Presentación de Georgina Barreiro, ministra de Finanzas y Precios del Proyecto de Presupuesto del Estado para el 2008 - Cuba

Presentación de Georgina Barreiro, ministra de Finanzas y Precios del Proyecto de Presupuesto del Estado para el 2008

Destaca la Ministra que nuestro sistema permite obtener resultados extraordinarios con un mínimo de recursos

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Juan Moreno General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros

 Compañero Ricardo Alarcón de Quesada, Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Distinguidos invitados

Compañeras y compañeros diputados:

A través del Presupuesto del Estado, se materializa la política trazada desde los inicios de la Revolución, de elevar a niveles superiores el bienestar de su pueblo, garantizando la justicia social que caracteriza nuestro socialismo. Ni siquiera las limitaciones económicas que el país enfrenta desde inicios de los años 90, agudizadas con el recrudecimiento del genocida bloqueo del gobierno de los Estados Unidos, nos han hecho renunciar a ello.

La Batalla de Ideas, nacida del pensamiento revolucionario del Comandante en Jefe hace 8 años, abrió nuevas iniciativas que permiten avanzar aceleradamente en importantes programas sociales que impactan de forma significativa en el nivel y calidad de vida de la población cubana.

La ejecución presupuestaria de los últimos años, evidencia como el país ha destinado a la realización de programas sociales una importante cantidad de recursos. El indicador, que de forma más sintética lo demuestra, es el que se calcula comparando el Producto Interno Bruto, contra el total de los recursos que se destinan a financiar el gasto social, que incluye los sectores de educación, de salud, de seguridad y asistencia social, de vivienda y otros.

En Cuba este indicador se incrementa de un 22% en el año 2000 a un 36% en el año 2007, concentrándose el mayor crecimiento en los sectores de educación y salud, los que se aumentan durante estos años de un 11,5 a un 21,9%. Ni siquiera estas cifras expresan en su verdadera magnitud, el desempeño de Cuba en estas actividades, pues nuestro sistema permite obtener resultados extraordinarios con un mínimo de recursos.

Estos logros, han sido reconocidos en informes recientemente publicados por Organismos Internacionales, regionales y mundiales, encargados de estos temas.

Sólo a modo de ejemplo me referiré a tres de ellos:

• La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) concluyó en su informe anual, que Cuba es el único país de América Latina y el Caribe que cumplirá la Meta del Milenio de Educación para Todos, ocupando el primer lugar con un Índice Alto.

•El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su informe anual sobre Desarrollo Humano, clasifica a Cuba, entre los países con Desarrollo Humano Alto, siendo el país que con menos ingresos per cápita alcanza esta calificación. En ello inciden, entre otros, los indicadores de esperanza de vida al nacer y de educación.

•La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), al emitir su informe sobre el Panorama Social en América Latina y el Caribe, identifica a Cuba como el país de la región que más recursos destina de su Producto Interno Bruto para los gastos sociales, triplicando, como promedio, lo que destinan los países de la región a estos sectores.

Sin duda, estos son beneficios que disfruta nuestro pueblo, inimaginables para miles de millones en el mundo.

El 72% de nuestra población nació con la Revolución, por lo que ha vivido bajo los efectos del brutal bloqueo del gobierno de los Estados Unidos, el que ha ocasionado cuantiosas pérdidas; pero también ha crecido con acceso gratuito a la salud y a la educación a todos los niveles; con la cultura y el deporte como un derecho de todo el pueblo; con garantías a un puesto de trabajo; con un sistema de seguridad y asistencia social que da cobertura a la totalidad de la población; todo ello, sin discriminación alguna por sexo, raza, credo o ideología.

El reto mayor de las actuales y futuras generaciones de cubanos, es avanzar en la construcción de una sociedad cada vez más justa, en un mundo donde los más poderosos luchan por imponer políticas, que solo conducen a una sociedad más egoísta, en la que los ricos son cada vez más poderosos y los pobres más excluidos. Lo que Cuba ha logrado y logrará es y será ejemplo para los pueblos del mundo que luchen para construir un mundo mejor.

