S.O.S por ave cubana en área protegida de Mil Cumbres

Científicos cubanos perfilan una estrategia para reintroducir la cotorra en el área protegida de Mil Cumbres y determinar las causas de la disminución de sus poblaciones

Autor:

Juventud Rebelde

Científicos cubanos perfilan una estrategia para reintroducir la cotorra en el área protegida de Mil Cumbres, donde quedan escasos ejemplares del ave, entre las más pintorescas de la fauna insular, informa PL.

Determinar las causas de la disminución de sus poblaciones, resulta prioridad del proyecto que durará más de dos años, aseguró a Prensa Latina Eliseo Luis Peraza, uno de los expertos al frente de la iniciativa.

Comentó que las fases sucesivas incluyen la determinación de las moradas ideales para los nuevos individuos y posteriores estudios sobre la adaptación de los pájaros al medio natural.

Coordinada por la Empresa Provincial de Flora y Fauna, la experiencia tiene antecedentes en la zona este del archipiélago, donde se desarrolló una investigación similar, la cual propició la recuperación de la especie.

En la investigación participan trabajadores del área protegida de Mil Cumbres, pobladores y académicos de instituciones nacionales como el Doctor en Ciencias Vicente Berovides.

La cotorra cubana (Amazona leucocephala), luce un plumaje con vistosos colores, entre los que predominan diferentes tonalidades de verde, rojo y blanco.

Los aborígenes la llamaban caica, paraca o higuaca, en las provincias orientales es conocida como loro o perico, y en las occidentales como cotorra o cotica.

En la zona de Mil Cumbres, perteneciente a esta provincia, habitan más de 100 especies de aves, observadas con facilidad por ornitólogos y amantes de la naturaleza.

El paraje, distinguido por su biodiversidad y elevado endemismo, seduce a lugareños y visitantes foráneos, quienes recorren sus senderos en busca de rarezas vegetales como la palma corcho y del espectáculo de sus bosques naturales formados por pinares y árboles de maderas preciosas.

En 17 mil hectáreas, ese sitio del noroeste cubano cobija a una gran reserva forestal, con árboles que sobrepasan el medio siglo de vida.

En Cuba las poblaciones más abundantes de la cotorra se localizan en la península de Guanahacabibes, la Cordillera de los Órganos, Isla de la Juventud, Ciénaga de Zapata, la Cordillera de Guamuhaya, Sierra de Najasa, Sierra Maestra y otros macizos de la región oriental.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.