Integran promoción de salud en un centro de belleza

Salud=Belleza Afrodita es un centro de prevención de salud donde se oferta el servicio de peluquería Relaciones sexuales entre ex novios ¿Puede funcionar? Padece un tercio de las féminas disminución del deseo sexual

Autor:

Mairim Silva Rodríguez

Además de arreglarse el pelo, las clientas se instruyen sobre las ITS y el VIH/sida.

Fotos: Franklin Reyes

«Sin condón ni pensarlo», es el lema de muchas mujeres que se han sumado al Proyecto Salud=Belleza Afrodita de la comunidad El Pilar-Atarés, en el municipio capitalino del Cerro.

El aumento del índice de infestados de VIH/sida y la necesidad que tenían las mujeres de dicha comunidad de un espacio para embellecerse, llevaron a la fundación de este proyecto, por ahora único de su tipo en Cuba y en el mundo.

Inaugurado el 14 de febrero, Salud=Belleza Afrodita es un centro de prevención de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH/sida, donde se oferta el servicio de peluqueríaSalud=Belleza Afrodita es un centro de prevención de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH/sida, donde se oferta el servicio de peluquería, lo que permite a las féminas embellecerse y preocuparse por estar saludables al mismo tiempo.

«La población lo ha recibido maravillosamente bien. Se ha estado diseñando desde hace 3 años; aún estamos a media máquina, pero era tanta la expectativa de la comunidad que tuvimos que abrir. Escogimos el Día del Amor porque es muy propicio para hablar de sexo y de las enfermedades relacionadas con él», aclaró Leticia Santa Cruz Pérez, promotora de salud y coordinadora de esta novedosa idea.

DOS PÁJAROS DE UN TIRO

Leticia Santa Cruz Pérez

Desde niñas hasta personas de la tercera edad frecuentan este lugar. Al entrar se les obsequia un condón y un plegable del proyecto UNIFEM, aunque más adelante Salud=Belleza Afrodita tendrá el suyo propio.

Por el momento, mientras las clientas esperan su turno para arreglarse, pueden ver spots televisivos y formar parte de charlas amenas sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, sida. En un futuro no muy lejano podrán disfrutar de actividades culturales con grupos musicales, exposiciones, desfiles de modas que expresen la belleza del cuerpo humano y cine-debates, entre otras sorpresas.

Las peluqueras, al igual que todo el personal del salón, fueron preparadas como promotoras de salud. Establecen una amplia comunicación con las usuarias, les hacen preguntas generales y sobre las ITS y el VIH/sida, y al final del día debaten la información recibida en un equipo de trabajo.

Dailé Ramos O’Farril era peluquera en otro centro, pero el humanismo de este proyecto la atrapó desde el primer momento. «A pesar de que recién comenzamos percibo que he aumentado mis conocimientos como promotora de salud y eso me ha servido para instruir a la población. Me siento bien al ver que se va logrando nuestro objetivo, sobre todo con la juventud», expresó.

Jóvenes como Danay Valdés, de 14 años, visitan el salón Afrodita no solo para arreglarse el pelo, sino también con el propósito de recibir información sobre esta temática. «Creo que esto puede ayudar en la prevención de esas enfermedades. Aquí he aprendido cosas nuevas, como las distintas formas de protección para evitar el contagio. Volveré a este lugar y se lo recomendaré a mis amiguitas para que se instruyan», dijo.

SIEMPRE CON CONDÓN

Mujeres que antes no prestaban atención a este tema han pasado a formar parte de Salud=Belleza Afrodita, y a través de ellas se ha logrado divulgar el tema de la prevención en la comunidad Pilar-Atarés.

Muchas se han sensibilizado con el peligro del SIDA y llevan condones en sus carteras, e incluso exigen a sus esposos que los lleven también, aunque eso no signifique que los autoricen a ser infieles.

Ejemplo de ello es Vilma Odelaisi Ramos, de 37 años de edad. Ella y su pareja, cuando tienen la posibi-

lidad, contribuyen con la campaña. «Hay personas que tienen poca cultura en cuanto a la prevención de esta pandemia, pero podemos traerlas aquí para que se vayan instruyendo», alegó.

Por eso quedó gratamente sorprendida por el ambiente amoroso que se respira en el salón Afrodita. Dice que es la mejor peluquería que ha visitado, porque además de los servicios que prestan, te preparan para la vida.

«Yo pienso que pueden ir parejas la motivación de las mujeres por arreglarse y lucir bonitas con la prevención de esas enfermedades, posibles de evitar si se tiene un poco de interés, buena voluntad y si se usa el condón.

«Creo que debemos trabajar en esto desde el momento en que los muchachos comienzan a tener sus primeras relaciones sexuales», expresó Caridad Tocabens Martínez, quien frecuenta el lugar y es trabajadora social del Taller de Transformación Integral Atarés-El Pilar.

EN LA CONFIANZA ESTÁ EL PELIGRO

Este proyecto auspiciado por el Centro Nacional de Prevención de las ITS VIH/sida, ONUSIDA, UNESCO, PNUD y Fondo Global, se creó inicialmente para féminas; pero se piensa extender a los hombres, porque ya existe la necesidad de integrarlos al mismo.

«Queremos comenzar orientando a la mujer, y además del tema de sexo vamos a crear programas sobre autoestima, violencia familiar, entre otros», explicó Leticia.

La idea inicial de Salud=Belleza Afrodita fue suya, desde entonces ha significado todo para ella. Es un sueño que pudo hacer realidad y ahora es su vida. «Pienso que mientras más le doy, menos le estoy dando, y cada día me esfuerzo un poco más», dijo.

Su consejo sobre las ITS y el VIH/sida es no confiar, porque a pesar de que se está haciendo un trabajo muy fuerte de prevención, no todas las personas se han sensibilizado con esto y no comprenden que es necesario protegerse.

«Cuando más confiados estemos, es cuando más peligro corremos... Nunca podemos decir que no nos va a tocar», agregó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.