Destacan labor de Instructores de arte en las escuelas

El estudiante Jorge Cano, de Las Tunas, expresa su satisfacción por haber recibido las enseñanzas de dos instructores de arte en su paso por la secundaria

Autor:

Dora Pérez Sáez

 Foto: Roberto Morejón Si la montaña no va a Mahoma... Y aunque es muy poco probable que el profeta haya llegado alguna vez a las lomas cubanas, quienes sí están llegando, y para quedarse, son los instructores de arte.

Los más contentos son los pioneros, porque han visto cómo la masificación de la cultura puede ser posible aun en los lugares más intrincados del país.

Bien lo dijo Martí, que ser cultos es el único modo de ser libres. Y los instructores de arte están materializando esa idea. Por eso en el próximo Congreso pioneril muchos estudiantes cubanos insistirán en que la presencia de estos muchachos en las aulas es cada vez más necesaria.

«Ellos desempeñan un rol muy importante en la sociedad actual, nos enseñan teatro, danza, canto... es una prueba fehaciente de lo que puede hacer un gobierno por su población».

Así piensa el jovencito Jorge Cano Pérez, de Las Tunas. Para él, Milena y Lisset, las dos instructoras de arte que tuvo a su paso por la secundaria, no solo fueron sus maestras, sino sus amigas. Y es que la poca edad de los instructores de arte, más que un obstáculo, ha sido un elemento más de cercanía con sus alumnos.

Pero que nadie se confunda: la juventud y la seriedad no están reñidas. Y de eso pueden dar fe los mismos pioneros, quienes desde que participan en los talleres de apreciación y creación de la música han aprendido tanto a reconocer los diferentes ritmos como a tocar algunos instrumentos. Y otros ya se las dan de «actores de experiencia», pues han escenificado hasta más de una obra de teatro.

«Sabemos que aunque no todos los pioneros cuentan con instructores de arte —concluye Jorge— a medida que haya más graduaciones se irá incrementando su presencia en las escuelas. Quien olvide la cultura, comete un error gravísimo. Esto es una idea magnífica».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.