Desesperado - Las tres del domingo

Marina Menéndez Quintero

Las tres del domingo

Desesperado

Sin valor para pedirle el divorcio a su esposa, John Ripley armó lo que pensó era el plan perfecto para alejarse de ella. Ingresó a un banco y fingió que portaba una pistola para que el cajero le diera todo el dinero. Luego aparentó que se daba a la fuga… Pero el plan no funcionó, porque en vista de sus 71 años, y considerando que padece de una depresión nerviosa, el tribunal lo condenó a lo que serán seis largos meses… ¡de arresto domiciliario!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Soldados