Avanza reanimación de escuelas en el campo

Ejecutan programas especiales en los concentrados de centros internos en el campo de las provincias orientales del país 

Autor:

Juventud Rebelde

CONTRAMAESTRE, Santiago de Cuba.— Los programas especiales para la reanimación de importantes concentrados de centros internos en el campo de las provincias de Guantánamo, Granma, Holguín, Las Tunas y Santiago de Cuba avanzan a buen ritmo, de manera que estamos hoy en mejores condiciones para ofrecer una educación de más calidad.

Así lo ratificó aquí el ministro de Educación, Luis Ignacio Gómez, tras participar en una reunión de evaluación de la marcha del Programa en el mayor concentrado de escuelas de este tipo en tierra santiaguera, popularmente conocido como Los Bungos.

El titular exhortó a trabajar de forma que el uso racional de los recursos se revierta, para trabajadores y estudiantes, en mejores condiciones de vida y trabajo, y como principio llamó a generalizar el espíritu de ahorro en todo el quehacer educacional.

«En la medida en que un libro, un uniforme, una instalación dure más tiempo, gastaremos menos y tendremos más dinero para otras necesidades», sentenció Gómez Gutiérrez, quien además convocó a docentes y alumnos a poner el trabajo, el ahorro, la eficiencia y la disciplina laboral, en el centro de sus empeños cotidianos.

En los 12 centros internos de las enseñanzas secundaria, preuniversitaria y politécnica pertenecientes a Los Bungos, el país invierte más de cinco millones de pesos, con un alto componente en divisas, que ya se traduce en significativas mejoras.

Según constató el titular, en todas las escuelas del concentrado se han eliminado las filtraciones, se dan importantes pasos para garantizar el abasto de agua potable, se instalan bebederos y equipos de refrigeración, para cocinar se sustituye la leña por gas y se introducen mejoras desde el punto de vista constructivo, que alcanzan hasta la sustitución de la carpintería por aluminio.

El significativo esfuerzo del país es reconocido por los alumnos y docentes, que impidieron que ninguna de las escuelas se cerrara, a pesar de las condiciones, y por la familia santiaguera, que nunca perdió la confianza.

Inversiones similares, significó Luis Ignacio Gómez, se suceden en los concentrados de Yara, en Granma; Niceto Pérez, en Guantánamo; Calixto García, en Holguín, y en Las Tunas.

El Ministro dijo sentirse satisfecho del espíritu encontrado, pues ahora se está en mejores condiciones para multiplicar el aprendizaje en secundaria básica por cuatro veces más y en el preuniversitario, por cinco, como pidió el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.