Incógnitas para avivar el deseo de la plenitud

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y. R.: Desde que comencé mi vida sexual, pocas veces he dejado de alcanzar el orgasmo. He tenido algunas relaciones, pero con ninguna me había sentido tan plena como con la que tengo actualmente. Mi problema es que luego del sexo me invade una gran ola de preguntas como: «¿Seré suficiente mujer para él? ¿Se sentirá tan pleno como yo?». Siempre me pasó así, pero con él es más profundo. Incluso he comenzado a pensar que me tiene para olvidar su anterior relación, cuyo fin fue solo por circunstancias de la vida. No tenemos problemas para comunicarnos, pero no le comento mucho por miedo a que se percate de mis dudas y me hiera aún más. No me satisface todo lo bueno que me dice. Dígame, por favor, qué debo hacer. Tengo 18 años.

Me parece bien que tampoco lo atiborres con tus demandas, pues aunque quisiera no tendría las respuestas totalmente satisfactorias.

No existe un único modo de ser mujer; a todos nos falta alguno de los saberes claves y los otros tampoco pueden colmar nuestras demandas tanto como soñamos. Ante esto queda que cada cual cree sus propios saberes, maneras de hacer y apuesta por la realización de sus deseos. No hay que matar las preguntas, pues en cada incógnita habita la posibilidad de avivar el deseo de esa plenitud que te acompaña.

Usualmente para las mujeres constituyen preguntas recurrentes aquellas en torno a qué es ser una mujer y suelen suponer que existe otra que sabe todo. Asimismo quisiéramos una relación donde ambos sientan igual y al mismo tiempo. Pero habrá que arreglárselas con el hecho de que no todo es posible.

Vale destacar que la ola de dudas te inunda después de la plenitud, dejando abierta la brecha para seguir amando. Cada pregunta encierra el interés por él, la clave de tu placer, la razón para el lazo.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.