Un vistazo al futuro inmediato

En Informática 2013 las conferencias y exposiciones evidencian cuánto potencial hay para desarrollar todavía en este campo

 

Autor:

Amaury E. del Valle

No es una tarea fácil que digamos orientarse en una megaconvención donde se suceden a la vez 14 eventos y congresos, y en estos unos 30 cursos o talleres, y que tiene anexa a su vez una feria comercial con 61 pabellones, donde 73 entidades exponen productos y servicios.

Así sucede con la Convención y Feria Internacional Informática 2013, que durante esta semana sesiona simultáneamente en el Palacio de Convenciones de La Habana y en el recinto ferial Pabexpo, al oeste de la capital cubana.

Allí, entre las salas donde se exponen los trabajos y los stands donde se exhiben proyectos y productos, quizá se esté dilucidando el futuro inmediato de muchos caminos para el desarrollo del país, que ineludiblemente pasan por la aplicación impostergable y creativa de las nuevas tecnologías, no solo para conseguir grandes objetivos, sino en la vida cotidiana del cubano.

Un buen ejemplo son los encuentros con temáticas como la introducción de la televisión digital en el país; la informática en la educación, en la salud o en la comunidad; la calidad en las tecnologías de la información y las comunicaciones; las últimas tendencias de las telecomunicaciones; la geomática, o la seguridad informática, entre mu-chos otros tópicos.

Y es que, en medio de los debates teóricos entre académicos, especialistas, alumnos y hasta simples aficionados, o cuando uno recorre los salones de la Feria, es posible darse cuenta de cuánto potencial hay en estos campos, y a su vez cuánto más se pudiera hacer, más allá de las limitantes económicas y de conectividad que realmente existen.

¿Pensión biométrica?

Quizá en el futuro más o menos cercano algunas ideas que ahora parecen alocadas, como prescindir de las tarjetas magnéticas para extraer dinero de un cajero automático, y en cambio solo utilizar nuestro dedo, pudieran convertirse en realidad.

Así lo aseguran los especialistas de la empresa Datys, que han desarrollado Byomesis, una plataforma de identificación multibiométrica, capaz de brindar facilidades de identificación y autentificación de las personas a partir de diferentes rasgos biométricos como las huellas e impresiones dactilares, firmas, los rostros e incluso el iris del ojo.

Estos sistemas, ya instalados en las oficinas del carné de identidad, en los controles de frontera en aeropuertos y puertos o en las plataformas de investigación criminal por parte de los organismos competentes, también pudieran llevarse a los servicios bancarios o al control de accesos a diferentes entidades, aseguran.

Junto a ello, herramientas como Xyma Sondeo Suite, capaz de realizar y procesar todo tipo de encuestas y cuestionarios; los sistemas de video vigilancia, o los post de pagos a través de tarjetas magnéticas, forman parte de una amplia gama de servicios, ciento por ciento desarrollados en Cuba, que pudieran y deberían extenderse aun más en la sociedad, en aras de simplificar y hacer más eficientes muchas acciones cotidianas.

Junto a estos, los videojuegos cubanos con temáticas cercanas a la cotidianidad de niños y adolescentes, desarrollados por entidades como los Joven Club de Computación y Electrónica, o las múltiples multimedias educativas y visitas virtuales, entre otros muchos ejemplos, son también útiles herramientas que claman por mayor difusión y acercamiento a la población.

Esas realidades, al igual que las aplicaciones para el control hospitalario, la imagenología médica o el control del tráfico aéreo, ejemplos de diferentes proyectos ya en marcha en la informatización de la sociedad cubana, merecen no solo una mayor divulgación y conocimiento para premiar de cierta forma estos esfuerzos, sino también para garantizar su mayor aprovechamiento y extensión.

Otro de los retos, relanzado en una versión en fase de prueba tras un dilatado desarrollo, es el Portal del Ciudadano (www.ciudadano.cu), donde las personas pueden encontrar desde información útil para realizar múltiples trámites relacionados con la vivienda, electricidad, agua o pago de impuestos, hasta una necesaria aunque todavía incipiente Bolsa de permutas, ya con más de 2 000 ofertas, a la cual sin embargo le falta actualizarse aun más con las nuevas posibilidades abiertas para la compra y venta de inmuebles particulares.

Cosecha propia de contenidos

Mucha ciencia y dedicación están hoy detrás de las múltiples ponencias nacionales que se exponen en las sesiones de la Convención Internacional Informática 2013, aunque no siempre todas estas experiencias se hayan puesto en práctica.

Interesante en ese sentido era la reflexión de Raúl Echeberría, director ejecutivo del Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe (Lacnic), quien en su conferencia sobre el desarrollo y los desafíos de la red de redes en la región aseguraba que uno de los principales era el de la generación de contenidos.

A identificar los verdaderos usos de las redes en cuanto al consumo de servicios y contenidos llamaba el experto, en una reflexión que bien debiera analizarse a fondo, pues, según explicaba, muchas veces es mejor invertir en potenciarlos desde servidores nacionales, que emplear esos mismos dineros en la ampliación de la conectividad internacional, si bien esta también es necesaria.

En el caso de Cuba, y especialmente cuando uno ve cuánto conocimiento acumulado hay en las redes de universidades e instituciones, se hace cada vez más evidente la necesidad de una red nacional mucho más potente e interconectada que la actual, donde probablemente aparezcan muchas de las informaciones e incluso aplicaciones informáticas que ahora se van a buscar allende las fronteras informáticas, saturando así las escasas capacidades de conectividad que hoy tiene el país, sabida las limitaciones económicas o las impuestas por el bloqueo económico de Estados Unidos.

Un ejemplo paradigmático en ese sentido es la Enciclopedia Virtual Cubana, EcuRed, que este viernes presentará oficialmente su primera versión para teléfonos celulares con sistema operativo Android, una aplicación novedosa en el campo del desarrollo informático, e indicativa de lo mucho que puede hacerse con relativamente pocos recursos, apelando a la construcción conjunta de conocimientos.

La poca disponibilidad de contenidos, aplicaciones y juegos cubanos para móviles; la falta de difusión de antivirus o múltiples programas de factura nacional; el desconocimiento de cuántos contenidos útiles hay disponibles en nuestras propias redes; e incluso la lenta, a pesar de muy necesaria, migración hacia sistemas de código abierto,  saltan a la vista si uno se dedica a repasar los listados de conferencias y paneles de Informática 2013.

No basta con trazarse planes, hacer congresos u organizar ferias, ni tampoco son válidas siempre las consabidas excusas de la falta de contenidos o de conectividad, por más que en ocasiones sean limitantes reales.

La informatización de la sociedad cubana necesita un impulso todavía mayor, en aras de seguir acercando las nuevas tecnologías a la vida cotidiana del país, y hacer avanzar a este a un ritmo más acelerado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.