Seis años de casada pero no sabía lo que era un orgasmo

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

A.M.: Soy una mujer joven. Llevo casada con mi esposo seis años, pero no sabía lo que era un orgasmo hasta hace poco que lo experimenté por medio de la masturbación. Mi esposo y yo tenemos muy buena intimidad, pero esta situación es una asignatura pendiente para nosotros. Quisiera me diera consejos pues nunca lo he logrado mediante la penetración ¿Hay algo mal en mí?

Ya sabe, gracias a esa experiencia, que no hay nada «mal» en usted. Solo necesita disponerse y consentir a aquello (prácticas, situación, entrega, etc.) que le lleva al clímax. Ya está advertida de que no se precisa mucho empeño, ni voluntad; basta dejarse llevar por el placer.

A partir de ahora podrá profundizar más en la ruta de su deleite. Habrá advertido que es un camino interior, muy personal, a pesar de la posible presencia (real o imaginada) de otras personas. Con la penetración se requiere de la misma disposición subjetiva. La relación con la pareja entraña el reto de reconocer, aceptar y defender ese placer individual que puede incluso diferir de nuestros ideales. Se trata de emprender un viaje interior, en lazo con alguien más.

Seguramente hubo determinadas condiciones específicas en ese momento, diferentes de los muchos encuentros anteriores. Podría ser la disposición sicológica de ese día, una caricia o posición, una fantasía, una situación, etc. Habría que identificar esos detonantes para continuar explorando.

Muchas veces el orgasmo resulta difícil a las féminas que están muy pendientes de complacer a su compañero e interpretar el papel que cree representar en su fantasía. Intenta consentir a esa singularidad que te habita en su compañía.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.