El Duende

La tecla del duende

Eduardo y Günter

Se han ido dos buenos. De esos que nos enseñan a mirar el mundo y a no bajar la cabeza. A latir con esperanza quijotesca y realismo militante. Eduardo y Günter, que partieron como en un abrazo, para ir llenando de buenas palabras y mejores acciones el más allá de la poesía. Con líneas del uruguayo, los recordamos a ambos.

Celebración de las contradicciones/2. Desatar las voces, desensoñar los sueños: escribo queriendo revelar lo real maravilloso, y descubro lo real maravilloso en el exacto centro de lo real horroroso de América.

En estas tierras, la cabeza del dios Eleggúa lleva la muerte en la nuca y la vida en la cara. Cada promesa es una amenaza; cada pérdida, un encuentro. De los miedos nacen los corajes; y de las dudas, las certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios, otra razón.

Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos. La identidad no es una pieza de museo, quietecita en la vitrina, sino la siempre asombrosa síntesis de las contradicciones nuestras de cada día.

En esa fe, fugitiva, creo. Me resulta la única fe digna de confianza, por lo mucho que se parece al bicho humano, jodido pero sagrado, y a la loca aventura de vivir en el mundo.

Mieles tuneras

Bella. Así describe la tunera Nieves la última peña en el balcón oriental. Y relata: «Invitada de lujo: la actriz y narradora oral Pilar Aguillón. Veinte y tantos tecleros, muchos con regalos para los nietos. Reinerio Camejo, conocido como el psicólogo, Sandy y su esposa pasaban por casualidad y al oír a Charo Eugenio se unieron a nosotros. Desde Vivienda, un poblado a 30 kilómetros de Las Tunas, Mailen asistió y remolcó a dos amigas, a su papá y su pequeño hijo. La artesana Teresa no pudo asistir y en su lugar envió los refuerzos Ada y Lucy. Todo muy dulce, porque hasta La Colmenita que iba a ensayar, derramó su miel entre nosotros».

Holguín de victorias

El batallón de Las muchachitas holguineras desandaron el Segundo Frente oriental. Cuenta Cary en su reporte que las emociones tocaron a muchos cuando llegaron hasta el Mausoleo a Vilma y, después, en la Casa Natal de la Heroína. Marilys e Idalmis, directoras de uno y otro sitio de homenaje, acogieron la expedición teclera con enorme gentileza. Luis Castillo y Zapata apoyaron arduamente con logística de transporte. Este sábado, 10:00 a.m., en la holguinera Casa de la Prensa: peña de colofón del recorrido. Y ya planean nuevas aventuras.

Grafiti

Teresa, Arminda y Lienny: Sus premiadas cartas de amor son un tesoro teclero. Felicidades. Ocurrentes

Semilla

No hay espectáculo más hermoso que la mirada de un niño que lee. Günter Grass

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Armas Trump.