El mundo se queda sin los grandes felinos

El tigre tiene el primer puesto entre las diez especies críticamente amenazadas en todo el planeta

Autor:

Patricia Cáceres

Un estudio publicado en la revista especializada Mammalian Biology demostró que la extinción del tigre Amur o siberiano, el mayor felino del mundo, está más cerca de lo que se pensaba.

Luego de analizar el ADN de 15 ejemplares, los investigadores constataron que la variedad genética de esta subespecie (Panthera tigris altaica), es alarmantemente escasa.

Una población genéticamente pobre tiene menos posibilidades de supervivencia pues se vuelve más vulnerable a las enfermedades, y es capaz de transmitir estos defectos a las siguientes generaciones, explicaron los especialistas.

«Nuestros resultados son los primeros en revelar el “cuello de botella” genético en el que se encuentran los tigres siberianos, lo cual coincide con la bien documentada disminución demográfica de los años 40», indicaron.

Estos felinos son propios de los bosques del extremo sureste de Rusia, en la región del río Amur y la frontera entre ese país y China, aunque alguna vez vivieron en grandes porciones del norte asiático, la península coreana y las áreas sureñas del oeste ruso.

Durante el siglo XX fueron prácticamente extinguidos por la eliminación de casi el 90 por ciento de su zona de distribución, a raíz de los asentamientos humanos y la caza.

S.O.S. global

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) le concedió al tigre el primer lugar en una lista de diez especies críticamente amenazadas, entre las que figuran los osos panda y polar, el atún rojo y la mariposa monarca.

Se estima que el número que queda de estos felinos en estado salvaje en todo el planeta es de apenas 3 200; la cifra más baja registrada hasta ahora.

Aunque existen programas de conservación en varios países, como la India, el tigre ha desaparecido virtualmente de vastas zonas de Asia donde una vez habitó, concentrándose en algunas regiones del sur y el este. En otros lugares, como Cambodia, China, Laos y Vietnam, la cifra no supera los 50.

«El conflicto entre los seres humanos y los tigres es cada vez mayor. Las zonas de grandes bosques o selvas en las que viven son objeto de interés para los seres humanos, que van talando los árboles para establecer cultivos o explotar la madera», dijo a BBC Mundo Luis Suárez, responsable del Programa de Biodiversidad de WWF en España.

Por otra parte, aunque su población supere los 3 000, el problema es que las distintas poblaciones están aisladas, con lo cual, explicó Suárez, tienen menos posibilidades de sobrevivir.

Según el experto, el objetivo que se plantea WWF es duplicar el número de ejemplares en todo el orbe para 2022. Para ello se han propuesto proteger una cantidad suficiente de hábitats que permitan el desarrollo de estos felinos en su ambiente natural, garantizar una explotación forestal sostenible y reducir la caza ilegal.

Un estudio publicado el pasado año en la revista especializada PLoS Biology destacó la necesidad de concentrar los esfuerzos de conservación en 42 pequeñas áreas, lo cual permitiría un control mucho más efectivo y la creación de una red asiática de gran escala, donde el tigre pudiera prosperar a largo plazo.

«La prioridad inmediata debe ser asegurar la protección y el monitoreo de los escasos individuos con capacidad reproductiva. Sin hacer esto, todos los demás esfuerzos pueden resultar vanos», resaltó el miembro de la investigación, Nigel Leader-Williams, de la Universidad británica de Cambridge.

La cifra anual requerida para la conservación del tigre en su hábitat asciende a 82 millones de dólares en las 42 áreas cruciales, la mayoría de ellas en la India, Indonesia y el extremo oriental de Rusia. No obstante, la comunidad internacional aporta apenas 50 millones.

John Robinson, vicepresidente ejecutivo de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre, dijo a BBC Mundo que muchas de estas zonas pertenecen a regiones protegidas, pero cuentan con un sistema de control muy débil. «A menos que se recauden las sumas de dinero necesarias, estos programas podrían fracasar», refirió.

Encumbradas esperanzas

La organización estadounidense Panthera —dedicada a la protección y conservación de los grandes felinos del mundo— comprobó por vez primera la existencia de tigres a más de 4 000 metros sobre el nivel del mar en las montañas de Bután, dentro de la cordillera del Himalaya.

Al parecer los especialistas colocaron una serie de cámaras trampa a una altura por encima de la cual los árboles no pueden sobrevivir y captaron imágenes inéditas de una pareja de estos animales.

El macho fue grabado a 4 100 metros marcando el territorio con su olor (frotando su cara y sus flancos contra las rocas y los árboles), lo cual confirma que la pareja vive dentro de su propio territorio y que no está de paso por el lugar.

Según Alan Rabinowitz, presidente de la organización, son las primeras imágenes que se obtienen de tigres en las remotas montañas de Bután, y la primera evidencia contundente de que son capaces de vivir a semejante altura.

El hallazgo convierte a la región en el único lugar del orbe donde conviven estos felinos, junto a leopardos, gatos selváticos, zorros rojos, monos, osos negros y ciervos almizcleros.

«Su presencia en este hábitat es muy importante para los tigres salvajes, para su futuro», dijo el camarógrafo de BBC Gordon Buchanan, con más de diez años de experiencia filmando grandes felinos en todo el mundo.

El descubrimiento incrementa la posibilidad de crear un corredor de conexión entre las diferentes poblaciones aisladas, enlace que facilitaría la reproducción y el aumento de la diversidad genética de la especie, añadió.

Conociendo al tigre

El tigre es un mamífero que pertenece a la familia Felidae, y es una de las cuatro especies de felinos pertenecientes al género Panthera. Es un animal carnívoro y la especie de félido más grande de la tierra. Únicamente se encuentran en el continente asiático.

Su pelaje es naranja o leonado, con un área intermedia y ventral blanca. Las rayas varían desde marrón oscuro hasta el negro, y su forma y cantidad dependen de las diferentes subespecies. La mayoría suelen tener menos de cien manchas, con un patrón de distribución único para cada ejemplar.

Existen varias subespecies de este felino:

—El tigre de Bengala

—El tigre de Indochina

—El tigre de Malasia

—El tigre de Sumatra

—El tigre de Amur

—El tigre del sur de China

Otras tres están extintas:

—El tigre de Bali

—El tigre de Javav

—El tigre del Caspio

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.