Los que soñamos por la oreja

Dead Point y Combat Noise: La intensidad del metal en Cuba

En la pujante escena metalera cubana, una de las tendencias que tiene numerosos partidarios entre público y músicos es el hardcore. Bandas como Chlover, Médula y Switch, de gran popularidad en nuestro contexto, han impuesto un tipo de propuesta que ya es también facturada por agrupaciones de reciente formación.

Dead Point, grupo surgido en Ciudad de La Habana, es uno de los de mayor pegada dentro de la nueva hornada del hardcore en Cuba. Su primer material fonográfico lleva por título Born to kill y resulta un trabajo en el que el signo predominante es la frescura con que la banda asume su quehacer musical.

A tono con los objetivos perseguidos por Dead Point, en lo concerniente al hombre frontal del proyecto, aquí nos encontramos ante una potente voz, que afortunadamente consigue una variedad de texturas y colores al vocalizar, nada común entre nuestros cantantes metaleros. Dairon Abreu es un vocalista que deja claro su dominio de los estilos que se mueven entre el hardcore, el metalcore y el death metal, apoyado en su facilidad para interpretar en diferentes registros.

Como fonograma, el primero editado por este quinteto capitalino me parece demasiado lineal. Creo que la causa de ello obedece al abuso de la utilización de pasajes en los que las marchas señorean todo el tiempo.

Un aspecto meritorio de la propuesta es la calidad de sonido registrada en la grabación, la cual vuelve a corroborar la eficiencia de los pequeños estudios independientes, siempre y cuando el grabador y los músicos se pongan de acuerdo en la sonoridad que quieren sacar a la calle. Aquí cada instrumento se ha situado en el plano justo al realizarse la mezcla final y ello es de felicitar, porque no son pocos los discos que en Cuba, incluso llevados a cabo en estudios profesionales con todas las posibilidades técnicas, dejan mucho que desear por causa de una mala grabación.

Si bien Born to kill no llega a reflejar con exactitud el ímpetu y la fuerza que Dead Point transmite en sus actuaciones en vivo, como ópera prima no está mal y me lleva a pensar que en la próxima ocasión en que el quinteto entre de nuevo a un estudio, nos entregarán un producto mucho más cercano a las reales potencialidades de la banda. Al menos, eso quisiera yo.

Otros que en fecha reciente han puesto a circular material fonográfico son los integrantes de Combat Noise, la muy popular banda capitalina encabezada por el vocalista Juan Carlos Torrente y conformada además por Jorge Luis Reyes (Colo), Jorge García (El Indio), Alejandro Padrón (El Rubio) y Randy. Frontline Offensive Force incluye diez temas y un video clip como bonus track, realizado por Alejandro de la Torre. El CD es la segunda producción discográfica editada por la compañía Brutal Beatdown Records, un sello fundado por el francés David Chapet a partir de su pasión por el metal hecho en Cuba.

Grabado por el guitarrista Jorge Marín en los Marin Home Studios y masterizado por Luis Durán, Frontline Offensive Force resulta un álbum dedicado a abordar la temática bélica, y en dicho sentido funciona como una denuncia de todo cuanto rodea a la guerra. Las intenciones temáticas de Combat Noise se aprecian desde el corte que aparece como intro de la grabación, The soldier who’ll never come back. Entre los méritos apreciables en los diez temas del fonograma, sobresale el hecho de que no estamos ante composiciones planas, sino que poseen estructuras mutables y con ello hay una diferenciación de intensidad dentro de cada pieza.

Un mérito insoslayable de Frontline Offensive Force es el acabado que se le concede a la envoltura del disco como tal. Ello abarca el necesario despliegue fotográfico y algo que casi siempre falta en los CDs del género entre nosotros; me refiero a la reproducción de los textos de las melodías, lo cual permite comprender plenamente por dónde va esta historia.

De los cortes más recomendables, yo mencionaría Paratroopers, Sniper is in position, Platoon, Storming the gates y The Empire strikes first. Finalmente, la persistencia de Juan Carlos y su tropa en defender el amor que experimentan por el metal ya está dando resultados. ¡Ellos se lo merecen!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.