Para sostener y alcanzar niveles superiores de justicia social, el país requiere incrementar la producción de bienes y servicios con mayor eficiencia y calidad, incluyendo los servicios que se brindan en el sector social. No basta con tener los recursos, si estos no son usados de forma racional y eficiente y más grave aún es que se desvíen o sean usados en beneficio de unos pocos.

El sector presupuestado en nuestro país tiene ante si el reto de elevar a niveles superiores el control sobre los recursos presupuestarios. Lo más importante, no es crecer cada año en los niveles de gastos, sino garantizar que con los recursos disponibles se brinde un servicio eficiente y de alta calidad, conscientes de las reservas existentes en estos sectores. Para ello deberán aplicarse medidas que garanticen eliminar el despilfarro y elevar el control.

Las reuniones periódicas en los colectivos laborales, para analizar el Presupuesto y su ejecución, se convierten en una herramienta fundamental para lograr estos objetivos.

Compañeras y compañeros:

Antes de presentar las cifras del Presupuesto del Estado para el año 2008, permítanme realizar una breve exposición de la ejecución estimada del Presupuesto para el año en curso.

Arribamos a esta Asamblea tras haber realizado un proceso de análisis en todas las comisiones que la integran, donde se brindó una detallada información de cada partida que conforma el estimado de cierre del año y del proyecto de Presupuesto del Estado para el venidero. Adicionalmente los Diputados recibieron un documento con gran cantidad de información, lo que me permite referirme sólo a los aspectos más significativos.

Para concluir el año se prevé el cumplimiento de lo aprobado por esta Asamblea en la Ley del Presupuesto del Estado, estimándose un déficit no mayor de 1 912 millones de pesos. En correspondencia con el crecimiento esperado de la economía, este déficit no superará el 3,1% del Producto Interno Bruto, siendo inferior en un 0,1% a lo planificado.

Los ingresos al presupuesto se comportan en el entorno de los 38 700 millones de pesos, incumpliéndose en un 2% la cifra planificada, aunque los mismos crecen en 3 400 millones de pesos con relación al año anterior. Sólo el Impuesto de Circulación y sobre Ventas, no alcanza la cifra planificada, lográndose crecimientos en los restantes impuestos y aportes.

Debo mencionar como aspecto positivo, el significativo incremento de los ingresos relacionados con la eficiencia empresarial, estimándose alrededor de 900 millones de pesos adicionales, de los cuales 600 millones corresponden al Impuesto sobre Utilidades.

Los gastos presupuestarios se estiman en el entorno de los 40 600 millones de pesos, un 2% inferior a la cifra aprobada para el año. Aun así, sin deteriorar el déficit planificado, fue posible asumir el incremento de los gastos asociados a los aumentos de los precios de acopio y de importación de los alimentos, destinados a la entrega normada y al consumo social, estimándose una ejecución superior a los 2 300 millones de pesos, cifra que representa un incremento de alrededor de 500 millones de pesos en relación a lo gastado, para este fin, en el año 2006.

Se ejecutan casi 3 000 millones de pesos para respaldar el proceso inversionista en el país, correspondiendo la mayor parte de esta cifra a financiar los programas vinculados a obras de la Batalla de Ideas, así como al desarrollo de las infraestructuras de transporte, energética e hidráulica.

La Provisión para Desastres, se destinó al financiamiento de las pérdidas ocasionadas por intensas lluvias en las provincias orientales. Se respaldaron de forma inmediata los gastos asociados a la evacuación, a la reparación de viviendas en su primera etapa y a los trabajos de reparación de viales que se ejecutan, estimándose un gasto no mayor de 200 millones de pesos. Para el año próximo se planifican mayores recursos para el financiamiento de los restantes gastos asociados a la recuperación de los daños, fundamentalmente de viales y viviendas.

Compañeras y compañeros:

Permítanme ahora, comentar las cifras del Presupuesto del Estado para el año 2008.

El proyecto que se presenta es el resultado de un amplio proceso de análisis y conciliación con todos los Organismos de la Administración Central del Estado y los Órganos Locales del Poder Popular, con el objetivo de que el mismo garantice el desarrollo económico y social del país.

Se planifican ingresos por más de 39 100 millones de pesos, superiores en unos 400 millones, al pronóstico de este año. Se consideran crecimientos en todos los impuestos, tasas, contribuciones y aportes, excepto en el Impuesto de Circulación y Sobre las Ventas.

