Desarrollan nuevo tratamiento médico a partir del VIH modificado

Investigadores italianos aplican una nueva terapia genética que permite tratar pacientes con enfermededades hereditarias graves

Autor:

Juventud Rebelde

Una nueva terapia génica basada en el VIH modificado fue desarrollada por científicos italianos, lo cual ha permitido mejorar las condiciones de pacientes con enfermedades hereditarias graves.

Según destaca RT, los médicos probaron con éxito su método en tres pacientes con el síndrome de Wiskott-Aldrich y en otros tres con leucodistrofia metacromática, mientras diez pacientes más están en el proceso de tratamiento por el momento.

«Ya han pasado tres años desde el inicio de los ensayos clínicos y los resultados del tratamiento de los primeros seis pacientes nos inspiran mucha confianza: el método es seguro y efectivo» asegura Luigi Naldini, el director del Instituto de Terapia Génica (TIGET) en Milán

En el caso de la leucodistrofia metacromática, se acumulan en las células nerviosas las sustancias que destruyen la membrana de estas células. Los niños con este trastorno nacen sanos, pero con el paso del tiempo su sistema nervioso empieza a funcionar mal.

Mientras, en los pacientes con el síndrome de Wiskott-Aldrich el sistema inmunológico y las plaquetas muestran un funcionamiento inadecuado, lo que les hace vulnerables a muchas enfermedades y provoca frecuentes hemorragias.

Los científicos que trabajan bajo la dirección de Naldini, extrajeron de la médula ósea del paciente células madre hematopoyéticas y reemplazaron en ellas los genes mutantes por genes normales, utilizando retrovirus especiales, «construidos» sobre la base del VIH. Luego los médicos devolvieron las células a la médula ósea.

En pacientes con síndrome de Wiskott-Aldrich las células «corregidas» comenzaron a convertirse en células sanguíneas sanas, consiguiendo que el sistema inmunológico y las plaquetas trabajaran normalmente.

En los casos de pacientes con leucodistrofia metacromática, alterando las células con la sangre modificada llegaron al cerebro y produjeron allí una proteína necesaria para el funcionamiento normal de las neuronas.

Además, los investigadores lograron que las células madre produzcan más proteínas que las células de las personas sanas para neutralizar los efectos de su degradación. Los pacientes mejoraron en un periodo de 20 a 30 meses después de comenzar el tratamiento.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.