Nanopartículas magnéticas para tratar el cáncer

Este tratamiento usa nanopartículas magnéticas que se adhieren a las células cancerosas, facilitando su eliminación. Ha sido probado en ratones en el 2008, y se ha puesto a prueba ahora usando muestras provenientes de pacientes humanos con cáncer

Autor:

Juventud Rebelde

Un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Georgia y del Instituto para la lucha contra el Cáncer Ovárico ha perfeccionado un nuevo tratamiento potencial contra el cáncer.

Este tratamiento usa nanopartículas magnéticas que se adhieren a las células cancerosas, facilitando su eliminación. El tratamiento, probado en ratones en el 2008, se ha puesto a prueba ahora usando muestras provenientes de pacientes humanos con cáncer.

«Estamos interesados fundamentalmente en desarrollar un método eficaz para reducir la dispersión a otros órganos de las células del cáncer ovárico» explica John McDonald, profesor de la Escuela de Biología del Instituto Tecnológico de Georgia.

La idea llegó al equipo de investigación por el trabajo de Ken Scarberry. Originalmente, Scarberry concibió la idea como un medio de extraer virus y células infectadas por virus. Pero luego empezó a estudiar cómo podría actuar el sistema con las células cancerosas.

En un primer estudio, McDonald y él aplicaron a las células cancerosas de los ratones una etiqueta verde fluorescente, y colorearon de rojo las nanopartículas magnéticas. Luego, usando un imán, consiguieron mover las células verdes cancerosas a la región abdominal.

Ahora McDonald y Scarberry han demostrado que la técnica magnética también funciona con las células cancerosas humanas.

A menudo, la letalidad del cáncer no se debe al tumor original sino al surgimiento de tumores distantes del tumor primario, provocados por células cancerosas que se diseminan por otras partes del cuerpo. Las células tumorales ambulantes son tan peligrosas porque pueden implantarse en sitios distantes dando lugar a los tumores secundarios.

La nueva técnica está diseñada para filtrar la sangre o el fluido peritoneal y eliminar esas células cancerosas, por lo que se espera que aumente la longevidad de los pacientes al impedir la constante diseminación metastásica del cáncer.

En las nuevas pruebas, los investigadores han demostrado que su técnica captura las células cancerosas provenientes de muestras de pacientes humanos con la misma eficacia con que lo hizo capturando anteriormente células cancerosas de ratones.

El próximo paso será comprobar cuánto puede aumentar esta técnica la supervivencia en modelos animales vivos. Si esas pruebas tienen éxito, entonces se pasará a ensayos con humanos.

Disponible en: http://www.amazings.com/ciencia/noticias/150310a.html

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.