Cómo hacer para ir más allá de las relaciones virtuales

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

L.I.: Hace dos años conocí a un muchacho en un foro. Nos comunicamos por correo electrónico y me envió fotos, pero no lo conozco personalmente. Me gusta, pero él vive en Cienfuegos y yo en Granma. Él quiere que vaya a su casa en las vacaciones para formar con más responsabilidad las cosas. No sé qué hacer. Mis compañeras dicen que no se ve bien que yo vaya. Espero que me ayuden para tomar una decisión que más tarde no me pese. Tiene 26 años y yo 29.

No debes entrar a casa de quien no conoces más que por el correo electrónico. Cuando estés allí, lejos de tu familia, quedas a su merced y hasta ahora su relación es virtual, a partir de imágenes que pueden mostrar un semblante distinto de quien es en realidad. No tienes ni siquiera pruebas de que esa foto sea la suya. La Internet es un magnífico medio de comunicación, pero como toda creación humana tiene mejores y peores usos.

No se puede prescindir del lenguaje extraverbal y las vivencias del cuerpo para conocer a alguien. También podemos equivocarnos, pero tendremos más elementos para decidir el próximo paso con esa persona. La palabra hablada, a diferencia de la escrita, no es tan fácil de controlar. A veces se dice más de aquello que también se siente, pero no se dejaría enviar en un mensaje. Los equívocos, los olvidos, las inflexiones de la voz, los silencios, entre muchos otros gestos y actos, sirven para comunicar a quien quiera escucharla información valiosa y muchas veces difícil de aceptar.

Me parece excelente que quieran ir más allá de la virtualidad, pero considero conveniente buscar un modo de interactuar donde no se comprometan tanto como dentro de la casa de uno u otro. Ese debería ser el resultado posterior de un contacto cara a cara.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.