel s dfcil d cmprder (A veces los textos SMS enviados por celular son difíciles de comprender).

Algunas palabras y frases utilizadas en los SMS

Acaba............................................akba
Adiós.............................................a2
Archivo...........................................archvo
Deseo............................................dseo
Duda..............................................?
Escapar...........................................skpar
Estrés.............................................s3
Caro...............................................kro
Fuerte............................................frt
Grande...........................................L
Juntos............................................jntS

***********************************

Te quiero........................................tq
Un beso..........................................1b
Llámame.........................................calme
Estoy en casa..................................¡home - toy ksa
Estoy en el trabajo...........................toy w
No sé.............................................ns
Suerte en tu viaje............................srte tu vje
¿Quieres salir conmigo?....................q slir cmgo?

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.