El total de gastos planificados para el año próximo está en el orden de los 41 700 millones de pesos, lo que representa un crecimiento del 2,7% en relación al estimado de cierre.

Para financiar los gastos corrientes de la actividad presupuestada se destinan 30 199 millones de pesos, cifra que supera en 2 000 millones el estimado para el presente año y que representa un crecimiento de un 7.2%.

Estos recursos garantizan el sostenimiento y la consolidación de las transformaciones que se vienen desarrollando en los sectores de Educación, Salud, Cultura y Deporte, destinándose para ello el 55% del total del gasto corriente de la actividad presupuestada.

Se planifican los recursos necesarios para mantener y desarrollar la capacidad combativa y las reservas materiales que garantizan los requerimientos de la defensa del país y la preservación del orden interior ante el recrudecimiento de la política de agresiones y amenazas del gobierno norteamericano.

Para el sector de Vivienda se inscriben más de 330 millones de pesos, destinándose el 56% de los recursos a la reparación y conservación del fondo habitacional, lo que representa un crecimiento de un 5,8% con relación a este año. Ello permitirá realizar 80 000 acciones adicionales vinculadas a la reparación y conservación del fondo habitacional con relación a las realizadas durante el año 2007, debiéndose realizar el próximo año un total 250 000, cifra que, aunque insuficiente aún, está en correspondencia con las posibilidades de recursos financieros y de fuerza de trabajo con que cuenta el país.

Las actividades vinculadas a los servicios comunales recibirán 1 320 millones de pesos, con lo que se pretende continuar y mejorar las actividades y tareas de higienización, la atención de parques y áreas verdes y otros servicios de importancia social. Dentro de este importe se destacan los 498 millones de pesos dirigidos al financiamiento de la reparación, conservación y el mantenimiento de viales.

Al pago de pensiones a beneficiarios de la Seguridad Social se destinan 3 950 millones de pesos, que representa un crecimiento de un 4% con relación a lo estimado para el 2007. Con ello se garantizará el pago a más de 1 millón 600 mil pensionados y se incrementaría la pensión promedio a casi 221 pesos.

Además de las cifras consideradas para la actividad presupuestada, el Presupuesto para el próximo año contempla más de 5 700 millones de pesos por concepto de transferencias al sector empresarial y a productores agropecuarios. Este importe es inferior a lo previsto para este año en 752 millones de pesos.

De ese total se han reservado 600 millones de pesos para el subsidio por pérdidas en empresas irrentables, financiamiento que se asignará previo análisis del Comité de Evaluación de Beneficios Financieros. Aunque la cifra aún es elevada, representa una disminución del 23% en relación al estimado para el presente año.

Se destinan 1 040 millones de pesos, para mantener el subsidio a la población de los productos que se entregan por la vía normada, siendo este subsidio mayor si consideramos que para ello, el país tendrá que gastar como mínimo 945 millones de dólares, cifra calculada a partir de los precios actuales y que como se conoce, estos tienen una tendencia al alza en el mercado internacional.

Para respaldar el proceso inversionista que se financia por el Presupuesto se planifican 2 000 millones de pesos, dando continuidad a los programas vinculados a las obras de la salud, la construcción de viviendas, y al desarrollo de la infraestructura energética, hidráulica y del transporte.

A partir de la experiencia de los últimos años, para enfrentar posibles desastres naturales, se crea una Provisión ascendente a 200 millones de pesos.

El balance entre los ingresos y los gastos, refleja un déficit de 2 574 millones de pesos, equivalente al 3,8% del Producto Interno Bruto, lo cual permite mantener la estabilidad de las finanzas internas.

Por lo expuesto hasta aquí, solicito a ustedes la aprobación del Presupuesto del Estado para el 2008, con la certeza de que el mismo se corresponde con las condiciones objetivas en que habremos de dar continuidad al desarrollo económico y social del país en el año próximo.

En vísperas del advenimiento del año 50 de la Revolución, a nuestros enemigos les decimos una vez más, que a Cuba no la tendrán jamás y a nuestros compatriotas, que solo unidos y trabajando, podremos avanzar en la construcción y el perfeccionamiento de la sociedad más justa de este mundo.

Muchas gracias

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.