Más de 90 000 maestros emergentes incorporados a las aulas

En visita a la Escuela de Maestros Emergentes de un municipio de la región central del país, el Ministro de Educación significó la importancia de esos centros en las transformaciones educativas actuales

Autor:

Julio Martínez Molina

El Programa de Formación Emergente de Maestros Primarios clasifica como uno de los más importantes nacidos al calor de la Batalla de Ideas.

PALMIRA, Cienfuegos.— Más de 90 000 maestros primarios de formación emergente se incorporaron a las aulas cubanas durante los últimos cuatro años, dijo el ministro de Educación, Luis Ignacio Gómez, al visitar la escuela que los prepara ubicada en este municipio sureño.

El titular del ramo significó que las Escuelas de Formación Emergente de Maestros Primarios han desempeñado un decisivo papel en las transformaciones educativas actuales, y seguirán haciéndolo, pero sin el nombre de emergente, «porque ya hemos ido saliendo de aquella emergencia y podremos, poco a poco, convertirlas en centros que motiven a todos los jóvenes».

En torno al futuro de los Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Pedagógicas, puntualizó que la nación pondrá todos sus esfuerzos para convertirlos en una cantera segura y de óptima calidad para el ingreso a todas las carreras pedagógicas que demande la nación.

Encomió la labor que docentes y alumnos realizan en la Escuela de Formación de Maestros Emergentes Manuel Hernández Osorio, de Palmira, e hizo un llamado a irradiar sus experiencias a otros centros de la provincia.

«Siempre que vengo a esta escuela —apuntó— tengo el orgullo y el recuerdo de aquella inolvidable tarde en que el Comandante en Jefe la inauguró y dejó claro el compromiso de trabajar cada vez más por la calidad de la educación».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.