Introduce Cuba técnicas de diagnóstico y terapia del cáncer

El Estado cubano hace un importante esfuerzo para introducir tecnologías que permitan diagnosticar de forma más certera y tratar cada vez más eficazmente el cáncer

Autor:

Juventud Rebelde

Cuba lleva a cabo un proceso de introducción de cinco nuevas tecnologías para el desarrollo del diagnóstico y tratamiento del cáncer en el sistema nacional de salud, las que tendrán un gran impacto en la población.

La directora de Introducción Tecnológica en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), Mayka Guerrero, explicó a Prensa Latina que el Estado cubano hace un importante esfuerzo para introducir tecnologías que permitan diagnosticar de forma más certera y tratar cada vez más eficazmente el cáncer.

Guerrero indicó que el país contará con tres equipos PET-CT (permite la ubicación anatómica precisa de la patología que se identifica metabólicamente) en similar número de instituciones médicas ubicadas en La Habana (Hospital Oncológico, Hospital Hermanos Ameijeiras y en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas Cimeq).

«Ello permitirá diagnosticar el cáncer mucho antes de que aparezca su manifestación anatómica. Vamos a estar un paso más adelante en el diagnóstico y en la evaluación del tratamiento», acotó.

También explicó que el Cimeq cuenta ya con un equipo HIFU (High Intensity Focused Ultrasound), que es el primero en la región de América Latina.

Ese sistema emplea ultrasonido de alta intensidad para tratar tumores sólidos. El ultrasonido atraviesa el tejido blando y cuando alcanza el punto focal deposita energía suficiente para lograr la ablación de lesiones tumorales que no se pueden tratar quirúrgicamente de manera no invasiva. La temperatura alcanzada en el punto focal oscila entre 65 y 100 grados Celsius.

Ese novedoso medio es de mucha utilidad en fibromas uterinos, también en lesiones de hígado, riñón, páncreas, hueso, tejido blando, mama y páncreas, aseveró.

Por otro lado, señaló que ya están instalados dos equipos de radioterapia intraoperatoria (RIO), que deben comenzar a prestar servicio en los próximos meses. Esos medios serán utilizados en el tratamiento intraoperatorio del cáncer de mama, abundó.

Con ellos se opera y extirpa el tumor, y luego se aplica en el lecho quirúrgico una única dosis terapéutica de radiación a un volumen de tejido cuya extensión y profundidad se determinan en el momento de la operación.

Este tipo de proceder disminuye el tiempo de tratamiento de la radioterapia externa y permite controlar efectos radioinducidos. Entre sus aplicaciones se hallan mama, colon, recto, páncreas y sarcomas.

La investigadora mencionó también un equipo ciclotrón o acelerador de partículas para la producción de isótopos radioactivos, que serán utilizados en cámaras de tomografía por emisión de positrones (PET) para visualizar imágenes metabólicas de los tumores.

Las imágenes obtenidas mediante esa técnica de Medicina Nuclear, a partir del empleo de radioisótopos emisores de positrones, brindan información acerca de patologías para las cuales aún no ha aparecido la modificación anatómica estructural.

El programa contempla también la utilización de dos aceleradores lineales de electrones, con una tecnología superior a la existente actualmente en el país, que permitirán la adquisición de imágenes en tiempo real.

Los impactos de esta tecnología incluyen un tratamiento preciso de las enfermedades oncológicas, la planificación en tiempo real de los tratamientos de Radioterapia, lo cual permite minimizar el error de localización del tumor, así como realizar radiocirugía.

El país cuenta con un Programa Integral para el Control del Cáncer, coordinado por el Ministerio de Salud Pública, el cual tiene como objetivo reducir la mortalidad, elevar la calidad de vida de los pacientes, y lograr que en un futuro esta patología (actualmente se conocen 203 tipos de tumores), se convierta en una entidad crónica.

Caracterizado por su accesibilidad, a todos los niveles de la atención sanitaria, desde el consultorio médico de la familia, los policlínicos y hospitales, el programa tiene entre sus acciones básicas la prevención, diagnóstico temprano, tratamiento oportuno, rehabilitación y los cuidados paliativos.

Todo ello apoyado en un sistema de atención primaria que permite la detección en una fase temprana.

Además, los investigadores cubanos desarrollan investigaciones enfocadas en la búsqueda de nuevas terapias así como instrumentos de diagnóstico y prevención.

Vale destacar también que el Programa Nacional de Medicamentos ha logrado incorporar un número mayor de fármacos para el tratamiento de los diversos tipos de cáncer, de 28 en 1999, a 67 en 2014, con la particularidad de que a pesar del alto costo internacional de los medicamentos, estos se distribuyen en Cuba de forma gratuita para todo el que lo necesita.

Desde 2012, el cáncer es la primera causa de muerte en esta nación caribeña, seguido de las enfermedades del corazón y las cerebrovasculares, de acuerdo con el anuario estadístico de salud.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.