Eliminar cárcavas, tarea impostergable en cuenca del Toa

Esos zanjones que las aguas provocan en los terrenos se originan por el escurrimiento y la concentración de aguas en superficies mal protegidas, áreas desprovistas de capa vegetal o con suelo desnudo o abruptas pendientes

Autor:

Juventud Rebelde

La eliminación de cárcavas constituye una prioridad impostergable en la cuenca del Toa, la cual abarca 1 061 kilómetros de superficie, y es la de mayor pluviosidad del país y asiento de sus montañas más abruptas.

Durante la reunión anual sobre la conservación de ese accidente hidrográfico, efectuada este fin de semana en Guantánamo, se comprobó que distan de marchar con la urgencia requerida las labores para eliminar esos zanjones que las aguas provocan en los terrenos.

Muy perjudiciales y favorecedoras de la erosión, se originan por el escurrimiento y la concentración de aguas en superficies mal protegidas, áreas desprovistas de capa vegetal o con suelo desnudo o abruptas pendientes.

Esos factores se combinan en el área irrigada por la más caudalosa corriente fluvial cubana y sus 70 afluentes, pero las citadas condiciones hidrológicas y el aporte acuífero de varias subcuencas afectan también a los viales que atraviesan ese macizo.

Con ese criterio coincidieron los representantes de los Institutos Nacional de Recursos Hidráulicos (rector de las cuencas) y de Planificación Física, y de los Ministerios de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; Agricultura, y Educación Superior, entre otros.

Jorge Mario García, director Nacional de Cuencas Hidrográficas, sostuvo la necesidad de conservar y ordenar, sin renunciar al aprovechamiento sostenible de sus recursos, a esa área poseedora de una gran riqueza cafetalera, cacaotera y forestal y de la mayor biodiversidad del archipiélago.

Aclaró que en ese propósito desempeña un papel fundamental el combate contra casi un millar de cárcavas, de las cuales 194 son de gran magnitud, 266 medianas y 521 pequeñas.

Precisó que en estas últimas debe centrarse la tarea, para evitar que crezcan y adquieran una categoría mayor.

Entre las medidas para suprimir o corregir las denominadas gargantas de la tierra, figuran, según su ubicación y profundidad, la creación de empalizadas amarradas capaces de regenerarse, mezcla de barreras vivas y muertas, presas con troncos de árboles, muros de contención con postes vivos, o de piedra recubiertos con vegetación.

Denominadas casa común de los cubanos, las cuencas hidrográficas se definen como aquellos sitios donde el escurrimiento de las lluvias forma corrientes fluviales secundarias o principales.

Prácticamente toda Cuba se enmarca en tales extensiones, de las cuales se ocupa un Consejo Nacional creado en mayo de 1997 por acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.