Economistas y Contadores de Cuba condenan liberación de Posada

Autor:

Juventud Rebelde

Con la misma indignación que estremece a nuestro pueblo y a los hombres y mujeres del mundo defensores de la paz y la justicia, los economistas y contadores de Cuba nos resistimos a contemplar, inmutables, la manera falaz en que el gobierno de Estados Unidos pretende continuar asegurando impunidad a Luis Posada Carriles, en tanto mantiene prisioneros a Cinco cubanos que únicamente trataban de evitar nuevos actos criminales planeados y ejecutados por terroristas como él contra nuestro pueblo y contra el propio pueblo norteamericano.

Los controvertidos dictámenes en que se debatieron en los últimos días los representantes de la Fiscalía, las autoridades del Servicio de Inmigración, la mafia anticubana de Miami representada por la defensa y la jueza Kahtleen Cardone, y que concluyeron en el otorgamiento de la libertad bajo fianza para Posada, develan otra vez la responsabilidad de la Casa Blanca en esta farsa, y su hipocresía.

Washington pretende aparentar estar a bien con la justicia cuando procesa al terrorista como inmigrante ilegal y por los delitos que se desprenden de haber mentido acerca de su entrada en Estados Unidos, mientras ignora los atroces crímenes del terrorista, sobradamente documentados en archivos del FBI y la CIA, desclasificados en los últimos años. El gobierno de Estados Unidos solo está evitando ventilar ante la opinión pública sus propias responsabilidades y las de anteriores administraciones, como artífices de la política de terrorismo de Estado implementada contra Cuba y otras naciones, y de la cual Posada Carriles es uno entre muchos ejecutores, que hoy se pasean libremente por las calles de Miami.

Ahora, la libertad condicional otorgada a un hombre que ha sido reconocido ante las Cortes de Estados Unidos como «un peligro para la comunidad», constituye un verdadero irrespeto a los propios estadounidenses, y tiene su costo político para la administración republicana.

Ciudadanos honestos han llamado a protestar el 11 de mayo en todas las ciudades de ese país contra la medida, y periódicos tan influyentes como Los Ángeles Times han considerado que este capítulo ha desnudado la hipocresía de la declarada guerra contra el terrorismo del Presidente Bush, quien le ha infligido así una mortal estocada a la ya debilitada credibilidad de su administración.

El grueso y sangriento expediente criminal de Posada es cada vez de mayor conocimiento público. Washington sigue teniendo solo dos caminos: o procesa a Luis Posada Carriles como terrorista, o deja que lo haga Venezuela, cuya demanda de extradición sigue siendo desconocida por la Casa Blanca.

Las Naciones Unidas serán el próximo escenario de esta batalla por la justicia, que cada vez acompañan más voces en todo el mundo en demanda del fin de la impunidad consagrada por Estados Unidos a Luis Posada Carriles.

Son las mismas voces, que también en nombre de la justicia exigimos la libertad de René, Ramón, Gerardo, Fernando y Antonio luchadores antiterroristas, que sufren crueles condenas por delitos que no cometieron.

La Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba como parte de esas voces, no callará, mientras la impunidad persista.

Exigimos que se haga Justicia.¡Prisión para el verdugo!

Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.